14° GUATEMALA
28/01/2023
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Elecciones Guatemala 2023
Elecciones Guatemala 2023
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Deportes
Deportes

¿Usted hasta cuándo pondrá alto a politiqueros?

Redacción
24 de julio, 2014

¿Cómo puedo beneficiarme retorciendo la ley? Ese, es el claro mensaje que Manuel Baldizón envía a Guatemala, luego de haber cometido la guizachada de renunciar como Secretario del partido y afiliado de LIDER, y convertirse en un ciudadano común para exponer su imagen, su rostro y sus mensajes masivamente, sin tener que enfrentar las garras del Tribunal Supremo Electora (TSE), quien ya había sancionado a la mayoría de partidos políticos por hacer campaña anticipada.
Este retiro tiene particular dedicatoria cuando se toma en cuenta que existe hasta una fundación en Petén, donde este individuo hace sus apariciones benéficas, como que fuera un Santa Claus en pleno verano. 

Así es como, ante una ciudadanía que está acostumbrada a que los políticos le escupan en la cara, le mientan, le roben y lo engañen, Baldizón está a las puertas de lo que pareciera ser un fraude de ley para proseguir con su campaña.
El artículo 4 de la Ley del Organismo Judicial, tipifica como fraude de ley: “los actos realizados al amparo del texto de una norma que persigan un resultado prohibido por el ordenamiento jurídico, o contrario a él, se considerarán ejecutados en fraude de ley y no impedirán la debida aplicación de la norma que se hubiere tratado de eludir”. 
Con este precedente que Baldizón sienta, no sería raro que muchos de los mañosos de esta casta política utilice esta misma artimaña de renunciar de sus partidos para exponerse como que fueran nobles ciudadanos mercadeando su imagen filantrópica.
Lo más insólito de este caso es que los guatemaltecos sigamos permitiendo que nos vean la cara de tontos y haciéndonos de la vista gorda ante estas artimañas.
Los chapines estamos en nuestro derecho de poder tener una campaña de altura, sin ruido ni campañas negras, pero pareciera ser que los políticos se empecinan en dar a la ciudadanía atol con el dedo. 
En la campaña pasada, la ex primera dama Sandra Torres de Colom intento hacer un fraude de ley par participar en las elecciones a la presidencia de Guatemala. Ella se divorció del presidente Álvaro Colom e intentó burlar al sistema. Sin embargo, en aquella ocasión, magistrados de la Corte de Constitucionalidad salieron a la defensa del país y acogidos en la ley Electoral y de Partidos Políticos le prohibieron participar por ser la esposa del mandatario en turno. 
La ley puede retorcerse al antojo del cliente, los güizaches y quienes retuercen la legislación abundan, pero lo más lamentable de este caso es el mensaje que se envía al pueblo de Guatemala: “engaña y triunfarás”, “irrespeta la ley y llegarás a tus metas”. Si un político, que aspira a ser Presidente puede, por qué no un ciudadano de a pie que no tiene nada que perder. 
Mientras los guatemaltecos no demos un voto de castigo y rechacemos de frente a estos politiqueros, el país seguirá estancado, a merced de oportunistas, mentirosos, ególatras y mesiánicos que lo único que quieren es gobernar. 
Lo invito a que me siga en Twitter: sgereda 
Facebook: Sylvia Gereda Valenzuela 
Blog: sylviagereda.com
SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER