22° GUATEMALA
24/01/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Chapines en USA
Chapines en USA
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Bajas en la tropa

Luis Gonzalez
09 de septiembre, 2018

Bajas en la tropa ESTE ES EL TEMA EN EL BLOG DE HISTORIAS URBANAS DE JOSÉ VICENTE SOLÓRZANO AGUILAR.

El otro día me encontré en Plaza Fontabella con mi amigo Quique Rodríguez. Tenía meses de no verlo. Le dio derrame el año pasado y le pregunté qué tal se sentía. A su vez, se acordó de “aquella morena que fue tu novia”. En eso me comentó que Lepe, fotógrafo conocido nuestro, murió de cáncer.

Yo ni enterado estaba.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

–La última vez que lo vi –hice memoria tras preguntarle “no hombre, ¿en serio?”– fue hace tres o cuatro años, a la salida del chance. Estaba esperando a su pareja. Platicamos un rato, la muchacha salió y de ahí cada quién se fue por su lado.

–¿Dejó hijos, usted?

–Que yo sepa, solo uno.

Pensé que Quique andaba en microbús, cumpliendo con sus labores de mensajero. Le pregunté si podía darme jalón al centro; me aclaró que iba en moto. Me imaginé a punto de venirnos al suelo si un carro nos pasaba dando un topón. Mejor no, gracias.

De vuelta en casa me puse a averiguar la fecha del fallecimiento de Lepe. Teclié el nombre completo en redes sociales. Y ahí apareció la nota de duelo, fechada el 28 de septiembre del año pasado. No mencionaba en qué lugar iban a velarlo. Tampoco especificaba dónde comenzó la multiplicación acelerada de células: ¿el estómago, la garganta, los pulmones?

Siempre nos encontramos con gente que quisiéramos ver con más frecuencia, más allá del aula o la oficina. Lepe tenía camino recorrido en el medio periodístico y el ambiente teatral capitalino. Las pláticas que tuvimos superaron los malentendidos que tuve al comienzo. Hombres como él viven lo suficiente para compartir sus conclusiones acompañados de un cigarrillo, un trago de vodka o una taza de café.

Se supone que estamos más comunicados e informados gracias a los avances en telecomunicaciones; necesité una emisión de Radio Bemba para saber que hubo una baja en mi tropa. A pocos días del cabo de año va mi saludo a la memoria de Luis Enrique Pereira Estrada; Lepe era su acrónimo.

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR