14° GUATEMALA
29/01/2023
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Elecciones Guatemala 2023
Elecciones Guatemala 2023
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Deportes
Deportes

¿Un proyecto antisistema?

Redacción
07 de junio, 2016

En América Latina y muchas partes del mundo, el creciente malestar en la democracia y hacia los políticos tradicionales ha tenido como resultado la emergencia y llegada al poder de candidatos considerados “outsiders”, es decir, aquellos forasteros de la política. Ahí está, por ejemplo, el caso del racista y xenófobo de Donald Trump, que más pareciera ser un experimento que se le ha salido de las manos al establishment republicano, pero que en el fondo ha servido para infundir en las masas el sentimiento de ser un “verdadero” norteamericano y separar a los “otros” que habitan EEUU –principalmente, los migrantes y su respectiva descendencia nacida en ese país-.

Es interesante reflexionar en el hecho de que aunque un outsider llegue al poder, eso no necesariamente significa o trae como consecuencia un cambio en el sistema político o las formas de hacer política. Y esto parece estar confirmándose en Guatemala. Jimmy Morales, el candidato que la mayoría etiquetó como el “outsider” natural, no representa la “nueva política”, ni está encabezando un proyecto alternativo que altere el sistema. De hecho, su capital político se le va como agua entre las manos por no estar al ritmo que impone una agenda estratégica –con mano internacional de por medio- que han echado a andar la CICIG y el MP desde abril de 2015.

Aunque las élites tradicionales están resintiendo y lidiando, cada cual a su manera, con los golpes que ha dado y seguirá dando la tríada CICIG-MP-Embajada, éstas todavía sacan el tiempo, las estrategias, las tácticas y los recursos para oponerse a cambios en el sistema (por ejemplo, el rechazo al reconocimiento de la jurisdicción del derecho indígena en la Constitución, una ley de aguas, cambios en el régimen impositivo, ley de desarrollo rural, entre otras).

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

En política no hay espacios vacíos. En tal sentido conviene preguntarse ¿Un distanciamiento de Washington con las élites tradicionales del país podría dar lugar a la posible articulación y apoyo a un proyecto antisistema? ¿Estará interesado el “Tío Sam” en apoyar, en los próximos años, a un proyecto y un candidato antisistema, en Guatemala, para seguir impulsando su agenda estratégica en la región?

Si de intereses se trata a EEUU no le ha importado apoyar, en el pasado, a personajes como Sadam Hussein, Osama Bin Laden, al Sha de Irán hacia la mitad del siglo XX o la llegada al poder en ese mismo país del Ayatolá Jomeini en 1979, con la consecuente fundación de la República Islámica de Irán; o, en Panamá, a Manuel Antonio Noriega. Y la lista puede seguir. Claro, detrás de todos estos apoyos los gringos solo tenían algo en mente: sus intereses. Y el principal interés era petróleo.

En este contexto: ¿Puede surgir en Guatemala un proyecto o candidato, verdaderamente, antisistema? Quizás. No obstante, lo anterior también implica una lectura correcta de hacia dónde soplan los vientos de la política por parte de aquellos líderes y movimientos que aunque han sido bastante efectivos en lo mediático, han tenido poco éxito en la política partidaria ¿Quién podría ser la cabeza de un proyecto antisistema y contar con la “bendición” y apoyo de los gringos? Eso, está por verse, pero no sería extraño el apoyo a un movimiento indigenista y campesino de corte radical… que defienda el territorio, la madre tierra, los recursos naturales y, principalmente, el AGUA.

El 2015 le demostró al votante que tiene poder con su voto y que puede desbancar del camino a la “guayaba” a los que representan la política clientelar y tradicional. Y lo que va de 2016, también le está demostrando al votante y al ciudadano que el candidato “outsider”, ahora convertido en Presidente, tampoco representa cambios. Es más de lo mismo.

Con esto en el escenario y con un “Tío Sam” que no se anda con miramientos si de impulsar sus intereses se trata, no sería raro que se pueda dar, en el futuro, ese apoyo a un candidato y proyecto antisistema.

@bequerchocooj

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER