Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

La CSJ frena nuestro desarrollo

Ramon Parellada
07 de julio, 2017

No tengo la menor duda. La actual CSJ (Corte Suprema de Justicia) busca deliberadamente frenar el desarrollo y causar caos en Guatemala. Ya lo dije en el caso de las resoluciones contra las hidroeléctricas de Oxec. Lo repito ahora con la suspensión provisional de las licencias de extracción mineras Juan Bosco y Escobar que forman parte del proyecto San Rafael.

La razón por la que suspendieron provisionalmente las licencias y ordenaron el paro de actividades inmediata es la misma que la que usaron en Oxec, por no realizar la consulta a los pobladores de las áreas donde se encuentran las concesiones. Pero esto es parte de la confusión y arbitraria interpretación del convenio 169 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) sobre Derechos de los Pueblos Indígenas en la que se establece con toda claridad que las consultas no son para nada vinculantes, es decir, que no importa lo que vote la gente, no puede pararse ningún proyecto productivo por esta razón. Simplemente, la empresa deberá tener una estrategia de comunicación más activa para explicar lo que hace y esperar un mayor entendimiento de las comunidades que por otro lado, se benefician de estas enormes inversiones.

Es interesante que el convenio habla de pueblos indígenas. El amparo que planteó Calas (Centro de Acción Legal Ambiental) contra las licencias de explotación debió haber sido rechazado por la CSJ. Sin embargo, la CSJ está politizada y toma decisiones arbitrarias que en nada favorecen el desarrollo económico del país ante inversiones que han cumplido con todos los requisitos de ley y benefician enormemente al país. Ya sabemos que Calas se dedica a cuestionar y tratar de frenar las actividades de hidroeléctricas y las extractivas. Sus razones tendrán. Están en su libertad de pensar y actuar como ellos quieran. Lo que no es concebible es que la CSJ se alinee a un pensamiento a todas luces ilegal que además es inmoral.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

El daño causado por la CSJ al país por el caso de Oxec I y II fue devastador. Ahora este otro viene a rematar y a confirmar que tenemos una CSJ parcializada, politizada y que toma decisiones que causan desaliento, ahuyentan la inversión y provocan que el país siga permanentemente en la pobreza. Por cierto, Calas argumentaba que defendían a la población Xinca. Lo increíble es que en las poblaciones aledañas a las concesiones no existe ni una sola persona que se defina a si misma como Xinca. Y yo argumento que aunque la hubiera, no importa pues la consutla “no es vinculante”. ¿Qué es lo que no entienden los jueces y magistrados de la CSJ de “no es vinculante”?

Existe aún un recurso como lo fue en el caso de Oxec I y II. Esto es una apelación a la CC (Corte de Constitucionalidad) que da algo de esperanza ya que existe el antecedente en el que fallaron indicando que Oxec I y II podían continuar pero que tenían cierto tiempo para hacer la consulta. Mientras esta resolución se tome, pasarán días y hasta meses como fue en el caso de Oxec en que la operación perderá millones de dólares, los trabajadores perderán sus ingresos, las empresas aledañas que viven de la actividad de la operación de esta mina también quedarán sin esos ingresos y lo peor, si alguien todavía confiaba en que podía invertir en Guatemala, con esto, se disiparon sus dudas y mejor optará por otro país.

República es ajena a la opinión expresada en este artículo