16° GUATEMALA
18/08/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Opinión
Opinión
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Argentina y su clima de negocios

Redacción República
25 de agosto, 2014

El clima de negocios en Argentina está causando que muchas empresas cierren sus puertas en ese país. Hace unas semana hable con un amigo, él es abogado en Argentina y me comentó que últimamente ha asistido a varias empresas a cerrar sus puertas. Argentina no solo ha sufrido de un mal manejo de su política monetaria y cambiaria, lo cual ha llevado a elevadas tasas de inflación y a una devaluación de la moneda, sino que también tiene un clima de negocios muy difícil. En su raíz hacer negocios en Argentina es difícil porque predomina una ideología izquierdista en la mayoría de instituciones del Estado, lo cual se traduce en leyes y procedimientos que son onerosos para las empresas. Algunos ejemplos son leyes laborales que otorgan muchos beneficios a los empleados y controles de cambio para transacciones con moneda extranjera.

La economía, como cualquier otra ciencia, tiene leyes de causalidad, en donde cada acción tiene una reacción. Algunos piensan que las leyes que otorgan muchos beneficios a empleados son deseables, pero no es el gobierno el que da trabajo, son otras personas o empresas. Por ende, si los beneficios laborales exceden el beneficio para el empresario de contratar a la persona, simplemente no la contrataran, si la persona buscando trabajo hubiese estado dispuesta a trabajar por menos vemos que los beneficios fueron la causa del desempleo, ya que sin ellos dicha persona hubiera sido contratada. Es cierto que no todos los empresarios son honestos, así como no todos los políticos son corruptos, por lo que siempre existirá un rol para el Estado en relaciones contractuales, incluyendo las relaciones laborales. Pero nunca debemos olvidar que la función fundamental de la actividad empresarial es generar ganancias, no generar empleo, el empleo es una consecuencia de la actividad empresarial. Si las autoridades crean un ambiente en donde hacer negocios es difícil, habrá menos actividad empresarial y menos empleo.

En épocas de difíciles las empresas realizan un análisis de viabilidad y determinan si pueden soportar pérdidas en el corto plazo en busca de un retorno en el mediano o largo plazo, o si es mejor cerrar el negocio y evitar perder más dinero. Aparte del análisis numérico los empresarios probablemente visualizan su propio futuro sin la empresa, consideran a sus empleados y contemplan lo que posiblemente fueron varios años de esfuerzo. Sin embargo, una empresa que no produce ganancias tendrá que cerrar sus puertas tarde o temprano.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Lamentablemente, en Argentina no existe razón por pensar que el clima de negocios va a mejorar en el corto plazo y es por eso que varias empresas han decidido abandonar el país. Y este es el punto crucial para todos los legisladores y líderes políticos de la región, no es posible obligar a una empresa a invertir, dar trabajo o inclusive a seguir operando. La actividad empresarial es voluntaria, no es cierto que siempre existirán empresas dispuestas a operar bajo cualquier sistema. Otro ejemplo de esto es Venezuela, en donde una gran cantidad de empresas han decidido cerrar operaciones y miles de trabajadores han tenido que ir a países vecinos en búsqueda de trabajo. Las empresas son importantes para los países porque son el vehículo por el cual muchas familias salen de la pobreza y mantienen a sus familias, los políticos en Argentina deberían de tomar una postura más práctica y menos ideológica en sus políticas empresariales.

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER