Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

Sociedad de bestias impunes

Redacción República
27 de abril, 2014

Guatemala se ha convertido, en el escenario donde una sociedad de bestias, carente de valores, de auto control, y de respeto por el otro, dan rienda suelta -no a sus instintos básicos, porque no es para defenderse de un ataque a la vida- sino más bien a su total irracionalidad y perversidad. 

Por supuesto, estas sociedades de bestias, pueden vivir, desarrollarse y mantenerse; gracias a la impunidad, y ausencia del imperio de la Ley sin certeza de la aplicación de la justicia. Ya que en cada uno de estos actos bestiales, la sociedad completa a través de los medios de comunicación, podemos observar cómo y de manera flagrante, estas bestias que se consideran a sí mismas personas, cometen delitos claramente tipificados en nuestro código penal como: asesinato, homicidio, desorden público, entre otros muchos. 
Hoy el luto y el dolor inimaginable de perder a un ser querido a mano de esa sociedad de bestias impunes, le tocó a la familia de Kevin Díaz un joven de apenas 17 años, la edad de soñar y creer, y más allá del dolor de su familia, le quitó la vida y los sueños a Kevin, quien simplemente quería ver un partido deportivo de un equipo y un deporte en el que creía. 
Hay quienes argumentan que la muerte de este guatemalteco pudo prevenirse, si los organizadores hubiesen coordinado apropiadamente con las autoridades de Gobernación las medidas y suficiente presencia de las fuerzas de seguridad, como parte del protocolo de seguridad para eventos masivos. No quiero negar la importancia de los protocolos de seguridad en cuanto a la prevención de tragedias, pero después de escuchar entrevistas y comentarios en donde parece que le quieran endilgar la responsabilidad al Ministro de Gobernación, sin defender la falta de capacidad de la PNC y del propio Ministerio en su función más importante de brindarnos seguridad, sí tengo que decir que afirmar que “si la policía hubiera tenido un mejor plan, esto hubiese podido evitarse”, me parece irresponsable. 
La PNC y el MINGOB son responsables sí, tanto como el MP de no procesar y llevar a juicio a todos los que han participado en forma directa o como cómplices, de los linchamientos que en el año 2013 dejaron 36 personas muertas, y en el 2012 por la misma razón, murieron 14. Además de los 173 y 140 heridos en los mismos años, durante este tipo de actos bestiales llamados linchamientos, y eso sin contar, el número de víctimas de otro tipo de actos también tipificados bajo la categoría de desorden público, como la toma de edificios, carreteras, oficinas municipales, quema de maquinaria y propiedad privada, etc., hechos cometidos también, por grupos delinquiendo en total impunidad. 
No recuerdo, tampoco, haber escuchado en el informe gestión del MP, quien por mandato legal debe investigar de oficio estos hechos delictivos, avance alguno en procesos de investigación, capturas y/o condenas logradas en contra de todos y cada uno de los que participan en estos actos violentos e ilegales como los de hoy, donde la excusa es el fútbol. 
Ni en los linchamientos, donde la excusa y justificación para algunos es la justicia por la propia mano. Tampoco recuerdo avances de investigación en contra de los que como dije antes, también públicamente, han quemado propiedad privada, robado armamento del ejército, retenido personas, amenazado la vida de trabajadores de empresas privadas, entre otros delitos. Por el contrario, hemos visto como el Ministro de Gobernación sonriente se fotografía con ellos luego, o como el MP revierte ordenes de captura. 
La Ley es la Ley y es para todos.