Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

Salud el reto inmediato de la administración del Estado

Antonio Melgar
29 de agosto, 2016

La salud en Guatemala se ha  convertido en uno de los retos más complejos, esto a consecuencia que  es uno de los tantos pendientes por las malas prácticas políticas, no solo del presente sino además  también del pasado y que estamos arrastrando desde hace mucho por lo cual enfrentamos una crisis tan grande que urge solucionar.

Los dichos populares dicen que,  “con que se tenga salud se tiene todo” y por eso es esencial y tiene una relevancia más que necesaria. Los guatemaltecos somos cada vez más pobres, según informes divulgados hace algunos días por la Comisión de Salud del Congreso de Derechos Humanos, y esto significa que los niveles de vida siguen disminuyendo y la necesidad de acudir a los centros de salud públicos se hace cada vez más importante. 

En ese sentido es que creo que las soluciones deben ser inmediatas,  más que presupuesto se debe pensar en políticas públicas de salud que claro tienen que ver con la corrupción y la capacidad de dirección de las autoridades. Durante muchos años la cartera de salud, ha experimentado problemas y queda en evidencia la injerencia de los malos políticos que abusan del poder, sin importar a que costo.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Nuestro sistema depende de tantas cosas que van desde la prevención, cosa olvidada o poca vista, hasta la reactiva que tiene que ver con la anterior, en donde sin la primera, la segunda será tan complicada como la tenemos ahora.

Las administraciones de salud tienen que lidiar desde el presupuesto hasta las políticas internas, y las relaciones humanas, sumado a las presiones de compra de medicamentos e insumos que claro no quedan exentas de lograr una forma de enriquecerse de forma ilícita, para unos pocos que dejan por un lado lo esencial.

Además tenemos que agregar la falta de confianza que tenemos como ciudadanos, de pronto notamos como los sistemas se convierten en inoperantes y con casi nulas soluciones a los problemas.

Como siempre he sido optimista y espero que la nueva administración de salud, que se destaca por personajes honestos, tome en sus manos una responsabilidad tan grande, como la vida de los guatemaltecos con responsabilidad y que la haga prioridad. Sé que será duro e incasable para lograr paliar la crisis actual, pero más que eso, espero que sean capaces de lograr condiciones de prevención que seguramente serán las más idóneas para mejorar la salud de Guatemala.  

República.gt es ajena a la opinión expresada en este artículo