Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Guatemala
Guatemala
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Director de cortometraje sobre tragedia en “Hogar Seguro” busca justicia

Edgar Quiñónez / [email protected]
01 de febrero, 2020

El régimen de Nicolás Maduro negó este viernes la autorización de la visita de una delegación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a Venezuela.

Maduro argumentó que Venezuela ya no pertenece a la Organización de Estados Americanos (OEA).

“En fecha 27 de abril de 2019, entró en vigencia la Carta de la OEA realizada por el Gobierno venezolano”, recoge una carta publicada por el canciller Jorge Arreaza.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

“En consecuencia, a partir de la mencionada fecha la República Bolivariana de Venezuela dejó de ser Estado parte de la OEA“, añade el escrito.

“En ningún momento el Gobierno de la República de Venezuela ha invitado o dado anuencia a la CIDH para realizar una visita al país”, indicó.

La semana pasada, la oposición liderada por Juan Guaidó, anunció y autorizó la visita “in loco” de la CIDH desde el 3 al 8 de febrero.

Esto después de que por más de 17 años el ente internacional no haya hecho trabajo de campo en el país.

Desde la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Nacional anunciaron este jueves que la delegación estaría compuesta por cinco personas.

Entre ellas, la presidenta de la CIDH, Esmeralda Arosamena, y que la visita sería “para constatar la situación de los derechos humanos en Venezuela”.

Los puntos propuestos para la visita incluían “persecución de diputados, independencia judicial de Venezuela, entre otros temas.

Representación legítima

En la misiva Maduro agregó que “Venezuela desconoce y no otorga valor jurídico alguno a las actuaciones desarrolladas de la OEA”.

En abril del año pasado la OEA reconoció a Gustavo Tarre como representante de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), liderada por Juan Guaidó.

Inicialmente se esperaba reconocer a Tarre como embajador de Venezuela, pero tras una enmienda de Jamaica quedó como representante de la AN.

El texto resuelve “aceptar el nombramiento del señor Gustavo Tarre como representante permanente, designado de la Asamblea Nacional”.

También te puede interesar:

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR