18° GUATEMALA
07/08/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

¿Quiénes son los posibles candidatos presidenciales, a la fecha en Guatemala?

Así las cosas, y estando a tan pocos meses de la convocatoria a elecciones, es importante, cuando menos, conocer la lista de candidatos y partidos viables.  Se dice viables, porque siempre hay -en toda elección- partidos y candidatos que parecen participar por el gusto, pues sus posibilidades reales son escasas

¿Quiénes serán los candidatos a presidente para las elecciones de 2023?
Alejandro Palmieri
03 de agosto, 2022

Este año 2022 es el tercer año del período presidencial, municipal y legislativo y como se sabe, este año es el denominado preelectoral.  Su relevancia es particular, luego de las reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos del 2016 que adelantaron las elecciones a mediados de junio, es decir a justo un año de que se celebre la primera vuelta presidencial y elecciones legislativa y municipales.

Pero ese plazo no es tan importante como otro: estamos a 7 meses de la convocatoria, que el artículo 196 de la LEPP establece que debe hacerse en la segunda o tercera semana del mes de enero del año en que se celebren las elecciones.  Así, los tiempos electorales se adelantaron varios meses a causa de la referida reforma y por esa razón, este año tiene mayor relevancia en comparación con años “preelectorales” anteriores.

Más allá de lo que el partido de gobierno esté haciendo -como lo han hecho todos- respecto a promocionar obras -las pocas que han hecho- y empujar al que aparentemente será su delfín, todos los demás partidos y precandidatos están, desde hace ya un tiempo, en actividades con miras a las elecciones.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Con mala intención, pero con discurso de transparencia y de mejoría normativa, esas reformas a la LEPP empujadas por la CICIG y aprobadas por las bancadas afines, introdujeron no solo la reducción del período de campaña, sino que redujo significativamente también el techo de costo de las campañas; pero sin duda la reforma que más nociva resultó -y la introducida con más maña fue la inclusión del artículo 94Bis que dice textualmente:

Artículo 94 Bis. Propaganda ilegal de personas individuales. No será inscrito como candidato quien haga campaña a título individual a cargos de elección popular publicitando su imagen, en los diferentes medios de comunicación social, antes de la convocatoria oficial de elecciones sin perjuicio de las sanciones que procedan en contra de la organización política, las asociaciones y fundaciones que lo promuevan. Previo a la sanción deberá agotarse el procedimiento establecido en el Reglamento.

Esta norma permite la interpretación antojadiza de un funcionario administrativo y puede dejar fuera de la contienda a más de un candidato.  Todo, se recalca, a criterio antojadizo de un funcionario. 

Esa norma ya ha sido cuestionada de inconstitucionalidad, pero a la fecha la Corte de Constitucionalidad no ha entrado a conocer y ha dado largas al tema.  Se espera que conozca y resuelva conforme a Derecho y la declare inconstitucional por violar varios preceptos constitucionales, entre ellos el derecho a la libre emisión del pensamiento.

Lo anterior es relevante, sobre todo a la luz del reducido período de campaña, porque más allá de conocer a los candidatos que pelearán por los distintos puestos a elección popular, se deben conocer sus propuestas y, como líderes políticos que pretenden ser, deben estar presentes y pronunciarse sobre el acontecer nacional en todo tiempo y no solamente durante unos pocos meses de campaña.

Así las cosas, y estando a tan pocos meses de la convocatoria a elecciones, es importante, cuando menos, conocer la lista de candidatos y partidos viables. Se dice viables, porque siempre hay -en toda elección- partidos y candidatos que parecen participar por el gusto, pues sus posibilidades reales son escasas.

Al 8 de junio de este año, el Tribunal Supremo Electoral da cuenta de 22 partidos políticos inscritos, pero algunos de ellos están en proceso de cancelación y su participación en las elecciones del 2023 está en duda.  A esos -menos los que no participen por cancelación- hay que agregar que existen 36 Comités para la constitución de Partidos Políticos, aunque no todos lograrán llenar -previsiblemente- los requisitos de constitución antes de la convocatoria.  De esos 36, solamente 7 han presentado suficientes adherentes como pare ser inscritos, aunque todavía falta que los listados sean depurados.  

De todos esos partidos inscritos y que no serán cancelados a tiempo, más los comités que lograrán cumplir los requisitos de ley antes de la convocatoria, se puede sacar en limpio un listado de posibles candidatos a esta fecha.

Alfonso Alonzo

El partido FCN que llevó a la presidencia a Jimmy Morales y al que se le había iniciado un proceso de cancelación, sigue vivo y todo apunta a que postulará a Alfonso Alonzo, ex ministro de Ambiente de Morales. FCN-Nación consiguió poco más de 180,000 votos en las elecciones pasadas y presumiblemente contarán con ese caudal mínimo para las elecciones de 2023, aunque aquello fue resultado de la “inercia” del gobierno y el uso de los recursos del Estado.  Muy probablemente no consiga eso en esta ocasión.

Julio Rivera Clavería

Julio Rivera Clavería se menciona como candidato de VIVA, partido que en 2019 postuló a Isaac Farchi y consiguió cerca de 260,000 votos.  Rivera fue viceministro de Gobernación y ha estado involucrado en temas de seguridad y justicia por varias décadas.

Isaac Farchi

Isaac Farchi, ex candidato de VIVA se menciona como posible candidato de un partido nuevo llamado Azul.  Farchi llega a la candidatura en 2019 por default en lugar de Zury Ríos.  El caudal electoral obtenido en esa elección es atribuible al partido y a su estructura, no tanto al candidato.  Aunque se menciona como posible candidato, otras fuentes consultadas dan cuenta de que finalmente no participará.

Zury Ríos

Por su parte, Zury Ríos es la candidata -presumiblemente- del partido Valor.  En el 2013, Ríos pudo participar como candidata y obtuvo 288,000 votos.  En las elecciones de 2019, como se mencionó, no pudo participar y en estas próximas elecciones se especula que lo volverá a hacer, pendiente de que las instancias electorales y constitucionales resuelvan favorablemente su solicitud de inscripción. 

Ricardo Sagastume

El partido Todos ha postulado (de manera preliminar) a Ricardo Sagastume, un abogado con amplia trayectoria en cámaras y gremiales de toda índole.  Tuvo un fugaz paso como Ministro de Economía en el gobierno del Partido Patriota.  Como dato curioso, su nombramiento se dio solo unos días después de que Sagastume hubiese llamado “corrupto y ladrón” a Pérez Molina.  Fue candidato vicepresidencial del abogado “Freddy” Cabrera. Esta sería la primera participación como candidato presidencial.

Antonio Malouf

Otro ex ministro de Economía, esta vez del actual gobierno, se menciona como candidato por el partido CREO.  Se trata de Antonio Malouf, ex presidente de CACIF y ministro de Economía de Giammattei durante los dos primeros años de su gobierno.  El partido CREO ha postulado en el pasado a Roberto “Canela” González como candidato a alcalde capitalino y como candidato presidencial.  Malouf formó parte -y luego renunció- del comité ejecutivo del partido UCN del ahora detenido en Estados Unidos, Mario Estrada.

Manuel Conde Orellana

El partido Vamos, que llevó a Alejandro Giammattei a la presidencia en 2019, postulará a Manuel Conde Orellana, un político de larga data y actual diputado.  Conde acompaña a Giammattei desde hace un tiempo en sus giras por el interior en actos de inauguración, donde él -Conde- pronuncia discursos laudatorios hacia el presidente y su gestión.  Se presume, además, que también será candidato por el Partido de Avanzada Nacional (PAN) por el que es diputado.  

Los guatemaltecos votaron por Alejandro Giammattei en las elecciones de 2019.

Roberto Arzú

Roberto Arzú, quien fue candidato de ese partido, el PAN, y de Podemos en las elecciones pasadas y consiguió 267,000 votos, ahora se ha mencionado como posible candidato de Podemos, aunque algunos descartan esa posibilidad aduciendo que ya no tiene el respaldo de ese partido.  Como sea, obtuvo un 5to lugar en 2019 detrás de Thelma Cabrera.

Thelma Cabrera

El Movimiento de Liberación de los Pueblos (MLP) es el “brazo político” de CODECA y postulará a Thelma Cabrera; esa agrupación ha confesado cometer el delito de hurto de fluidos (energía eléctrica) por lo cual recibe una millonaria cantidad de dinero de forma ilícita que indudablemente financió la campaña pasada del MLP y lo volverá a hacer en esta próxima elección.  Cabrera obtuvo 456,000 votos, aunque el MLP logró solamente una diputación.

Oscar Rodolfo Castañeda

Será el candidato del partido de reciente creación, Unión Republicana.  Castañeda se ha dedicado a la publicidad y relaciones públicas, además de ser Abogado y Notario.  Castañeda fue fundador del PAN, del que fuese candidato presidencial en 2007, consiguiendo poco más de 83,000 votos.

Edmond Mulet

Participará con Cabal, un partido (en formación) que organizó luego de las elecciones pasadas, donde fue candidato por el Partido Humanista.  Quedó en el tercer lugar con casi medio millón de votos (493,349) detrás del actual presidente y de Sandra Torres.  Cabal aún no se inscribe y depende de ello y de que pueda celebrar las asambleas de Ley a tiempo para competir nuevamente.

Enrique Degenhart

Ha sido mencionado como posible candidato del Partido Unionista, pero hasta ahora es solamente un rumor que no ha sido confirmado por el partido, o por el posible candidato.

¿Y Sandra Torres?

Hasta hace unos pocos días, era seguro que Sandra Torres sería candidata por la Unidad Nacional de la Esperanza, partido que llevó a la presidencia a su exesposo, Álvaro Colom de quien ella se divorció “para casarse con Guatemala” -como dijo entonces- pero eso ahora se pone en duda luego de que un amparo definitivo ordenara anular las asambleas llevadas a cabo con la convocatoria de la secretaria General (Torres) y no del Comité Ejecutivo respectivo.  Se menciona la posibilidad de que, ante esta situación, sea candidata de otro partido (uno de ellos llamado Partido Político Nosotros, creado por su yerno) y entonces participe por tercera vez.

Torres ha sido candidata dos veces (2015 y 2019) obteniendo en la más reciente elección 1,123,000 votos que le consiguió, por segunda vez, el segundo lugar.

Queda esperar al 2023

Seguramente el anterior listado será distinto para junio del otro año, es decir, cuando los guatemaltecos vayamos a las urnas en primera vuelta. El listado se puede ampliar, pero sobre todo reducir y en esta ocasión no solamente porque algunos candidatos desistan de participar al ver sus exiguas posibilidades, sino porque existe un temor fundado de que no se permita la participación de determinados candidatos de oposición. Se menciona a dos magistrados del TSE como quienes, desde su posición, estarían implementando esa intentona; los autores materiales, digamos, pero los autores intelectuales del supuesto bloqueo serían personas con mucho poder allegadas a la presidencia.  

La polarización y división ideológicas han hecho de la discusión política una lucha sin cuartel, pero si en lago podemos estar de acuerdo unos y otros -menos los que pretenden bloquear candidatos, claro- es en que debemos tener elecciones libres sin bloqueo a candidatos. Si los guatemaltecos nos logramos poner de acuerdo tan solo en eso, daremos un buen paso en la dirección correcta. 

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER