21° GUATEMALA
27/11/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Cómo el cierre total por Covid-19 impactó la movilidad

Sandra Vi
08 de junio, 2020

Marielos Velásquez es gerente de Ventas con diez años de experiencia y madre de Abigail y Ernesto. La llegada del Covid-19 trajo a su vida nuevos desafíos en el hogar y en el trabajo.

Uno de los mayores retos a los que se ha enfrentado Marielos durante el Estado de Calamidad Pública, decretado por Gobierno de Guatemala el 9 de marzo de 2020, fue el confinamiento estricto y la parálisis económica.

Durante tres fines de semana continuos ella junto a cientos de guatemaltecos estuvieron bajo estrés y preocupación porque Guatemala estaba en un cierre total de actividades.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

El primer confinamiento total fue anunciado 14 de mayo en cadena nacional. Inició a partir de las 17:00 horas del jueves hasta las 5:00 horas del lunes 18 de mayo.

  • Te puede interesar:

El coronavirus apaga los motores de la industria automotriz

Esta situación causó nervios y estrés en Marielos y la población, porque disponían de pocas horas para hacer sus compras. Tuvieron que hacer largas filas en los supermercados, mercados y tiendas de barrio más cercanos para realizar sus compras.

Este caos se volvió a repetir el fin de semana del 23 y 24 de mayo, nadie podía estar en la vía pública y todo el comercio fue cerrado.

Cambios en la movilidad

Para el analista Charles Hess, de la firma CABI Data Analytics, quien lleva un análisis cercano de los efectos del Covid-19 en Guatemala y el mundo, el encierro generó que se incrementara en un 40 por ciento el movimiento entre semana.

Indica que los datos analizados por la consultora reflejan que los cambios en la movilidad se deben a la incertidumbre que se generó en la población la repentina decisión un cierre total de actividades en el país.

“Esto hizo que las personas no tuvieran tiempo de planificación para estos cierres y buscaran abastecerse de bienes en los supermercados los días posteriores y antes del cierre por el miedo de que el cierre fuera más largo”, añade Hess.

En la siguiente gráfica se puede observar que solo la movilidad residencial creció durante el Estado de Calamidad, el resto de actividades o sectores registran datos negativos.

Según sus estimaciones, el encierro generado en los fines de semana del 14 al 17 de mayo y el del 23 y 24 de mayo, generó que los días entre estas semanas -lunes 18 al viernes 22- se incrementara en un 40 por ciento el movimiento en supermercados.

“En la semana anterior -11 al 14 de mayo- se observó una movilidad de 38 por ciento debajo de los niveles anteriores a la crisis. Sin embargo, luego de que se anunciara el cierre, este promedio se incrementó a 23 por ciento. Teniendo dos picos el lunes y viernes de esta semana, los días después y antes del encierro“, añade Hess, gerente general de CABI Data Analytics.

Otros sectores

En el caso del segmento Comercio y Recreación el lunes 9 de marzo se reflejó una baja del -5 por ciento en la movilidad, y el 25 de mayo la caída fue de -47 por ciento.

Pero en el sector Residencial el domingo 15 de marzo se elevó al 4 por ciento la movilidad, y los registros hasta el 25 de mayo llegaron la 22 por ciento.

A nivel mundial la crisis laboral ocasionada por el coronavirus afectó a millones de empleos a tiempo completo. En el caso de Guatemala, según la gráfica de CABI Data Analytics, el domingo 15 de marzo se registró una caída del -3 por ciento.

Caída que comenzó a registrarse durante los siguientes días hasta llegar al -40 por ciento el 25 de mayo.

Según Charles Hess los datos reflejan que el sector de supermercados tuvo este comportamiento porque los otros sectores no son de necesidad básica.

Agrega que el problema se observó no por el cierre, sino por la poca anticipación con la que se dio la noticia.

“Esto genera incertidumbre, miedo y genera una disrupción en las expectativas y planes de las personas y familias, los cuales buscan adaptarse a posibles circunstancias que puedan dar en el futuro, reaccionando en llenar las despensas de las casas para prepararse para cualquier eventualidad”, concluye Hess.

  • Te sugerimos leer
SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER