Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

La médula de la sociedad

Redacción
12 de junio, 2016

La parte central de toda sociedad debe ser la justicia pronta y la seguridad, saber que nadie está por encima de la ley. Por ende el estado de derecho es de vital importancia para la sociedad y en Guatemala la ausencia de un verdadero Estado de Derecho nos ha heredado un país repleto de corrupción e impunidad, ladrones y asesinos se pasean en motos por la ciudad, narcotraficantes tienen mansiones y funcionarios cometen actos de corrupción con frecuencia.

La ausencia del Estado de Derecho en Guatemala se debe a que el sector de justicia es influenciado por actores ajenos, procesos de justicia largo e ineficientes y falta de seguridad tanto jurídica como policial en las calles. Guatemala ha sido puesta en un momento clave, los tres Organismos del Estado proponen reformar la Justicia y solicitan la opinión y apoyo de la sociedad civil.

El proceso de diálogo para reformar la Justicia seguro será un proceso enriquecedor y largo, como ciudadanos responsables tenemos la tarea de informarnos sobre las reformas y proponer cambios si tenemos buenas propuestas. Eso sí la mesa de diálogo debería de estar ajena a discusiones inútiles sobre ideologías que poco servirán para construir un país más justo. El modelo de la Justicia puede y debe ser objetivo por el bien de todos los guatemaltecos.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

La causa de los males de Guatemala no es el egoísmo, ni la riqueza, ni mucho menos las empresas, la causa de la ausencia del Estado de Derecho en Guatemala es sencillamente la impunidad y corrupción ocasionadas por la falta de justicia o como dirían algunos por el sistema pero específicamente el sistema de justicia fallido que hemos heredado. No debemos de perder el objetivo y dejarnos llevar por discursos de los años setentas u ochentas, la oportunidad de tener una Guatemala más Justa la tenemos en nuestras manos y es momento de actuar.