21° GUATEMALA
01/10/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Imagínese usted…imagínese

Redacción República
27 de octubre, 2014

La historia de la humanidad empezó hace unos diez mil años, para nosotros en Guatemala la historia tiene atisbos prehispánicos y es con el descubrimiento de América que se oficializa
la historia. Ahora bien aquí la historia inmediata empezó en mil
novecientos cuarenta y cuatro, cuando entramos al siglo XX, y para la gran mayoría, con tan corta memoria, la historia empezó en 1985.

Imaginemos si los vicepresidentes hubieran sido los presidentes,
cómo sería nuestra historia.

Imagínese que en lugar de Vinicio Cerezo Arévalo, el presidente del diente de oro, la cosa hubiera sido al revés y el Presidente
hubiese sido Roberto Carpio Nicole.
Roberto, además de ser un hombre de hogar, es político y empresario de vocación además periodista de mucho éxito. Hombre culto que conoce de
arte, que ha viajado, pero no en plan de parranda. Provenía de la Asamblea Nacional
Constituyente, en donde se le eligió
como uno de los tres Presidentes alternos. Ningún escándalo, ningún señalamiento
de corrupción. Imagínese usted… que Roberto Carpio hubiese sido el presidente.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Ahora imagínese que en
lugar del megalómano de Jorge Serrano Elías, el presidente hubiese sido Gustavo Espina Salguero, hombre honrado, empresario trabajador, de reconocidas cualidades que como hombre de empresa pasó a la política donde quizá fue ingenuo pero no corrupto; si hubiese gobernado
él, hombre sensato y humilde. Imagínese usted…imagínese.

Puede usted también imaginar a don Arturo Herbruger Asturias,
cómo hubiese sido la historia si él hubiese sido el presidente en
lugar de Ramiro de León Carpio a quien
lo único que interesó en su corto período fue preservar su imagen a costa de la de sus
fieles amigos a los que abandonó en el
peor de los momentos. Cómo hubiera gobernado don Arturo, ese preclaro
abogado, sin más ambición que la de servir a su patria.
Imagínese usted a Don Arturo y su legado, imagínese usted… imagínese.

Imagínese usted también ¿Qué hubiera hecho Luis Flores
Asturias, ese profesional serio y puntilloso, si él hubiese sido el presidente? Pues yo creo
que algo muy parecido a lo que hizo el presidente Álvaro Arzú Irigoyen,
gobernar en equipo con una visión clara de lo que se quería por el bien del
país y no queriéndose perpetuar en el poder solo para enriquecerse.

Imagínese usted ahora, si en lugar de Alfonso Portillo
Cabrera, el presidente de la República hubiese sido el licenciado Francisco
Reyes el presidente de Guatemala, pues yo les digo con certeza hubiéramos tenido
un presidente trabajador, él sí conocedor de la ley, por ser abogado y
empresario de mucho éxito. Imagínese usted a alguien que ya tenía fortuna si él
hubiera iniciado el saqueo del Estado. Imagínese usted si Paco Reyes se hubiera
rodeado de ex militares de la peor calaña para estafar y escandalizar en todos
los ámbitos del gobierno. Yo creo que no, pero usted, imagíneselo.

Imagínese usted si en lugar de Oscar Berger el presidente
hubiese sido Eduardo Stein. Pues él “no es monedita de oro”, pero
seguramente que hubiéramos tenido un presidente culto con prestigio internacional que nos hubiera
proyectado como un país con políticas de Estado serias. Imagíneselo usted.

Ahora imagínese usted al Doctor Rafael Espada en lugar del
presidente de la triste figura Álvaro
Colom, pues seguramente que además del respeto que el doctor infunde por sus
antecedentes profesionales, no hubiéramos entrado en la vorágine de desgobierno
y corrupción a la que nos llevó el gobierno de los “social
demócratas”, y otro gallo nos cantaría.

Y para finalizar, imagínese usted si en lugar de
Otto Pérez Molina el Presidente fuera Roxana Baldetti…imagínese
usted…imagínese.

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER