18° GUATEMALA
21/05/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

¡Ya basta!

Redacción
20 de octubre, 2016
Empiezo con una pregunta: ¿están ya hartos de tanto problema, conflicto, corrupción, ineficiencia gubernamental, extorsiones, tráfico, y un largo etcétera?  Y, encima de todo, ¿hartos de extranjeros viniendo a imponer sus agendas? Yo sí, y mucho. Los medios de comunicación formales e informales (tuiteros), nos mantienen informados a todos sobre el acontecer nacional e internacional. Entre verdades a medias y verdades completas, es muy poco lo que permanece escondido al ojo público chapín. Esto es bueno, ¿cierto? ¿O estará contribuyendo a este hartazgo que sentimos?
Yo estoy más que harta de la inacción gubernamental para resolver, de raíz, el problema de extorsiones. No es posible que muchas familias tengan que abandonar sus casas porque ya no pueden pagar las extorsiones. Ya no podemos seguir contando choferes de camionetas asesinados. Ni queremos tener más pequeños negocios que quiebran o cierran por no poder seguir pagando a estos maleantes. Reconocemos las acciones recientes de capturar a jefes de bandas. Pero hace falta que el sistema de justicia actúe aceleradamente y los condene. Esto serviría para mandar un mensaje fuerte a los demás. Por supuesto, todas estas acciones deben
multiplicarse por miles. Ahora que se está discutiendo el presupuesto, podrían quitarle los recursos a muchísimas oenegés que no los necesitan.
También estoy más que harta de la intervención extranjera imponiendo sus agendas ideológicas que no han podido hacer en sus propios países. Están usando a Guatemala como conejillo de indias. ¡Fuera! ¡No los queremos! Esto de la jurisdicción indígena es una aberración que ocasionará racismo y más división entre nosotros. Además de esto, siguen financiando a los vividores de la conflictividad para implementar esas agendas que no han podido hacerlo en sus países. ¿Qué le pasa a nuestro gobierno? ¿Por qué no los saca de aquí? Muy por el contrario, hasta transporte les dan…
La corrupción continúa. ¿O creímos que “ni corrupto ni ladrón” podría resolverlo? Con el sistema actual de gobierno, es más que imposible. Como dice el “gatopardismo”: “cambiar todo para que nada cambie”. Si queremos cambios de fondo, hay que reformar el sistema. El Congreso se ha limitado a hacerle parches y zurcidos a varias leyes, justamente para que nada cambie. Otra cosa que ¡basta ya!: el reclamo de tierras ancestrales. Es la “nueva” petición de quienes viven del dinero extranjero. Señores, hace 524 nos conquistaron los españoles. Seguramente no había concepto de propiedad privada: ni en los indígenas conquistados, ni en los españoles conquistadores. Aunque hubiese existido, de eso se trata la conquista. ¿Quieren tierras? ¡Trabajen para obtenerlas! Eso hacemos todos. Si no quieren, pues vayan a España a buscar a los descendientes de los conquistadores, y les reclaman a ellos. A ver cómo les va. La realidad es que quieren quitar las tierras, legalmente obtenidas, de quienes las tienen produciendo. ¿Qué talito? (Como decimos en buen chapín).
¿Tráfico? La Muni no ayuda. Trata de sustituir semáforos con agentes de tránsito. ¡Fatal! Lo ponen peor. Pero sí hay algo que todos podemos hacer: mejorar nuestra cultura vial. Por ejemplo, no bloquear las intersecciones. Pienso que es momento de darnos cuenta que sí podemos hacer algo. ¡Sí podemos! Manifestemos nuestras opiniones. Las redes sociales son buenísimas para esto. Pero más allá de oponernos, también podemos dar ideas, sugerencias, propuestas. Más allá de quejarnos, podemos proponer.
Algo más: todos, sin excepción, debemos involucrarnos. No dejemos que otros opinen por nosotros. “Yo no me meto en esas cosas”, o “estoy ocupado con mi trabajo o familia” es lo que nos tiene así. Los “malos” se han metido, locales y extranjeros. Y bien metidos, hasta las entrañas de nuestra Guate. Para involucrarnos, empecemos por aprender, aunque sea poquito, sobre el tema en cuestión. Formemos nuestra propia opinión basado en lo que leemos, en opiniones de otros, en experiencias. Y como dijo el General San Marín: “¡A la carga mis valientes!”
República.gt es ajena a la opinión expresada en este artículo
SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER