18° GUATEMALA
24/09/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Hay que enamorarse

Redacción
27 de agosto, 2016

Aunque la mitad de mi generación se niegue a aceptarlo, de alguna manera u otra todos buscamos enamorarnos. Queremos sentir eso que nos muestran las películas, las ganas de gritar el amor que sentimos por alguien, demostrar en cada acción todo lo que nos mueve por dentro y sonreír cada vez que nos recordemos las cosas que hemos vivido gracias a ese gran amor.
Pero el mundo es una situación complicada, es un relajo entero, lleno de confusiones y situaciones que parecen ser otra y además siempre estamos muy ocupados para todo y por eso esto de enamorarse pasa a segundo plano. Y como por si fuera poco, ya existen pocas personas que le apuesten al amor. Solo los más atrevidos son los que sin ningún temor están dispuestos a vivir, sentir y hasta dejarse arrastrar por el amor y todo lo que este conlleva.
Y aunque sé lo que todos están pensado, esto de enamorarse no es solamente de una persona, y debe ser fantástico que eso ocurra, pero también está la posibilidad de enamorarnos de aquello que haremos por el resto de nuestras vidas y así lograr todo eso que mencioné antes. Y no solo de nuestro trabajo, también del país donde vivimos, de las causas en las que creemos, de nosotros mismo, de esas ideas de otras personas que nos inspiran y nos llevan a ser mejores. Y justamente eso, es el amor (de cualquier tipo) lo que nos lleva a ser la mejor versión de nosotros.
Nos hace mejores porque dejamos de buscar un bien individual y buscamos un bien común algo que nos ayude a más. Y es que esto es contagioso también, casi tanto como bostezar, uno ve que alguien anda feliz y realizado porque están enamorado y quiere que le pase también. Y otra cosa increíble de esto es que eventualmente, de una manera u otra, nos va a pasar a todos. El amor no es egoísta y además no se queda con nada, es tan benévolo que nos quiere devolver hasta el último esfuerzo que hicimos por él.
Espero encontrar, conforme el tiempo, a más personas que me hablen con una sonrisa de su trabajo, de su voluntariado, de sus propias ideas y de sus novios/esposos. Que les cueste expresar con palabras todo eso que se les mueve cada que piensan en una de estas situaciones, que estén pendientes y sobre todo que estén felices; porque es ese el principal síntoma de estar enamorado de la manera correcta.

República.gt es ajena a la opinión expresada en este artículo

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER