25° GUATEMALA
25/06/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Umberto Eco: investigador extraordinario

Redacción
29 de febrero, 2016

Umberto Eco ha muerto; ¡Que viva Umberto Eco! Ha habido un sinfín de artículos contemplativos sobre la vida y las obras del filósofo italiano; reproducciones de sus propias palabras, interpretaciones sobre las mismas según el punto de vista del lector, siendo éste o filósofo, intelectual, historiador o simplemente enamorado del estilo de escribir de Eco, en novelas o u otro género.

La mención más frecuente es su obra de ficción El nombre de la rosa, opus que se llevó al cine. Y como esa novela histórica, hubo otras, además de una miríada de exposiciones intelectuales de semiótica, antropología y demás.

Sin embargo, hay una descomunal obra suya adicional, y aunque algunas de las indicaciones en ella no estén responden a la vanguardia cibernética, son tan pertinentes como en el día que se escribieron.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Cómo se hace una tesis. Técnicas y procedimientos de estudio, investigación y escritura”, texto que se encuentra en línea en varios sitios, y su descarga es totalmente sin costo. (Se adjunta el enlace)

Compartir las estrategias básicas de investigación, que aunque fuese escrita la obra en 1982, es un gozo del desarrollo de la investigación. El Maestro Eco, con humor ciertamente irónico, contradictorio a sus orígenes, dice”   Hacer una tesis significa divertirse y la tesis es como el cerdo, en ella todo tiene provecho.” Continua en el cierre de su escrito de doscientos cincuenta y tres paginas, “Hay una satisfacción deportiva en dar caza a un contexto que no se encuentra; hay una satisfacción enigmática en encontrar, tras muchas reflexiones, la solución de un problema que parecía insoluble.”

¿Cómo puede una exposición de hace treinta y cuatro años atrás, de la sistematización de la investigación tradicional y la exposición de la lógica de la construcción del documento final ser congruente con la educación y técnicas del siglo veintiuno?

Demuestra la metodología puntual de cómo investigar, adornada con comentarios folclóricas. Las fichas bibliográficas de textos de fuente, elaboradas no con el sistema APA, pero si con puntual y detallada información bibliográfica, proveen la base del desarrollo del documento que se pretende elaborar; la tesis, que pueda ser doctoral, o monográfica o panorámica, indistinto de cómo fuera, comparte que debe contar con cuatro elementos inamovibles para la elección del tema, y aquí si se perciben las diferencias generacionales.   Primero, expone que el tema tiene que ser del interés del escritor; Segundo que las fuentes que se necesiten sean asequibles, y este punto en años atrás pudiera ser de cierto reto, un reto que el alcance del Internet abole; Tercero, que los fuentes sean manejables, en cuanto al entorno cultural en que fueran escritos, y hasta de idioma; y por último, que el cuadro metodológico de la investigación esté al alcance del investigador, de nuevo siendo esta indicación un elemento fácilmente resoluble por los medios virtuales actualmente.

Se delibera sobre el tiempo necesario para hacer una tesis. Se recomiendo no trabajar más de tres años, ni menor de seis meses, pues su fuera menor de seis meses implica que el producto de investigación sería muy superficial, y si el trabajo fuera de más de tres años, el trabajo propuesto es muy ambicioso y no fácilmente finalizado.

El uso del fichero es una deliberación que debe migrarse; un fichero ya no es la colección de tarjetas físicas en orden alfabético, puede ser desde una aplicación especifica con tal fin, o el simple uso del programa Excel. Enfatiza la necesidad de crear referencias cruzadas, pues un fuente llama a otro, entre si se enlazan, y llevan a adicionales. Todo estas herramientas, valiosas.

Los consejos de cómo ordenar las citas, hasta con fotocopias de hojas manuscritas incluidas, guían al futuro investigador en la aventura a que se refiere Eco, una satisfacción deportiva.

Un investigador es un científico explorador. Umberto Eco, de otra generación, provoca el reencuentro con las raíces de la investigación, que hoy día se desarrolla por medios modernos. El fallecido filósofo, además de otorgar a sus lectores momentos de deleite y gozo, también presentó la plataforma de cómo escribir un documento serio de investigación, aunque a veces el tono fuera jocoso.

Se adjunto el enlace para el documento y se recomienda su lectura, aunque no se esté escribiendo una tesis.

http://www.upv.es/laboluz/master/seminario/textos/umberto_eco.pdf

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER