16° GUATEMALA
06/10/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Innovación no es cambio, es mejora, engloba “un estilo de pensamiento”. Escudero (1995)

Redacción
13 de octubre, 2014

La semana del trece al diecisiete de
octubre del año en curso está en Guatemala el Doctor José María Ruíz Ruíz,
destacado profesor de la Universidad Complutense de Madrid, quien impartirá capacitaciones en temáticas
de su absoluto dominio, innovación educativa y competencias. Compartirá sus
experiencias, conocimientos e investigaciones con selectas poblaciones académicas,
docentes de la Universidad Panamericana y docentes de los colegios asociados a
la Asociación de Colegios Privados ACP. Con los docentes de los centros
educativos privados no sólo habrá un compartir académico, también lo habrá en
práctica, pues se implementarán talleres de formulación de competencias y su
evaluación, aspecto que se ha dejado a un lado, a pesar de ser un elemento
indispensable para constatar el aprendizaje significativo.

Dentro de los textos escritos por la eminencia académica, el Cómo mejorar la
institución educativa. Evaluación de la innovación y del cambio”
comparte definiciones y conceptos que
enriquecen el concepto de cómo guiar el proceso de aprendizaje, y ejemplos de
experiencias de casos reales. Y se
pueden unir de la mano a las destrezas necesarias para el aprendizaje del siglo
veintiuno, basados en las competencias adquiridas, y sobre todo, en la
capacidad por el cambio reflejada en
ellas, en forma de crecimiento, profundización y permanente perfeccionamiento.

Aprender
significa cambiarse como persona
Ruiz Ruiz Este cambio,
esta innovación, es un cambio planificado, con una meta especifica, que a su
vez, es una meta en constante transformación. Si bien es cierto que las nuevas
posibilidades de trabajo se crean con una frecuencia semestral en aspectos no
contemplados previamente, las destrezas
del siglo veintiuno, dentro de las cuales se encuentra la habilidad creativa de
innovar, usar la curiosidad con un fin del desarrollo de nuevas ideas, y ser dinámico
con las ideas nuevas, son competencias imperativas para participar activamente
y poder optar a las oportunidades.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

La
innovación supone cambios
cualitativos
en las prácticas educativas
.” ; estos cambios son esenciales dentro de la
vida de la institución educativa implicando un cambio en las prácticas y sobre
todo, un cambio en las creencias y conceptos por parte de los directivos, los
docentes, y el personal administrativo y operativo. Y este cambio se traduce a un aprendizaje vivo
para el alumnado.

Esta innovación se visualiza en distintas
dimensiones: contextual, constructiva, personal, procedimental y evaluadora. No
sólo es la implementación de una idea espontánea; es incluir al alumnado, el
profesorado, el medio y los recursos en el continuo del desarrollo del
pensamiento critico, poder resolver problemas, trabajar en equipo, dominar las
habilidades de comunicación, investigar, y sobre todas las cosas, “Reconocer la
otredad” Kant, lo que la otra persona,
el par, aporta; y las dos presentan opciones válidas para implementar la
innovación, o mejor aun, crearla.

Escudero, citado en el libro del maestro
Ruiz, dice que “…la innovación engloba un
estilo de pensamiento, una actitud de interrogación e indagación permanente
sobre la educación, la cultura y la sociedad.”
Se regresa a las destrezas del siglo
veintiuno, incluida en ellas la conciencia del mundo global, y el acceso a él
por las comunicaciones modernos, la tecnología.

Se comenta un detalle adicional; las
innovaciones se pueden clasificar. Existen las innovaciones emergentes que
puedan ser el resultado de un problema en específico; las innovaciones
adoptadas, que por la observación de su éxito en otras situaciones se adaptan
para su implementación in situ y las
innovaciones impuestas, como la palabra indica, obligadas la implementación de
ellas en la organización.

Como en cualquier aprendizaje, el uso como herramienta de la innovación se debe explicar. Para su
implementación es requisito inamovible una total comprensión de los
participantes del proceso. Se regresa a una de las destrezas antes mencionadas,
el trabajo colaborativo. Las nuevas ideas, deben ser comunicadas y comprendidas
en grupo, desarrolladas en colaboración, hacia la meta flexible, previamente
visualizada y planificada.

¿Cómo evaluar la innovación? Es tema de
otra entrega.

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER