19° GUATEMALA
27/01/2023
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Elecciones Guatemala 2023
Elecciones Guatemala 2023
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Deportes
Deportes

¿Tiene la Seattle International Foundation un netcenter?

Los datos arrojados por la investigación realizada apuntan a que la SeaIF tiene, utiliza o es apoyada por un netcenter

Ilustración del informe: Bots, Netcenters y Combate a la Impunidad. (CICIG)
Alejandro Palmieri
02 de diciembre, 2022

El uso de las redes sociales provee una plataforma para obtener y diseminar información; el intercambio de ideas entre individuos y entidades, de distintas partes del mundo y en tiempo real -inmediato- es esencial en un mundo globalizado.  Sin embargo, el abuso de esa facilidad ha provocado, también, desinformación y ataques generalizados.  Que algunos individuos lo hagan es virtualmente imposible de evitar; desde hace mucho tiempo, pero luego de la elección de Donald Trump en 2016, los moderadores en las redes sociales incrementaron su actuar para tratar de controlar a los trolls (haters) y a los botsha llegado al punto que muchas veces publicaciones de personas reales con genuinas intenciones han sido eliminadas por los moderadores, simplemente porque les ha parecido ofensivo.  El abuso generó un excesivo celo en la “moderación” lo que también resulta abusivo.

Entonces, que algunos individuos, por motu proprio o como parte de una estructura de netcenter participe en troleo es inevitable; la consecuencia usualmente es una pérdida en reputación en la red social y la identificación por parte de la comunidad como eso, como troll; pero que lo haga una institución (empresa, fundación, etc.) es algo que escapa a toda lógica y debe obedecer a que esa institución ha diseñado exprofeso una estructura de netcenter.

Una práctica usual de las cuentas que integran o pertenecen a un netcenter es que siguen a las cuentas de personas o instituciones a las que desean amplificar, pero también a las que desean atacar.  De esa cuenta, es característico que sigan muchas más cuentas de las que le siguen a ellas.  Aunque no es un parámetro definitivo para identificar a una cuenta real, es usual que una persona o institución tenga muchos más seguidores que cuentas que ellos siguen.  Así, por ejemplo @elonmusk sigue a 118 cuentas, mientras que a él lo siguen 102.8 millones de cuentas; @WOLA_org (la cuenta de Washington Office on Latin America) sigue a 1537, pero la siguen 47 mil; @USAID sigue apenas a 871 cuentas, pero la siguen casi 920 mil.  El patrón es obvio.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Por ello, resulta muy extraño que una institución (fundación) que tiene como misión “Promover la gobernanza y la equidad en Centroamérica a través del Estado de derecho y el fortalecimiento de la sociedad civil” como la Seattle International Foundation (@SeaIF) en Twitter tenga 8221 seguidores, pero esa cuenta siga a 8602 cuentas, es decir, más que sus seguidores.  La proporción no cuadra para el comportamiento usual de las cuentas institucionales, como vimos.

Si a ello se agrega que muchas de las cuentas a las que la institucional sigue pueden ser caracterizadas como troll, netcenter o incluso como cuentas falsas, el involucramiento de la cuenta institucional -la de la @SeaIF- en esa estructura criminal, resulta perfectamente claro.

A raíz de que algunas cuentas en Twitter, desde algunos meses atrás, han tenido una inusual participación en la narrativa en contra del sector privado organizado de Guatemala, específicamente en contra del CACIF se dieron las condiciones para analizar su comportamiento e interrelaciones.  De esa cuenta, se procedió a analizar las siguientes:

 

 

Lo primero que observamos son las fechas de creación de cada cuenta y la cantidad de amigos. Vemos que, todas las cuentas fueron creadas entre el año 2009 y el 2011 (@udefegua en 2013 y @ccinocoficial en 2021) @cejil, @FUNDESA y @SeaIF las más antiguas.  

A ello se le añade la distribución de los amigos, seguidores y el volumen de tweets de las cuentas (status). 

 

Se puede ver, gracias a la asimetría de las cajas, una gran dispersión de los datos en las tres variables, es decir que el número de amigos, seguidores y tweets es altamente variable entre las cuentas.  Sin embargo, se aprecia que las cuentas @SeaIF@cejil con 8602 y 4140 amigos respectivamente poseen una frecuencia de amigos no habitual. Mientras que, las cuentas @WOLA_org y @cejil presentan un comportamiento atípico en la cantidad de seguidores; finalmente, para el volumen de tweets no se observa ningún comportamiento atípico. Se destaca que, las cuentas cejil, @FUNDESA@WOLA_org son las que tienen mayor volumen de tweets. 

La fecha de creación de los seguidores (amigos) de esas cuentas también es un dato revelador. Alrededor de 2009 -con el auge de la red social- fueron creadas varias cuentas de seguidores; eso no es atípico, pero sí lo es que tanto @SeaIF como @cejil tuvieron un auge de seguidores creados en la segunda mitad de 2011, luego otro auge en 2015 y finalmente un auge inusual en 2019.  Es de resaltar que ese comportamiento no se observó con ninguna de las otras cuentas analizadas. 

Pero no solo se trata de seguidores (amigos), sino que se trata del comportamiento inusual que reportan dichas cuentas, lo que es indicativo de un netcenter.

¿Qué es comportamiento inusual? De acuerdo con las herramientas utilizadas -y en la experiencia de quienes realizaron la auditoría- una cuenta con comportamiento inusual es aquella que muestra uno o varios de los siguientes elementos:

1. Nombre y/o foto falsos, ficticios o tomados de otra cuenta real.

2. Relación de amigos/seguidores desproporcionada a favor de amigos (es decir, que esas cuentas siguen a muchos más de los que las siguen a ellas).

3. Teniéndo muchos amigos, su relación o nivel de interacción es poca relativamente.

4. Los temas que abordan son consistentemente los mismos, aunque se trate de esconder con contenido como fútbol, etc.

5. Muy pocos seguidores (menos de 10 muchas veces)

6. Fecha de creación de años atrás, pero con muy pocos seguidores e interacción.

 

Ese comportamiento “inusual” es lo que permite a los expertos determinar que una cuenta es, muy probablemente, parte de un netcenter.  ¿Se pueden equivocar?  Por supuesto.  No son métodos infalibles, pero sí probados y con resultados consistentemente certeros.

La siguiente tabla indica la frecuencia de amigos inusuales de cada cuenta. Se encontró que la cuenta SeaIF tiene un total de 2.454 amigos inusuales. Luego, la cuenta ccinocoficial posee 555 amigos inusuales, y, cejil muestra un total de 266 amigos inusuales. 

 

La fecha de creación de esas cuentas con comportamiento inusual es también relevante; la coincidencia de picos de fechas de creación entre @SeaIF y @ccinocoficial es reveladora:

 

Como se dijo en una nota anterior, la existencia de netcenters no es nada nuevo y son estructuras utilizadas tanto por sectores de derecha como de izquierda (fachos y chairos, en jerga tuitera) pero que una fundación como @SeaIF tenga esa relación tan estrecha con cuentas de netcenter es más que revelador, es indicativo de que acuerpa la narrativa de las cuentas inusuales y, posiblemente, incluso las coordina.  Un comportamiento inusual, ciertamente, para una fundación como esa. 

Los amigos o seguidores de @SeaIF parecen cumplir un patrón de comportamiento, además; las cuentas analizadas mostraron el siguiente comportamiento:

 

 

La gráfica anterior muestra cómo, con mucha mayor frecuencia, las cuentas de amigos de @SeaIF se “metieron” a discusiones iniciadas por otras cuentas; con mucha menos frecuencia publicaron tuits “originadores”.  Ese comportamiento es indicativo de cuentas creadas para contradecir o trolear a otros e intentar cambiar la narrativa de los hilos o conversaciones en las que participaron.  Es oportuno recordar que la posibilidad de responder a tuits no estuvo presente originalmente, sino hasta un año después del nacimiento de la red social.  

 

Así, se puede ver que de las cuentas analizadas (cerca de 2500) el mayor porcentaje de ellas, como también el mayor porcentaje de tuits y re-tuits fueron de las que tienen menos de 500 seguidores (62%).  De nuevo, indicativo de un netcenter que, como ha sido la tesis del estudio y de esta nota, opera de manera tal que se puede asumir que lo hace con pleno conocimiento y/o dirección de @SeaIF.  

 

 
SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER