17° GUATEMALA
26/06/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

¡Reactivación Económica Ya!

José Carlos Ortega
03 de diciembre, 2016

En estos tiempos en que todos gritamos algunos de nuestras necesidades – exigencias, como ¡Justicia Ya! o ¡Reforma Ya! hoy quiero referirme al descenso en la actividad económica nacional. Para algunos analistas la actividad económica nacional no sólo está en descenso sino que está prácticamente paralizada. Es decir, no es que no haya compra y venta de bienes y servicios sino que únicamente se dan los básicos, en las necesidades básicas de las personas e instituciones. Pero el indicador se siente en las empresas y en las personas…
El IMAE – Índice Mensual de Actividad Económica ha descendido desde casi el 5% en enero de 2015, hacia el 2.87% en enero de 2016 y a un 2.37% en septiembre de 2016. Es un descenso del 50% en casi dos años. Son cifras alarmantes. Hay diversas formas de explicarlas, que van desde la poca o nula inversión del sector público, el descenso estrepitoso del crédito bancario al sector privado, la paralización en la construcción y otras actividades económicas.
La paupérrima ejecución presupuestaria de algunos sectores del gobierno central, sobre todo en los ministerios de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda y el de Desarrollo, que utilizan mucha mano de obra, puede ser uno de los sectores esenciales para reactivar la economía. El estado actual de cientos de kilómetros de carreteras principales, hasta rurales, es pésimo y un gasto e inversión en ellos genera un sinfín de movimiento económico. El problema, imaginamos todos, es en la asignación de muchas de las empresas que se han envuelto en corrupción en los casos investigados y llevados a la justicia este último año, pero también en el tremendo miedo – prudencia de funcionarios que no se atreven a ejecutar para que no les pase lo mismo que a los, por lo menos, siete ministros del gobierno del defenestrado presidente Pérez Molina.
En términos monetarios se explica que el crédito bancario al sector privado se ha reducido como consecuencia de nuevas regulaciones e incentivos que finalizaron para inversión en el sector energético y los precios internacionales del sector minero. El problema no es ese, sino que si tuviéramos una economía que incentiva la inversión, y donde se estima que la tasa de cambio será relativamente estable, éstas se trasladarían a créditos en moneda nacional sin ninguna diferencia, el problema está en que no hay créditos al sector privado que es el productivo.
Para mientras, hay miles de licencias de construcción varadas en la tramitología burocrática. Hay que pasar por la municipalidad, por el Ministerio de Ambiente, ¡por el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social!, ¡Ministerio de Cultura!, etc. y en algunos de ellos, como en la municipalidad por tres oficinas distintas. ¡Qué de aquellos tiempos en que la Muni ordenaba todo para desburocratizar y facilitar todos los procesos y no caer en manos de los ahora procedimientos extorsivos y corruptos! El mismo alcalde ha salido declarando que para rellenar un hoyo en las calles debe pedir demasiados permisos, y que él no lo hará, invitándonos a todos a desobedecer las “leyes” y procedimientos, inclusive los de la Muni.
Éstos son ejemplos de procedimientos que podrían mejorarse con solo coordinar otra “ventanilla única” de análisis de los expedientes, sobre todo porque muchos de ellos terminan con un requerimiento de un acta notarial donde se asevera la falta de daño a algo, o el compromiso de cumplir con algo…
Claro que no queremos que no haya castigo para las personas y las empresas que han utilizado el Estado como botín. Debe orientarse hacia ello el accionar público en sus compras y contrataciones, y aunque seguramente se debe pagar algunos trabajos realizados a estas empresas, estos deben supervisarse correctamente para verificar su estado y su conclusión o avance.
Lo natural de la economía nos dice que si estamos eliminando la corrupción, si los procedimientos son más transparentes y más eficientes y eficaces, si se asegura el pago a los contratistas, si hay más justicia, deberíamos tener más oferentes en el mercado, empresas nacionales e internacionales nuevas que quieran competir en el mercado local. Pero, no está pasando, y eso quiere decir que alguno de los eslabones del proceso está mal. Por lo tanto, el esfuerzo del gobierno debe ir enfocado a eliminar o mejorar esas trabas para poner en marcha el aparato productivo del Estado y de las prácticas privadas.
Nota al Presidente:
Si el recién electo presidente Trump ha recibido una llamada del presidente de Taiwan o China Nacionalista, en contra de tres décadas de política exterior estadounidense (aunque aún no es funcionario público), ¿no debiera el presidente Jimmy Morales realizar una llamada al señor Trump, o a su vicepresidente Pence, tal vez a través del asesor guatemalteco Diego Morales para recuperar el poder que el embajador había usurpado? Sueños…
Twitter: @josekrlos

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER