19° GUATEMALA
16/05/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Hillary hizo un Messi

Redacción
09 de octubre, 2016

Lionel Messi es considerado uno de los mejores jugadores de fútbol en el mundo. A pesar de ello, en la última Copa América, falló el penalti que le hubiera dado su primer título con la selección de Argentina.  Menciono esta anécdota porque en el segundo debate presidencial de anoche, Hillary Clinton tenía la oportunidad de terminar con la campaña de Donald Trump de una vez por todas, sin embargo, de nuevo, Clinton volvió a fallar en un momento crucial y dejó al candidato republicano con vida.

En efecto, los primeros minutos del debate parecían que serían el fin de Donald Trump como fenómeno político. La polémica sobre el audio en el que Trump habla de forma denigrante sobre las mujeres dominó los primeros quince minutos del debate. Trump se mostraba descompuesto, acorralado y con baja energía. Clinton aprovechó la oportunidad para definirlo, no solo como candidato, sino como persona.

Pero el dominio de Clinton duró poco. A partir de ese momento, Trump inició una serie de contraataques que quizás debió utilizar desde el primer debate. Empezó por cuestionar a Clinton sobre los 33,000 correos electrónicos que fueron borrados de su servidor privado. Luego, cuando la discusión se dirigió hacia temas de política pública, la mayoría de ellos no favorecían a Clinton: la reforma de salud conocida como Obamacare, la situación política en Medio Oriente, los impuestos a los más ricos, los tratados de libre comercio, entre otros. En todos, Trump logró posicionar a Clinton como parte del statu quo, repitiendo en múltiples ocasiones que ella era “todo palabras, nada de acción”.  Clinton se mostró mucho mejor preparada en términos técnicos, pero tuvo problemas para demostrar que efectivamente, ella representa algo diferente a lo que muchos estadounidenses hoy en día rechazan de los políticos.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Si se evalúa el debate desde un punto de vista de contenido, Hillary Clinton tuvo la victoria. Tanto su tono de voz como su conocimiento de los temas son por mucho superiores a los de Trump. Desde la perspectiva de algunos, Clinton se ve más “presidencial”. No obstante, la mala noticia para la ex Secretaria de Estado es que esta elección cada vez pone menos atención a los temas importantes y se enfoca más en los escándalos y señalamientos mutuos. En ese sentido, Trump fue más efectivo al señalar las falencias de la candidata demócrata, mostrándole al público estadounidense que muchos de sus errores han tenido consecuencias importantes, sobre todo en materia de política exterior.

Es poco probable que este debate cambie el resultado observado hasta el momento, por lo que Clinton seguramente mantendrá su ventaja de 4-5 puntos sobre Trump. Sin embargo, Hillary Clinton desaprovechó la oportunidad para derrotar convincentemente al outsider que se ha convertido en un dolor de cabeza no solo para los demócratas, sino también para los mismos republicanos. En las próximas semanas, veremos si Trump es capaz de mantenerse en su mensaje y no se desvía de nuevo en escándalos personales. Su desempeño de anoche detendrá la crisis que se veía venir luego de que varios republicanos solicitaran su renuncia. Por su parte, Hillary Clinton deberá ser capaz de generar suficiente entusiasmo entre sus simpatizantes, puesto que aunque las encuestas la muestran como favorita, la tendencia mundial demuestra que la “mayoría silenciosa” se hace presente para decir en las urnas, lo que no puede expresar en los estudios de opinión. Serán cuatro semanas sumamente emocionantes.

República.gt es ajena a la opinión expresada en este artículo

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER