15° GUATEMALA
23/01/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Chapines en USA
Chapines en USA
Inmobiliaria
Inmobiliaria

¿Ayudan las estrategias de movilidad impuestas a frenar el Covid-19?

Sandra Vi
06 de julio, 2020

Los gobiernos se afanan por frenar el Covid-19 e implementan una serie de estrategias para detener el virus, a pesar de que se sigue expandiendo a lo largo del planeta. Algunos países ven indicios de que la expansión de la pandemia se desacelera, mientras que otros tienen que cambiar sus planes sobre la marcha.

Desde que Guatemala decretó el Estado de Calamidad por el Covid-19 se han realizado diversas acciones para evitar la propagación del Covid-19 y reducir su impacto, éstas han pasado de 15 días a semanas y meses. Pero, ¿funcionan las acciones de movilidad que el país está implementando para enfrentar el coronavirus?

Charles Hess, CEO de CABI Data Analytics, explica que algunas de las estrategias impulsadas como el toque de queda, el confinamiento total de los fines de semana y la circulación de los vehículos por número de placa, han tenido escasos resultados.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

“Durante el Estado de Calamidad se han observado tres distintas estrategias del Gobierno para reducir la movilidad de los guatemaltecos, sin embargo, no se han logrado obtener todos los resultados esperados en las estrategias”, explica Hess.

¿Son efectivas las estrategias?

El gerente general de CABI Data Analytics, analiza el toque de queda, primera estrategia que el Gobierno puso en marcha, y que se ha mantenido durante los últimos meses; una medida que ha provocado la aglomeración de personas en los días que es permitida la movilidad.

“Esta estrategia ha mantenido, entre la segunda quincena de abril hasta el 14 de mayo, una caída del 29% de la movilidad, y un promedio en esas fechas de 36.5% en la reducción de la movilidad, que alcanzó el 43%“.

Agrega que durante el confinamiento total de los fines de semana, impuesto a partir del 15 de mayo hasta el 31 de mayo, se observó un panorama mucho más volátil, es decir, que se redujo la movilidad en un 12%, una caída máxima de 92% y un promedio del 50.7% en la reducción de la movilidad.

Según Hess, la prohibición de circulación de vehículos, modalidad que inició desde el 1 de junio hasta la fecha, ha tenido un resultado de un pico máximo de 26%, un mínimo de 91% y un promedio de 33.6%.

Esto significa que “el desempeño de reducir la movilidad entre el toque de queda y los cierres en fines de semana muestran una amplia diferencia en el máximo de caída y en el promedio diario por lo cierres en fines de semana, sin embargo, estos cierres generan un incremento de movilidad entre semana, lo cual genera una mayor aglomeración de personas”, afirma el analista.

En la siguiente gráfica se puede identificar que cuando inició la pandemia se observó una reducción de movilidad en los supermercados y comercios de hasta un 50% y 75%, respectivamente.

Si deseas más información sobre este tipo de estadísticas visita CABI Data Analytics.

Incremento de aglomeraciones

Según la consultora CABI Data Analytics, el análisis de los datos de movilidad refleja que durante los días que no hubo restricción por el Covid-19 se incrementó la aglomeración de personas, debido a los cierres totales de los fines de semana, es decir, es el pico máximo de caída.

“Las personas tienen que realizar sus movimientos los pocos días que no hay restricciones, lo cual genera menos oportunidades para realizar compras y actividades diarias. Lo cual se traduce en un incremento de aglomeraciones“, confirma Hess.

El CEO de CABI Data Analytics aclara que los resultados entre el toque de queda y movilidad según la placa del vehículo son muy similares, mostrando un pico máximo y un promedio inferior en el toque de queda, mientras que el mínimo es mayor en las placas por los cierres del domingo.

“Debido a que la movilidad no se cayó en el promedio y en el pico, representa que las personas mantuvieron su movilidad, sin embargo, se limitó la cantidad de vehículos en los que se permite transitar, obligando a las personas a compartir vehículos para movilizarse de la misma manera. Esto genera que se incrementen las aglomeraciones dentro del vehículo“, concluye el analista.

Impacto de las medidas

Según la Cámara de Industria de Guatemala (CIG), el 79% de empresas agremiadas ha tenido una reducción de ventas debido a las restricciones de cuarentena, toque de queda y clasificación de empresas en las actividades esenciales y no esenciales.

Javier Zepeda, director ejecutivo de la CIG reconoce que existen negocios que se han visto más afectados, como la gremial de calzado, industria de helados, industria textil, así como la industria de restaurantes, sumado a la industria de gimnasios y sector turístico.

Reapertura responsable

El sector empresarial espera que pronto se den las condiciones para reactivar la economía.

Nils Leporowski, presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), dice que es necesaria una apertura responsable “a medida que va pasando el tiempo va a ser peor, las empresas están sumamente golpeadas”.

Cree que se debe comenzar con los sectores de menor riesgo de contagio y abrir los centros comerciales implementando protocolos y también en forma paulatina.

Leporowski considera que mantener cerrados los centros comerciales no es lógico, ya que en estos se pueden implementar protocolos. “Se puede establecer el distanciamiento físico, controles desde que se entra al parqueo, toma de temperatura, y no abrir al inicio los food court. Otros sectores que se deben abrir son restaurantes, comercios y el transporte”.

Te interesa comunicarte con CABI, ve a este link:

https://bit.ly/3gFmsKs

  • Te sugerimos leer
SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR