18° GUATEMALA
03/12/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Madre postiza, promesas postizas

Redacción
12 de mayo, 2014

Con
motivo del festejo del día de las madres muchos aprovechamos para expresar
nuestro amor, admiración y agradecimiento a nuestras madres.  Los políticos de turno no pierden
semejante  oportunidad para lucirse con sus buenos deseos, regalos y
fiestas  pagados por usted y por mí a través de los impuestos. Y como
lucirse con sombrero ajeno es muy cómodo no escatiman en las fiestas que
ofrecen.

Desde
el alcalde de Mixco regalando flores del color de su partido, hasta la
Vicepresidente Roxana Baldetti quien sin escatimar en la insensatez y desatino
se autoproclamó ‘madre postiza’ de los ya casi  14 millones de
guatemaltecos, al mejor estilo de Eva Perón protectora de los
descamisados.  Esta desafortunada por no decir insensata afirmación, nos
deja con la duda de quién le escribe los discursos a la Vicepresidente o si es ella
misma quien tiene estas ocurrencias involuntarias, si lo hace por la
espontaneidad del momento o si es un distractor más de los múltiples problemas que
aquejan a este gobierno como la inseguridad, la impunidad y el combate a la corrupción.

Según
el Diccionario de la Real Academia Española, en su primera acepción dice “Que
no es natural ni propio, sino agregado, imitado, fingido o sobrepuesto” ¿Cuál
de los anteriores adjetivos utilizaría para semejante declaración?  El adjetivo postizo no sólo se aplicaría a la
maternidad autoimpuesta por la Vicepresidente, sino también a las “promesas
postizas” y “avances postizos” que han caracterizado a los políticos de turno.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

En
este gobierno las principales promesas de campaña, al parecer postizas, fueron
reducir los niveles de inseguridad y violencia, así como un ataque frontal a la
corrupción. Poco o nada se ha conseguido en estas áreas; donde los asesinatos,
extorsiones, asaltos por solo mencionar algunos se han vuelto delincuencia
común y en aumento ante la falta de efectividad en toda la cadena de seguridad
y justicia, iniciando por una Policía Nacional Civil abandonada, que utilizan
para hacer negocios a través de compras por excepción, siguiendo con un
Ministerio Público politizado, así como juzgados saturados por la cantidad de
casos y falta de independencia. No digamos el Sistema Penitenciario que más
parece una universidad del crimen, donde se especializan en los diferentes
delitos y un centro de negocios donde los líderes dirigen sus “negocios” de
extorsión y narcotráfico. En cárceles construidas y mantenidas por los tributarios,
víctimas de todo tipo de “extorsiones legales e ilegales”.

En un
intento (¿también postizo?) por reducir la criminalidad Otto Pérez Molina
propuso  la legalización de la droga,
propuesta que expuso en diferentes foros pero que hasta la fecha no ha conseguido
mayor cosa que invitaciones a diferentes partes del mundo para hablar sobre el
tema. Mientras que en Uruguay sin tanta alharaca ya se aprobó el consumo de
marihuana bajo regulación gubernamental y en varios estados de los Estados
Unidos de América se ha hecho lo propio.

Ya han
transcurrido más de dos años de gobierno en los cuales lo único real que hemos
visto son los intentos por obtener más poder a través de leyes aprobadas de
urgencia en el Congreso, que al ser impugnadas en las cortes se acusa a quienes
las impugnan de ser casi enemigos de la patria al oponerse a servir de alfombra
al burócrata de turno en el poder y recordarles que la Constitución está para
proteger a sus habitantes del Gobierno y no para que el Gobierno lo ataque con
ella.

Mientras
no entendamos que no hay nada más postizo que el político sacrificado y
abnegado por servir a su patria, seguiremos con “madre postiza, promesas
postizas y avances postizos”

@Md30

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER