19° GUATEMALA
25/09/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Felipe y Jakelin murieron en custodia de EE. UU., pero pudieron ser salvados

Henry Pocasangre
15 de julio, 2020

Los dos niños migrantes de Guatemala que murieron en 2018 bajo custodia de la Patrulla Fronteriza (CBP, en inglés), pudieron ser salvados, aseguró una experta.

Los menores fueron detenidos después de llegar a Estados Unidos con sus padres en 2018 pudieron haber sido salvados si los agentes y trabajadores de salud hubieran dado los pasos adecuados para asegurar su atención médica, aseveró Fiona Danaher, pediatra en el Hospital General de Massachusetts y profesora de la Escuela de Medicina de Harvard, quien envió cartas al Congreso, reportó NBC News.

Felipe Gómez Alonzo, de 8 años, y Jakelin Caal, de 7, murieron de influenza y de sepsis, respectivamente, mientras se encontraban bajo custodia de la Patrulla Fronteriza en diciembre de 2018.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

En ese entonces la CBP, que está a cargo de la Patrulla Fronteriza, dijo que los apartados lugares por los que los niños llegaron a EE.UU. y las arduas travesías que tuvieron que soportar complicaron su atención médica, por lo que exoneró a los agentes de cualquier responsabilidad en sus muertes.

Felipe Gómez Alonzo, un niño guatemalteco que murió en 2018. (Foto República: Archivo)

Se pudieron salvar

La experta revisó declaraciones de testigos y reportes de las autopsias de Gómez y Caal. En una carta al padre de Gómez la experta dijo que los trabajadores clínicos que revisaron al menor “pasaron por alto importantes pistas de la severidad de su enfermedad, y prescribieron los medicamentos equivocados para tratarlo”.

“Cuando usted pidió después a los agentes de la Patrulla Fronteriza que llevaran a Felipe de vuelta al hospital debido al empeoramiento de su condición, pasó casi una hora y quince minutos para que el agente encargado del transporte llegara. Todos estos errores retrasaron el que Felipe recibiera el cuidado médico que tan urgentemente necesitaba”, añadió.

Y en su carta al padre de Caal, Danaher declaró que “desafortunadamente, los agentes de la Patrulla Fronteriza en la base de operaciones en donde Jakelin fue detenida no realizó una suficiente revisión para identificar su enfermedad antes de que el primer autobús partiera hacia la estación de la Patrulla Fronteriza”.

NBC News señaló que Danaher testificó el miércoles ante el Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes sobre el cuidado médico a los menores bajo custodia de la CBP. La especialista dijo a los padres que lo que les ocurrió a sus hijos no fue su culpa.

“El sistema de aplicación de la ley que debió protegerla, le falló”, dijo Danaher en su carta al padre de Caal.

Jakelin Caal era una niña de 7 años que viajó con su padre desde Alta Verapaz, para EE. UU., murió en custodia de la Patrulla Fronteriza. (Foto República: Elperiodico de España)
SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER