23° GUATEMALA
20/05/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Aterrizaje en tres llantas

Redacción
12 de diciembre, 2016

En el documento propuesto por UNESCO que se inició su comentario hace dos semanas, Educación para transformar vidas,  se  continua con las metas tres y cuatro “Asegurar el acceso en condiciones de igualdad para todos los hombres y las mujeres a formación técnica, profesional y superior de calidad, incluida la enseñanza universitaria y, al mismo año (2030) aumentar el número de jóvenes y adultos que tienen las competencias necesarias, en particular técnicas y profesionales, para acceder al empleo, el trabajo decente y el emprendimiento.”

Llaman a las políticas públicas en cuanto a esta visión Enseñanza y formación técnica y profesional (EFTP) y gozan de estrategias varias basándose en alianzas públicas y privadas, multisectoriales, con dinámicas de implementación, monitoreo y evaluación continua, así respondiendo a las necesidades del mundo laboral. Se enfatiza la necesidad de incluir las competencias de emprendimiento y el dominio de las tecnologías de la comunicación, siendo estas parte de las destrezas del siglo veintiuno. La relación entre la academia y las fuentes laborales debe ser cercana; las carreras del nivel diversificado de la educación media se formulan para proveer la posibilidad al egresado de obtener un trabajo calificado para, o continuar estudiando, o entrar a la fuerza laboral. Y estas carreras deben responder no sólo a los deseos del estudiante sino que a las necesidades de la comunidad, siendo estas sui generis.

Estas tienen especial relación con la Meta 7, “Garantizar que todos los estudiantes adquieran los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para promover el desarrollo sostenible, en particular mediante la educación y la adopción de estilos de vida sostenibles, los derechos humanos, la igualdad entre los géneros, la promoción de una cultura de paz y no violencia, la ciudadanía mundial y la valoración de la diversidad cultural y de la contribución de la cultura, entre otros medio,”  Las carreras vocacionales cumplen esta misión; con una visión amplia de participación mundial , sin tener la necesidad de solo optar por una educación formal, también se valida la educación no formal e informal, respetando las metodologías alternas para cumplir la meta del aprendizaje  en todas las gamas posibles. La inclusión es imprescindible; y el reconocimiento de la importancia  de la cultura, la herencia, la diversidad dentro de las competencias perfeccionadas para así cumplir con la vocación propia  y luego con el crecimiento con la comunidad.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

La meta seis concierne a cobertura, tanto local como mundial, que sufre de carencias permanentes.  La meta puntual: “Garantizar que todos los jóvenes y adultos, tanto hombres como mujeres, tengan competencias de lectura, escritura y aritmética.”  El perfeccionamiento de estas competencias forma la ruta para la adquisición de otras, y la implementación de los talentos en el mundo laboral.

Meta 9: ” Aumentar a nivel mundial el número de becas disponibles para países en desarrollo, en particular los países menos adelantos, los pequeños estados insulares en desarrollo y los países de África, para matriculación en instituciones de enseñanza superior, incluidos programas de formación profesional y programas técnicos, científicos, de ingeniería y de tecnología de la información y las comunicaciones, en países desarrollados y otros pases en desarrollo.” Se proyecta que cada egresado forme parte de la ciudadanía global, con las competencias requeridas para lograr lo que es la finalidad del proceso educativo, el desarrollo integral del ser que llevará a la felicidad personal,  el cumplimiento de la vocación personal.

Las instituciones académicas del globo, indistintamente del nivel educativo, desde el inicial hasta la educación superior,  deben compartir las buenas prácticas metodológicas y de habilidades  con el fin de asegurar la permanencia de las poblaciones en sus propias naciones. Aunado este esfuerzo con la comunicación efectiva con las empleadores,  se asegura no solo el éxito personal de cada individuo, además el éxito nacional con provocar un enriquecimiento en la producción de servicios y productos.

La importancia del documento UNESCO  es su “aterrizaje” en la realidad de los países. Documentos de variados centros de estudios, tanques de pensamientos, organizaciones no gubernamentales, han propuesto soluciones y rutas, muchas de ellas imposibles de cumplir. Este documento de UNESCO, La agenda para el año 2030, propone respuestas a una variada realidad  que requiere de innovación, creatividad y voluntad política; una ruta de conocimiento de cómo incorporar el aprendizaje mundial con coherencia y congruencia. Ahora a “aterrizarla” en la educación nacional.

Republicagt es ajena a la opinión expresada en este artículo

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER