25° GUATEMALA
21/05/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

¿De qué dignidad habla Magistrada Claudia Escobar?

Redacción
13 de diciembre, 2014

¿Y no que renunció “por dignidad” pues? Lo que se anunció con gran pompa y la masiva presencia de los medios de comunicación, se quedó en show y un intento de golpe de estado técnico. Sinceramente, a mi más bien me parece que usted sabía que no podía renunciar a una magistratura para la cual no había sido aún nombrada, ni tampoco podía renunciar a la que estaba ocupando hasta ese momento, porque según la Ley no puede hacerse efectiva hasta que se nombre un sucesor.

Evidentemente es una contradicción que pretenda integrar un Organismo Judicial, según usted,  corrupto, cooptado por las mafias, producto de negociaciones de partidos políticos, entre otros señalamientos mediáticos. Todo esto a pesar de que no presentó ninguna prueba judicial o proceso formal, quedó todo en no más que rumores sobre el supuesto tráfico de influencias en las Comisiones de Postulación. Con esta actitud suya pueden plantearse algunas hipótesis: a) en realidad no le importa nada más que el protagonismo, b) le quedaron mal sus amigos izquierdistas o c) simplemente todo era una farsa, un plan que no le salió bien a Helen Mack.

Aunque formalmente no asumió el puesto para el cual había sido seleccionada como Vocal II de la Sala Quinta de la Sala de Apelaciones del Ramo Civil, Mercantil y Familia, en declaraciones recientes afirmó que no se le permite ejercer sus funciones como Juez. Además denunció ante el PDH que la Supervisión de Tribunales está en este momento evaluando su desempeño y analizando algunas cuestionables resoluciones, y eso tampoco le gusta… ¿Qué se cree? ¿Con privilegios y que puede resolver como se le da la gana, sin consecuencias?. El asunto Dra. Escobar, es que usted favoreció con una resolución a la Vicepresidente Baldetti y esa resolución específica, así como la alteración de fechas posterior causan muchas dudas.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Cuando convocó a conferencia a la Prensa, representada por medios de comunicación nacionales y extranjeros, básicamente hizo dos denuncias:

1) Que el proceso de selección de Magistrados en las Comisiones de Postulación estuvo supuestamente viciado, ya que se dieron negociaciones y tráfico de influencias; y 2) supuestas presiones del Gobierno, a través del diputado Gudy Rivera al que grabó en una conversación, para conminarla a resolver a favor de la Vicepresidente –tal como lo hizo- de forma que ella pudiera permanecer como Secretaria General del Partido Patriota, en contra de la suspensión ya emitida por el TSE. Es necesario aclarar que la misma CC le corrigió la plana, y anuló esa resolución ordenándole tácitamente a la Licda. Baldetti separarse de la política partidista mientras dure su mandato.

Lo primero jamás pudo ser demostrado más que con recortes de prensa y columnas de opinión escritas por operadores políticos de la SUCIEDAD CIVIL, haciéndose pasar por “analistas” y “periodistas”. Lo segundo tiene un detalle que tal vez para algunos ha pasado desapercibido y es el que voy a explicar a continuación.

Se ha establecido que la supuesta presión que ejerció el diputado Gudy Rivera en contra de la magistrada Claudia Escobar, fue grabada el domingo 28 de septiembre, 2 días después del 26 que estaba consignado que ella había resuelto. Transcurrido casi un mes, mediante una “aclaración” emitida el 21 de octubre del presente año, se hace una corrección de la fecha de la resolución al día 29, para que así quede consignada como que si hubiese sido emitida un día posterior de dicha presión –la cual pretendía que se tipificara como delito de cohecho-. Trató de hacer coincidir las fechas arbitrariamente y eso hay que verificar si no es constitutivo de delito.

No sólo su renuncia fue “de a mentiritas”, no pudo demostrar ninguna denuncia, trató de violentar la institucionalidad de nuestro país, sino que también recurrió a la trampa y al engaño para encubrir la falsedad de sus señalamientos.

Se lo digo claro: “dignidad” es lo que menos tiene Magistrada Claudia Escobar.

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER