Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

¿Podemos hacer algo?

Betty Marroquin
26 de junio, 2017

El mundo está cambiando a pasos agigantados. La lógica se extingue y los comunes mortales permanecemos impávidos e impotentes ante lo que percibimos como una oleada imparable. A muchos nos parece increíble que la mentalidad del políticamente correcto haya ayudado a que el sueño de Muammar Gadaffi de conquistar Europa a punta de inmigración se haga realidad. Parece absurdo que los europeos se hayan auto-inculcado un ilógico cargo de conciencia por las conquistas que hicieran sus antepasados en siglos anteriores, y en su congoja permitan una alteración cuasi irreversible a su cultura, a su otrora bien marcada identidad nacional, a su modo de vida y a su esencia. Llegan al punto de sacrificar a sus ancianos, con tal de ayudar económicamente a los inmigrantes que se reproducen a la velocidad de la luz. Y mientras tanto, la pirámide invertida que caracterizaba a las sociedades europeas, se refleja claramente en los principales líderes de las potencias del viejo continente. Macron, Merkel, May, Gentiloni, Rutte, Lofven, Bettel, Sturgeon y Juncker no tienen hijos, curiosamente, y son quienes deciden sobre el futuro de Europa. Irónico, sin duda, especialmente cuando se está transformando el tejido social de sus países. Casi suena como “que hagan lo que sea” porque total, que les puede importar.

Europa, la cuna de la civilización occidental, dónde fuese acuñado el concepto de democracia, el respeto al derecho ajeno, la sacrosantas libertadas individuales, y todos los valores que han hecho del otrora mundo libre, se han convertido en conceptos manipulables, elásticos, cuasi imposibles y tristemente, incomprensibles. En estos dorados tiempos, quienes amamos viajar debemos estar conscientes de los riesgos que corremos. Ataques semanales ocurren por doquier. En Europa, sea Inglaterra, Francia, Bélgica, España, Francia los han vivido en los últimos tiempos, unos más que otros, pero son hoy por hoy una realidad con la que los europeos deben convivir y que requiere que usemos nuestros dos dedos de frente para reaccionar inteligente y prontamente.

La Suecia pacífica, dónde antes no pasaba nada, ha visto un cambio no para mejor. Cifras del Consejo Nacional Sueco para la Prevención del Crimen reflejan que si bien entre el 2005 y el 2013 las cifras habían disminuido para casi todas las formas de crimen, desde el 2014 se ha visto un incremento en el fraude, asaltos a la propiedad privada, y un 70% de incremento en las ofensas de carácter sexual. Si bien las autoridades en Suecia atribuyen el incremento a que las víctimas ahora reportan las ofensas con más frecuencia, entrevistas a ciudadanos suecos realizadas por diversos medios, incluyendo Fox News denotan que el temor entre ha aumentado, especialmente entre las mujeres. Esto se hizo evidente cuando el Presidente de los Estados Unidos lo hizo público hace pocos meses, y fue contradicho por el premier sueco. Evento que propició las entrevistas de medios extranjeros a ciudadanos suecos en Suecia.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Recordemos las violaciones cuasi coordinadas que sufrieron 14 alemanas en el Año Nuevo del 2016-2017, violadas por inmigrantes en ese país en Hamburgo. Estas jóvenes entre los 18 y los 26 años fueron violadas por 3 sirios, 3 iraquíes, 2 afganos, 1 eritreo, y 1 alemán (no encontré si de origen extranjero), además de los asaltos con fuegos artificiales lanzados contra personas individuales y grupos de transeúntes.

Africa y Medio Oriente conocen el terrorismo muy de cerca. Desde ataques sistemáticos y sumamente crueles a Cristianos en Africa por extremistas islámicos, que también se matan entre sí en ambos extremos del continente asiático, hasta algunos esporádicos en el lejano Oriente. En lo que va del 2017, el mundo ha vivido 596 ataques y producido 4,044 muertes, sin contar heridos (https://storymaps.esri.com/stories/terrorist-attacks/?year=2017). Esta fuente incluye una bomba de fabricación casera en Villa Nueva, que explotó el 19 de febrero de este año, hiriendo a cuatro personas. Muchos de estos ataques pasaron desapercibidos en los medios nacionales.

Me resulta ilógica la discusión en torno al derecho de posesión de armas porque con frecuencia suena como si las armas se disparan solas, cuando hemos visto infinidad de ejemplos que demuestran que cuando alguien quiere matar a otro ser usa un cuchillo de cocina, un pica hielo, un bate de baseball, o hasta el tacón de un par de stilettos. Sin duda, debe ser regulado y es imperante combatir el mercado negro de armas, aunque más parece cuasi ilusión óptica ya que siendo tan lucrativo, al igual que las drogas, mientras haya demanda habrá oferta.

El punto de todo esto es que cuando un ser humano decide hacerle daño o ya no digamos asesinar a otro, tenga o no un arma en mano, esté o no motivado ideológicamente, hará lo que sus bajos instintos le dicten. Lo grave es entender que puede motivar a un ser humano a hacerle daño a otro, y no discriminan origen, clase social o estatus económico.

Es fundamental abordar el problema de la niñez, pero hasta en lo más elemental. Los sociópatas no surgen sólo entre los niños de escasos recursos. Y los adultos, mientras sigamos dando un ejemplo de odio, envidia, egocentrismo, mezquindad y antagonismo, no debemos sorprendernos del resultado social que enfrentamos.

República es ajena a la opinión expresada en este artículo