23° GUATEMALA
26/01/2023
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Elecciones Guatemala 2023
Elecciones Guatemala 2023
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Deportes
Deportes

La expansión monetaria

Redacción
14 de julio, 2014
La expansión monetaria ha sido el mecanismo por el cual los bancos centrales han mantenido bajas las tasas de interés. Con el objetivo de estimular la actividad económica las autoridades monetarias de varios países, entre ellos E.E.U.U., Inglaterra y la Unión Europea, han incrementado la cantidad de dinero en circulación. Según la mayoría de economistas esta estrategia es adecuada, ya que al incrementar el dinero, la tasa de interés disminuye y se incrementa la inversión. Al incrementar la cantidad de dinero existirá presión sobre los precios, por lo tanto, lo único que el banco central debe de monitorear es el nivel de precios, siempre y cuando el nivel de precios este estable la estrategia expansionista puede continuar. Esta es la teoría que muchos predican como correcta, sin embargo tiene importantes limitaciones, las cuales anulan los beneficios e inclusive pueden causar una crisis económica. 
La teoría descrita asume que la única consecuencia negativa de una expansión monetaria es un incremento general en los precios, que puede ser corregida reduciendo la cantidad de dinero en un futuro, esta premisa es falsa. Las acciones de los bancos centrales no son neutrales, ya que el nuevo dinero será introducido en un sector específico y llegará a unos participantes antes que a otros. Por ende, toda expansión monetaria causará cambios en los precios relativos lo cual llevará a una nueva asignación de recursos. Los precios relativos son el precio de un producto medido en comparación al precio de otro producto, es correcto que cuando los bancos centrales aumentan la cantidad de dinero los precios tenderán a subir, sin embargo no todos los precios subirán al mismo tiempo ni en la misma proporción. Por lo anterior, los precios relativos serán distintos a lo que hubieran sido en ausencia de una expansión monetaria, ergo la expansión no solo afectará la cantidad de inversión, sino también la dirección de la misma. Recordemos que los precios son la base fundamental de toda toma de decisiones de inversión, ya sea una empresa que quiere expandir operaciones o empresarios queriendo introducir productos nuevos, utilizarán los precios como la materia prima de sus proyecciones. Al distorsionar el sistema de precios, los bancos centrales inician un proceso que no pueden controlar o entender en su totalidad. 
Es impresionante que muchos economistas argumenten que el gobierno no debería de meterse en actividades empresariales pero no tienen ningún problema recomendando que el gobierno manipule la tasa de interés, manipulando virtualmente todos los precios de la economía con su política monetaria. Desde la crisis crediticia del 2007/8 los bancos centrales han utilizado nuevos métodos de expansión monetaria, al no obtener los resultados esperados, en lugar de cuestionar la validez de la teoría, simplemente han dicho que la expansión no ha sido suficiente. Parece un juego de prueba y error, y lo que se está jugando es el futuro económico de la mayoría de la población mundial. Lamentablemente lo más probable es que las semillas de la próxima crisis ya fueron sembradas, la única pregunta es, ¿cuándo será? 
La estabilidad actual puede durar uno o cinco años más, pero no se puede engañar a la realidad, la causalidad existe en economía, de la misma forma que existe en la química o en la física. La mala asignación de los recursos causada por la distorsión en los precios relativos será manifestada en una crisis futura, de esto no tengo ninguna duda.
SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER