Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

Los guardianes de la Patria

Redacción
09 de mayo, 2014

0 0 1 625 3568 UFM 29 8 4185 14.0

Normal 0 false false false ES JA X-NONE


Sonfrecuentes las propuestas gubernamentales hondureñas para intentar controlarlos índices de violencia. La más reciente estaba relacionada con la imposiciónde la ley seca.http://www.republicagt.com/opinion/previsibles-resultados-de-la-ley-seca-impuesta-en-honduras-para-mejorar-la-seguridad_dc5dec/.Ahoraque el último Informe de homicidios (2013) de la Oficina de Naciones Unidascontra la Droga y el Crimen vuelve a confirmar que Honduras es el país másviolento del mundo y que Centroamérica, junto a África del Sur, también es lasubregión más violenta, tiene aún mayor justificación seguir con detenimientolas políticas adoptadas, en Centroamérica, en general, y en Honduras, enparticular, pues en última instancia pude ser una referencia para imitar o comopara descartar en tanto posible solución al problema común que comparte laregión. Ala ya mencionada se suma una nueva iniciativa que presenta un planteamiento muydiferente al de la ley seca. Mientras que aquella era una política de carácterpunitivo, este nuevo proyecto es preventivo. Se trata de Los Guardianes de la Patria. Bajo esta iniciativa se pretendeformar a los niños hondureños en valores que incidan particularmente en laimportancia de la familia y de la patria, además de disciplina, como medio de evitar que en un futuro acabenen el mundo de la criminalidad. Igualmente interesante es que quien lleva acabo la campaña son las Fuerzas Armadas, lo que ha creado una importantepolémica en el país.Desdeun punto de vista crítico se pueden plantear dos cuestiones. Una es si paraniños en estado de riesgo y marginalidad, sector de la población al que sepretende prestar particular atención en este programa, es suficiente de acuerdoal complejo entorno que estos niños sufren, con inculcar valores cristianos ypatrios tal y como contemplan los Guardianes de la Patria.  No se trata de negar dichos valores sino dereflexionar si además y fundamentalmente se precisa de otra formación orientadaa cultivar la autonomía personal, el sentido de la responsabilidad y otrascuestiones fundamentales de carácter psicológico y sociológico que han detenerse presente en este tipo de programas preventivos. En otras palabras,hasta qué punto los valores que se pretenden difundir, por loables que sean,son los más eficientes y adecuados para los objetivos que se persiguen.Por otro es el protagonismo otorgado a lasFuerzas Armadas. De nuevo se deben formular preguntas a este respecto y laprimera es qué cualificación poseen estos profesionales para difundir y enseñarvalores, sean los que sean. De hecho no la tienen, para este tipo de proyectosde carácter preventivo basado en la formación y valores hay especialistas conparticular y muy específica formación que deben de formar parte del Ministeriode Educación correspondiente o de un Ministerio de Prevención y cuestionessociales.Nose trata de dudar de las Fuerzas Armadas, ni de su buen hacer y voluntad, sinode tener presente cuál es su función y en consecuencia para qué estánpreparadas. Las instituciones armadas no pueden ser utilizadas para todo. No eslo más conveniente ni para su profesionalidad, ni para la sociedad, ya que hayuna inevitable militarización de la misma, como consecuencia de esta excesivapresencia en ámbitos donde no les corresponde actuar.Encualquier caso no son los militares los responsables, sino el gobierno. Por elmomento las medidas adoptadas no pueden ser definidas como políticas integralesde seguridad, con objetivos programados claros y concisos. Hasta el momento lasdecisiones tomadas en esta materia parecen más medidas aisladas e improvisadas,con un diseño poco profesional.

0 0 1 625 3568 UFM 29 8 4185 14.0

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Normal 0 false false false ES JA X-NONE



Eneste sentido no parece por tanto que deba ser una referencia para tener encuenta, por parte de los países vecinos, sino mas bien para ser desecharla. Esuna buena noticia que se pretendan implantar programas preventivos, pero sinduda ha de ser diseñados y ejecutados por los profesionales adecuados y ademásevitar así efectos no deseados como la militarización.