22° GUATEMALA
18/05/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

La Universidad Da Vinci, sus redes criminales y su nuevo decano David Gaitán

La Universidad Da Vinci es conocida por vender títulos, nexos con banqueros procesados por corrupción y tener un oscuro origen desde su fundación. Además, contra exautoridades hay señalamientos de abusos y acoso sexual.

Redacción República
03 de febrero, 2022

En las Comisiones de Postulación que conforman los decanos de Derecho de 12 universidades del país (que tienen a su cargo elegir al nuevo Fiscal General), participa una cuestionada universidad, señalada de vender títulos, nexos con banqueros corruptos y el propio origen de la universidad que algunos vinculan a narcotraficantes del occidente del país. Así nació la universidad Da Vinci, entre señalamientos de lavado de dinero. A partir de su creación, se ha visto involucrada en una serie de escándalos que van desde el fraude académico, hasta acoso sexual.

Hoy, esta universidad carga con otro señalamiento. Se comenta que es utilizada, por medio de su novísimo decano David Gaitán, para presionar a los demás comisionados para que elijan a un candidato de la conveniencia de ciertos grupos autodenomínanos de la sociedad civil apoyados desde el extranjero.

De cara a la elección del próximo Fiscal General, la estrategia de esas personas y grupos fue la de infiltrar las comisiones de postulación por medio del decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Da Vinci, David Gaitán, con quién pretende incidir en el resultado de la elección.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

La universidad Da Vinci ha estado y rodeada de una serie de personajes que forman una red de influencia política y judicial. Algunos de ellos tienen conocido historial y otros estaban en la oscuridad, hasta ahora.

Los nexos del rector Cyrano Ruiz

Durante más de dos décadas, José Cyrano Ruiz Cabarrús se desempeñó como vicerrector de la Universidad Galileo y comenzó a tejer una estructura que lo llevaría a ser uno de los fundadores de la Universidad Da Vinci. Desde Galileo, logró acceder al cargo de presidente del Consejo de la Enseñanza Privada Superior (CEPS) en 2003, el cual aprueba la creación de nuevas universidades y vela por el buen funcionamiento de las ya aprobadas. Y fue aquí donde sus relaciones lo convirtieron no solo en un hombre rico, sino también en uno de los más cuestionados, según afirmó la periodista Dina Fernández desde su cuenta de Twitter en 1 de julio de 2021

Y fue una en particular la que marcó a Cyrano Ruiz, la amistad con José Guillermo Alfredo Cabrera Martínez, más conocido como Freddy Cabrera, que para entonces era presidente del Colegio de Abogados. Desde ahí, consigue también la presidencia de la Asamblea de Colegios de Profesionales que tiene a su cargo la designación del representante de ese colectivo al CEPS. Sin que hayan importado evidentes conflictos de interés, Freddy Cabrera consigue que lo nombren (también) en aquel Consejo desde donde pudo dar el voto decisivo para el nacimiento de la Da Vinci.

En 2012 se aprobó el funcionamiento de la citada universidad con el voto de Fredy Cabrera, quien asume como decano de Derecho durante cinco años. Mientras tanto, le entrega a Cyrano Ruiz US450,000.00 en cheques de bancos panameños como “aporte” para la universidad.

Para más inri, Cabrera también es cercano de uno de los políticos más cuestionados en el Congreso: Felipe Alejos, del partido TODOS. El congresista ha sido señalado de cometer actos de corrupción y de tener vínculos con Gustavo Alejos Cámbara, ex secretario privado de Álvaro Colom.

Cabrera fue candidato presidencial por el partido de Felipe Alejos, y durante la campaña presidencial realizó una defensa oficiosa de este último, luego que se le investigara por intentar manipular a la justicia, según el diario La Hora el 28 de mayo de 2020.     

Cabrera también ha sido vinculado con Roberto López Villatoro, alias "El Rey del Tenis”, según una publicación de elPeriódico el 8-4-19 en la nota titulada: Fredy Cabrera El candidato que opera para si mismo, escrita por el equipo de investigación,

“Este apadrinó a Cabrera en el ámbito político. “Roberto le enseñó a Freddy los procesos para amañar las elecciones de magistrados, jueces, y fiscales”, se asegura. Y fue esta amistad la que le sirvió para conseguir la presidencia del Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala en 2011. Además, medios internacionales como InSight Crime, dieron a conocer (el 18 de septiembre de 2019) que López Villatoro fue señalado por la CICIG de haber becado con maestrías en Derecho Penal, en la Universidad de Sevilla a 32 abogados y luego a 26 de los 47 integrantes de la postuladora.

El Oscuro camino a la Da Vinci

Durante su paso por la Universidad Galileo, Cyrano Ruiz dejó un rastro de manejos irregulares, fondos que nunca cuadraron y la sustracción de programas de enseñanza. Razones que llevaron a ser retirado de su puesto, aseguran fuentes internas de la Universidad Galileo.

Las autoridades de Galileo le pidieron se retirara y así sucedió. Fue entonces que Cyrano Ruiz y Luis Álvarez, comenzaron la creación de la Universidad Da Vinci por medio de la Fundación para la Educación Superior, Desarrollo y Actualización Profesional (Fundesdap). Esta entidad quedó inscrita en 2008.

Fundesdap tiene tres representantes legales, Cyrano Ruiz, Luis Álvarez y Luis Alberto Mérida Pérez. Este último, es además representante legal de la empresa “La Pachanga”, una organizadora de eventos y alquiler de mobiliario para fiestas.

En 2009, Cyrano Ruiz empezó a comprar ocho terrenos en Huehuetenango pagados en efectivo en una zona de elevado valor en la cabecera departamental, por un valor de Q7 millones. Posteriormente se empezó a construir los edificios con fines educativos por un monto de Q15 millones.

Las especulaciones del origen del dinero, sobre todo en esa área del país, no se hicieron esperar y es una sospecha que persiste hoy. La Universidad es la propietaria de los bienes inmuebles mediante la sociedad Manantial Abierto S.A.

Lo que es cierto y comprobable es que, desde la época de la Univrersida Galileo, Cyrano Ruiz había entablado una relación de negocios y personal con Fernando Peña, Presidente Ejecutivo de Banrural. Por eso desde el inicio de la Universidad Da Vinci existió una agencia de Banrural en el campus de Huehuetenango. Algunos excolaboradores relatan que allí empezaron los depósitos grandes en efectivo que no tenían nada que ver con alumnos.

Como se dijo, los grandes montos de dinero, la ubicación inicial de la UDV y la vinculación de personas que han sido sindicadas por el MP de lavado de dinero, hacen que las sospechas que ha habido desde el inicio de la universidad se mantengan y, en todo caso, aumenten.

Existen tres denuncias por lavado de dinero que se interponen por un español, un colombiano y un guatemalteco en 2018 contra la universidad y su rector del momento, Luis Manuel Alvarez Alvarez, su vicerrector José Cyrano Ruiz Cabarrús y su gerente financiera Glenda Mariel Osoy Lemus de Nieto. Estas denuncias se conexaron y están a cargo de la Fiscalía de Lavado; pero, aunque los expedientes están abiertos, no se registra avance.     

Fue así como Cyrano Ruiz, Luis Álvarez y Luis Mérida establecieron la sede de la universidad Da Vinci en la zona 4 de Huehuetenango. Y con la ayuda de su amigo Freddy Cabrera, no solo logró que se aprobara la universidad, sino que a cambio habría sido nombrado decano de la facultad de Derecho de la recién estrenada casa de estudios.

Cabrera aseguró que su relación con Ruiz comenzó cuando él era catedrático de la Universidad Galileo y Ruiz era el vicerrector. Acerca de su nombramiento como decano de la facultad, Cabrera comentó que a su salida del Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala, Ruiz le avisó que necesitaba un decano y así se concretó su llegada a la Universidad Da Vinci.

Pero los directivos de la UDV también se han visto involucrados en otro tipo de señalamientos.

Luis Alvarez, fundador y exrector, estuvo envuelto en una serie de conductas de abuso sexual y violencia contra la mujer, hechos que habrían ocurrido durante su período de tres años como rector (2017-2019).

Seis empleadas de la universidad habrían sido abusadas por Luis Alvarez, se dijo a este medio. Al rogarle las afectadas a Cyrano Ruiz su intervención, las despidió y pagó por su silencio.

Además de los casos de abuso, también había casos de acoso. Las catedráticas, alumnas y funcionarias acosadas sexualmente por la rectoría simplemente renunciaban y se iban. Pero empezó a generar demasiado ruido en 2019 cuando la esposa, del hijo de su esposa, su hijastro político Rodrigo Castellanos lo amenazó con hacer público que sostenía relaciones sexuales con su esposa. Situación que llevó al divorcio de Rodrigo y su pareja, y a la renuncia de Luis Alvarez como Rector.

Cyrano Ruiz convenció a la mujer de Rodrigo a no presentar cargos. También se ocupó de su socio: en una operación que simula una transacción laboral, se le otorgó Q50 millones por su jubilación pagaderos mensualmente durante 17 años principiando el 2019. La simulación la llevaron a cabo a través del Centro de Mediación del Organismo Judicial y se elevó a un Juzgado de Primera Instancia Laboral para ratificarlo y volverlo ejecutable, en caso la UDV no pague. Con ello supuestamente se jubiló, pero dejó en aprietos a la universidad que ahora lleva esto en sus estados financieros como una deuda.

Otro datos interesante es que una de sus más cercanas asistentes fue Ledy Darylé Fuentes de Paz, abogada ligada con las estafas de Jorge Roberto Montano Pellegrini. La mencionada habría constituido las sociedades. Luego se supo que también tenía una denuncia en el Ministerio Público por trata de personas en una casa de la zona 18. Esta denuncia se encuentra en la Fiscalía contra la Trata de Personas.

Como nota interesante, siendo el rector Luis Alvarez, contrató el inmueble ubicado en la 10 calle, 0-74 de la zona 9 de la capital para ser parte de los edificios administrativos de la Universidad Da Vinci. En este inmueble operó por mucho tiempo un afamado prostíbulo denominado Zeus.

Otra relación personal y comercial que deja muy mal parada a la UDV es la de Luis Alvarez y el ex superintendente de la SAT, Marco Tulio Abadío, condenado por varios delitos.

Luis Alvarez compró varios vehículos a Abadío, que era una de las formas que habría usado para lavar dinero, según se comprobó en el proceso contra Abadío y su hijo.

Al momento de la captura de los Abadío, Alvarez todavía tenía en su posesión un vehículo marca Mercedes Benz a nombre de Junior Vinicio Abadío Carrillo, y el Juzgado Tercero de Instancia Penal dirigido en ese entonces (2004) por Patricia Gámez, le giró orden de captura y secuestro a todos los vehículos de Junior Abadío.

Al abrir sus puertas, la Universidad Da Vinci de Guatemala pasó el vehículo Mercedes Benz a esa nueva sede, localizada en la Vía 6, 3-42 zona 4 capitalina. Se ocultó de las autoridades el automóvil hasta 2020, en el parqueo de piedrín de esa institución. En ese año, habiendo salido Abadío de la cárcel, el vehículo fue desmantelado y desapareció por piezas.

Los directivos de la universidad y la propia UDV, se han visto involucrada en varios escándalos como se puede ver; medios internacionales como InSight Crime, enun artículo el 2 de abril de 2018 por Ávalos, Puerta y Kelly, han calificado a la Universidad Da Vinci como una “universidad de cartón”.

Según los registros de CEPS, Da Vinci tiene nueve facultades con 46 grados entre maestrías y licenciaturas. Al observar más de cerca, asegura el artículo, la impresión es otra: una sola profesional es responsable de nueve carreras; y en total, 13 personas son encargadas de las 35 titulaciones.

“Aquí, al parecer, los estudiantes no importan tanto. La persona más importante en la Da Vinci es el decano de derecho, quien forma parte de la comisión gubernamental que el próximo 23 de abril presentará al presidente Jimmy Morales una lista con seis candidatos a suceder a Thelma Aldana, la fiscal general en funciones", publicó InSightCrime el 2 de abril de 2018.

La polémica llegada de Luis David Gaitán como decano

Y es precisamente la poca importancia de los alumnos, por debajo del decano, que para algunos analistas explica por qué la creación de esta casa de estudios. “Incidir en las comisiones de postulación, sería el fin último de haber creado la Da Vinci”, señala el medio InSight Crime desde la publicación del 2018.

Luis David Gaitán Arana, quien recién fue nombrado decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad Da Vinci, trabajó en la oenegé Acción Ciudadana antes de convertirse en mandatario de la desaparecida Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG). Según la UDV, Gaitán fue electo por su trayectoria, sin embargo, a nueve años de haberse graduado, dista de ser una con mucha experiencia.

Es extraña la presencia de una figura tan cercana a la CICIG, como Gaitán, con una universidad que la propia CICIG señaló en más de una ocasión, como lo hizo el medio InsightCrime.

Manfredo Marroquín, de Acción Ciudadana, asegura que el tema de los personajes oscuros vinculados a la UDV, lo ha discutido ampliamente con David Gaitán, y que el abogado le ha asegurado que la universidad ahora esta limpia.

“Él (Gaitán) me dijo que toda la universidad está en un proceso de cambio por temas internacionales de compliance, y que toda esa gente oscura ya no está allí. La mala fama de la UDV la agarró con el paso de Fredy Cabrera como decano”, asegura.

Sin embargo, Cyrano Ruiz, sigue siendo el rector y es quien tiene las relaciones con personajes involucrados en actos ilegales.

Y es así como hoy está en las manos de un abogado sin mayor experiencia, una universidad permeada por el crimen organizado y los intereses de políticos internos y externos, que Guatemala se prepara para otra elección. Una donde se definirá quien será el próximo Fiscal General.

Permanecen en silencio

Se intentó conocer la versión del decano de la Universidad Da Vinci, David Gaitán y del procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas. Sin embargo, ambos declinaron atender la llamada y solicitud por la vía electrónica.

Asimismo, se buscó hablar con el rector Cyrano Ruiz, pero su asistente aseguró que le trasladaría nuestra solicitud. También se le envió un correo electrónico al departamento de información de la universidad, pero no respondieron.

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER