21° GUATEMALA
27/09/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

¿Y si fuera mio?

Redacción
31 de marzo, 2014

El incendio en el mercado de La Terminal ha puesto nuevamente en la discusión pública diferentes temas, entre ellos destacan la falta de sistemas de prevención de accidentes, un mercado lleno de locales hasta en los pasillos y las salidas de emergencia, la falta de mantenimiento sino es que abandono de los hidrantes dentro del mercado, las precarias instalaciones eléctricas en los locales. Además de la falta de equipo de los bomberos, falta de agua que impidió el trabajo eficiente debido a las largas esperas por el líquido, así como el ingreso de los vendedores al mercado tratando de rescatar algo de sus pertenencias y reducir las pérdidas. Pérdidas que afortunadamente no se sumaron a las humanas sino sólo materiales. 

La primera pregunta que me hice en su momento fue ¿Qué pudo originar el incendio? ¿Cómo se puede evitar, o por lo menos reducir la posibilidad de, que vuelva a ocurrir otro? No es la primera vez que sucede, donde los daños materiales son cuantiosos, las pérdidas de vidas humanas lamentables y pareciera que no hay lección que aprender, ya que se continua haciendo exactamente lo mismo que antes del incendio. Pareciera que las oportunidades que presentan tragedias como estas fueran invisibles por el humo que generan los incendios. 
Actualmente la mayoría de mercados son municipales, es decir pertenecen a la Municipalidad y son administrados por empleados del municipio. Estos mercados cuentan con juntas directivas o grupos de apoyo integrados por los inquilinos (quienes rentan un local para vender sus productos) que trabajan en conjunto con los administradores para el buen funcionamiento del mismo. Hasta aquí todo suena muy bien, pero entonces ¿por qué los incendios recurrentes en La Terminal? 
¿Y si fuera mío? Sí, ¿Qué pasaría si el local donde vendo mis productos, en lugar de alquilarlo por siempre a la Municipalidad lo puedo comprar y ahora es mío? ¿Qué pasaría si ahora cada local tiene dueño con cara, nombre y apellido? ¿Qué pasaría si ese local lo puedo vender, alquilar o heredar? ¿Cuáles serían mis principales incentivos? ¿Me ocuparía de integrar una asociación de condómines que cuide por la plusvalía del mercado y por consiguiente de mi propiedad? 
La propiedad privada es un incentivo valioso para mantener en buen estado los bienes, hace que nos preocupemos por su uso y mantenimiento. Nos motiva a asociarnos para mantener el valor de nuestra inversión, hace que nos pongamos de acuerdo en las reglas de convivencia generales que restrinjan las conductas antisociales y establecen castigos para quienes no las cumplan. Los mismos dueños serían los primeros interesados en no permitir la instalación de puestos de ventas en pasillos y accesos, estarían preocupados por mantener ordenado y limpio el lugar, también por la seguridad, ya que estos serían algunos de los factores que incidirían en el valor de su propiedad. Piénselo, si son dueños que venden en ese local necesitan que el mercado funcione bien para atraer a sus clientes. Si rentan el local, necesitan que haya interesados en alquilarles el espacio y que además a sus inquilinos les vaya bien en las ventas para poder cobrar su alquiler. No es lo mismo cobrar una renta en un lugar bien cuidado que en uno descuidado. 
Después del incendio en el mercado La Terminal me pregunto qué pasaría si cada inquilino pensara ¿y si el local fuera mío?
SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER