13° GUATEMALA
28/01/2023
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Elecciones Guatemala 2023
Elecciones Guatemala 2023
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Deportes
Deportes

Elecciones de medio término en los EE.UU.

Redacción
18 de noviembre, 2014

El 4 de Noviembre fueron las elecciones de medio término en los E.E.U.U.  La gran pregunta era si el partido Demócrata lograría mantener control del Senado o si el partido Republicano tendría control del legislativo.  El resultado fue una victoria histórica para los republicanos, no solo tomaron el control del Senado sino que aumentaron su margen de mayoría en la cámara baja a niveles no vistos desde la segunda guerra mundial.  Para los demócratas lo más preocupante fue que perdieron asientos en Estados en donde Obama había ganado en su elección a la presidencia, como Colorado e Iowa, lo cual podría significar un gran reto para ese partido en las elecciones presidenciales del 2016.  El resultado también deja a Obama en una posición muy complicada, ya que el partido republicano tendrá control de ambas cámaras del legislativo para el resto de su presidencia.

La rama legislativa de los EEUU tiene dos cámaras, la cámara baja y la cámara alta, los representantes de la cámara baja o Congreso tienen elecciones cada dos años, mientras que los representantes de la cámara alta o el Senado son elegidos cada seis años.  Sin embargo, las elecciones del Senado se hacen cada dos años también, pero solo un tercio de los representantes son sujetos a elección.  Las elecciones de medio término sirven como un voto de confianza o de protesta para los presidentes, usualmente si el presidente de turno no es popular su partido tiende a tener problemas en las elecciones de medio término y el 2014 no fue la excepción.  La popularidad de Obama es baja, esto se evidenció en las semanas antes a las elecciones cuando muchos candidatos demócratas se distanciaron del presidente, enfatizando momentos en donde han ido en contra de Obama.

Parte de la impopularidad de Obama se debe a la percepción que no hay progreso legislativo en Washington, los políticos parecen no avanzar en ningún tema contencioso, como impuestos, inmigración, salud, el déficit fiscal, la deuda externa o seguridad social.  El partido Republicano ha sido muy efectivo en bloquear mucha de la agenda legislativa de Obama, sin embargo los americanos tienen poco tiempo para excusas, ellos esperan que los presidentes encuentren la forma para avanzar, aunque eso implique ceder en algunos temas.  La reforma al sistema de salud ha sido el logro más importante del presidente, sin embargo la implementación de la ley ha tenido varios desafíos y al día de hoy sigue siendo una reforma relativamente impopular entre la población.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Algunos comentaristas critican el sistema americano de elecciones, especialmente las elecciones de medio término, ya que pueden cambiar la balanza de poder en el legislativo y por ende dificultar la capacidad del ejecutivo de desarrollar su agenda a la mitad de sus cuatro años.  Sin embargo, lejos de ser una desventaja, este sistema les da el poder a los votantes de cambiar su opinión si no les gusta el rumbo del actual presidente.  El sistema de gobierno americano tiene varios de estos ‘pesos y contra-pesos’ que buscan balancear el poder en diferentes instituciones, esto proviene de una desconfianza inherente en el poder centralizado del Estado en la constitución de ese país.

Sí, las cosas ahora serán más difíciles para Obama, pero presidentes anteriores han logrado trabajar con el partido opuesto, estos próximos dos años serán importantes no solo para Obama, sino para los republicanos también, ya que estos buscan perfilarse para las elecciones presidenciales del 2016.  Los americanos esperan que los republicanos, con el control del legislativo y los demócratas, con el control del ejecutivo, logren realizar avances.  Si no lo logran en los próximos dos años, la responsabilidad será compartida, no solo será un fracaso para Obama, sino para los republicanos también.  Dejando el campo abierto para las elecciones para presidente en el 2016.

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER