34° GUATEMALA
08/08/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

“Con el Lobo Vásquez se cumplió, pero hay más personas con necesidad”

Viviana Mutz
13 de septiembre, 2020

Lo que le llevó a Ileana Lucrecia Pineda García, de 53 años, llegar la vivienda que todos los miércoles limpia, le fue contando a República. cómo el proyecto COVI-DANCE 2020 le redujo sus horas de descanso y con el que se hizo famoso Fabio Rodolfo Vásquez, más conocido como “Lobo Vásquez”.

“Ahora van conmigo dos cuadernos. Uno para anotar las casas, oficinas y apartamentos que debo limpiar, y otro, para los vídeos vistos y los que están pendientes”, expresó Pineda”.

Se le escuchó con voz agitada mientras subía a pie una montaña y así cumplir con el mantenimiento de una casa. “El trabajo se redujo un 30 por ciento por el nuevo virus”, lamentó.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER
Ileana Pineda (primera a la izquierda) rodeada de familiares en un evento.

Pineda García reconoció que hay un cambio rotundo en su vida luego que el perfil de Facebook COVI-DANCE 2020 se hiciera viral. Ha recibido más de 6 mil vídeos en las cuatro rondas que lleva el concurso. “Me la estoy viendo a palitos porque la inversión inicial de 60 dólares demanda hoy más dinero”, contó.

Explicó que algunos guatemaltecos han donado vales para cambio de look, tatuajes, víveres, incluso, migrantes en Estados Unidos le han enviado de 50 a 100 dólares. El último de ellos es un aficionado al baile y le ha ofrecido para este domingo 13 de septiembre, hacer un evento en vivo con siete bailarines en el Mcarthur Park, en Los Ángeles.

“El plan es aprovechar el espacio para vender las playeras que mis hermanos en Guatemala han empezado a ofrecer para ayudar a más personas”, enfatizó.

Busca otras oportunidades

Ileana migró hacia Estados Unidos hace 33 años y a su llegada continuó con el oficio de costurera, del que también sobrevivía en La Parroquía, zona 6. “Quisiera estar con mi familia, pero por necesidad sigo en este país”, aceptó.

El pago por las costuras empeoró y fue cuando la misma amiga la refirió para que se encargara del mantenimiento de una casa, oficio de lo que hasta hoy vive en Los Ángeles y con lo que saca adelante a sus cuatro hijos. Está a la espera del fallo de una corte para el permiso de trabajo.

“Estoy orgullosa de la ayuda económica que le doy a mis 10 hermanos. Siendo pobre se comprende más a quienes viven en esa condición”.

Ileana Pineda, creadora del COVI-DANCE 2020.
Desde joven, Pineda tiene un gusto especial por la música disco.

Su inquietud por ayudar fue lo que originó el concurso, contó. “Reté a mis hermanos y luego una amiga mía se enteró y me mandó su video para que yo pudiera pagar el cilindro de gas que necesitaba”, recordó. Ocurrió luego de superar el duelo por la muerte de su hermano y mamá.

Para mantener el proyecto, con el que además espera recaudar los suficientes fondos para entregar canastas navideñas en diciembre, le ayudan cinco de sus sobrinos, por su habilidad con la tecnología. Advierte que para todos es un pasatiempo y no se quedan con ninguna ganancia.

“Ellos y yo recibimos felicitaciones, pero también insultos. Los participantes exigen que los vídeos sean publicados, también conocer el nombre de los ganadores o los envían hasta tres veces quitándole la oportunidad a alguien más”, refirió.

Sin embargo, aclaró que la modalidad que utilizan es un aviso privado a los ganadores, que en la tercera ronda fueron 30 agasajados con dinero en efectivo o regalos.

Más guatemaltecos necesitan ayuda

El perfil COVI-DANCE 2020 no sólo refleja la pobreza que afecta a la gente sino también la necesidad que hay de una distracción en medio de la pandemia, según su impulsora.

“Por atender el concurso ahora ignoro las estadísticas de la pandemia. También me ayudó a ponerle fin al duelo por la muerte de mi hermano y madre”.

Ileana Pineda, impulsora del COVI-DANCE 2020.

Acerca del éxito de Fabio Rodolfo Vásquez, más conocido como “Lobo Vásquez”, dijo que se cumplió el objetivo de ayudarlo. “Dios lo bendijo pero aún falta muchas personas”, refiriéndose a quienes escriben contando que tienen cáncer o están desempleados. Historias que le rompen el corazón, expresó.

Entre los casos destacó el de una mujer a quien se le había muerto la hija y uno de los ganadores le cedió su premio. “Otro caso es el de un hombre que no tiene recursos para celebrar los 15 años de su hija y hay posibilidad que se obtenga un patrocinio para un vestido”, afirmó.

Mientras eso ocurre, sigue al pie las medidas sanitarias para no enfermar y programa su vida para que el tiempo le rinda y cumplir compromisos extras, como el reciente encuentro con el cónsul de Los Ángeles, Tekandi Paniagua, cuya sede consular se ubica a escasas cuadras de una de las residencias que Ileana limpia.

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER