25° GUATEMALA
29/09/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

China y Rusia realizan simulacros militares en medio de preocupaciones de seguridad en Afganistán y Asia Central

Redacción República
15 de agosto, 2021

POR CHAO DENG

Los ejercicios de dos adversarios estratégicos estadounidenses, China y Rusia, se centran en la lucha contra el terrorismo y el mantenimiento de la estabilidad.

TAIPEI – Cerca de 10 mil soldados de China y Rusia realizan ejercicios militares conjuntos en el noroeste de China. Buscan probar algunas de las armas más nuevas del Ejército Popular de Liberación y señalar la unidad en cuestiones de seguridad comunes como Afganistán.

Los simulacros, que comenzaron el lunes en la región de Ningxia, se centran en el contraterrorismo y el mantenimiento conjunto de la seguridad. Además en la estabilidad en la región, según declaraciones de los ministerios de defensa de los dos países. Los medios estatales chinos dijeron que los ejercicios militares eran los primeros que China realiza con otro país desde el inicio de la pandemia covid-19.

Rusia y China en proyectos comunes

China y Rusia realizan ejercicios aéreos, terrestres y marítimos de forma rutinaria. Proyectan poder cuando se trata de áreas de interés común como Corea del Norte y el disputado Mar de China Oriental.

En 2019, la primera patrulla conjunta de bombarderos de los dos países cerca de la península de Corea y Japón, desencadenó disparos. Fueron de advertencia de pilotos surcoreanos para evitar lo que Seúl dijo que era una intrusión en su espacio aéreo.

En 2018, China fue el primer país al que Moscú invitó fuera de un estrecho círculo de antiguos aliados soviéticos. Llegó a sus mayores ejercicios anuales en el Lejano Oriente de Rusia. Ello demuestra que las dos partes se estaban moviendo más allá de las demostraciones simbólicas de fuerza para coordinar sistemas de armas y estructuras de mando.

EE. UU. ve una amenaza

Los funcionarios estadounidenses han calificado el creciente vínculo militar y las ambiciones regionales de China y Rusia como una amenaza a la seguridad.

Los ejercicios de esta semana se producen cuando los talibanes en Afganistán llevan a cabo una ofensiva militar. Prácticas que hace sonar las alarmas de seguridad en los países vecinos.

Moscú ha desempeñado tradicionalmente un papel más importante para garantizar la estabilidad en Asia central. Pero Beijing ha estado ocupado reafirmando las relaciones diplomáticas con los países vecinos en las últimas semanas.

Recientemente celebró una reunión publicitada con los talibanes en un intento por detener la violencia y proteger sus intereses internos.

La planificación del ejercicio chino-ruso habría comenzado mucho antes. Previo a que los talibanes capturaran franjas de Afganistán en los últimos días.

Pero Drew Thompson dijo que el contexto detrás de esto es directamente la seguridad en la región. El entrevistado es conocedor del tema. Es investigador principal visitante en la Escuela de Políticas Públicas Lee Kuan Yew en Singapur. Asimismo, exfuncionario de alto rango del Departamento de Defensa de Estados Unidos.

“La prioridad de seguridad número uno de China en Afganistán y Asia central es impedir que sea un campo de reclutamiento. Y entrenamiento para el Movimiento [Islámico] del Turquestán Oriental”. Eso dijo, refiriéndose a las conexiones históricas de los talibanes con militantes uigures.

“El deseo de China y Rusia de trabajar juntos en los mismos objetivos es la razón perfecta para llevar a cabo un ejercicio en tierra”.

Más del 80% de las armas y equipos chinos utilizados para los simulacros se desarrollaron recientemente, incluido el caza furtivo J-20 del EPL, el avión de control y alerta temprana KJ-500, su caza a reacción J-16 y vehículos de combate no tripulados, según la emisora ​​estatal de Televisión Central de China. En el transcurso de 40 minutos se pusieron a prueba unas 200 salidas de varios aviones, así como equipos blindados y artillería.

Li Shuyin, investigador de la Academia China de Ciencias Militares citado por CCTV, dijo que Ningxia fue elegida por su desierto y altiplano, así como por su clima, que es similar al de Asia Central.

Los simulacros tuvieron dos etapas para centrarse tanto en la planificación del comando conjunto como en las operaciones de ataque terrestre, según la parte china. En otros simulacros, las tropas descendieron mediante cuerdas desde helicópteros de transporte, realizaron aterrizajes en paracaídas a gran escala y realizaron ataques de precisión de largo alcance.

El Ministerio de Defensa de China dijo que los ejercicios, que concluyen el viernes, representan un nuevo nivel de cooperación entre los dos países para una “nueva era”.

En los últimos años, Moscú se ha mostrado más dispuesto a cooperar militarmente con Beijing para garantizar que China reconozca los intereses de Rusia en la región y limitar potencialmente las ambiciones chinas, dicen los expertos en política exterior.

Aún así, la lista de preocupaciones de Moscú es larga, desde preocupaciones sobre el robo de propiedad intelectual de China hasta la inmigración china en el Lejano Oriente ruso, que está sufriendo la despoblación.

“Esta relación es mutuamente dependiente pero también transaccional”, dijo Thompson. “Trabajarán juntos cuando sea de su interés mutuo y competirán silenciosamente donde les convenga”.

Escriba a Chao Deng a Chao.Deng@wsj.com

Te sugerimos leer:

Cómo los comunistas de Cuba se aferran al poder

Enfermos crónicos o con transplante en EE.UU. serán prioridad para recibir tercera vacuna contra el covid

¿Son legales los mandatos de vacunación covid-19 para empleados?

Deje de culpar a Kamala Harris

Cómo los comunistas de Cuba se aferran al poder

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER