24° GUATEMALA
20/01/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Migrantes
Migrantes
Inmobiliaria
Inmobiliaria

La base del aprendizaje es el error

Diana Brown
16 de octubre, 2018

El error puede reencausar los procesos del pensamiento; puede provoca un aprendizaje más allá de lo mecánico; un aprendizaje real, que forma la vida del alumno; se vuelve competente a los retos de la realidad; analiza, discierna, conoce, acepta y crece.

El experto en investigación Dr. Julio Pimentel, en variados textos de su desarrollo, comparte conceptos sobre los temas de su total dominio, las competencias y las evaluaciones, ambas elementos esenciales dentro del proceso educativo, y íntimamente ligados entre si.  Sus palabras llaman a una profunda reflexión docente.

La evaluación se visualiza de distintas maneras, de acuerdo al fin que se le asigna. Está la evaluación diagnóstica, que como indica su propio nombre, está para establecer el conocimiento que existente, la base de donde se parte para seguir la construcción. Está la evaluación sumativa, que registra de manera numérica, el progreso relativo en el proceso educativo, y la evaluación formativa, que reúne la observación de lo que esté aun por aprehender del alumno y con estrategias de reconstrucción del conocimiento, permite afianzar los conceptos que estén inseguros, para continuar el proceso educativo sobre bases firmes.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

¿Qué se evalúa? ¿El conocimiento, el contenido, el alumno, el maestro o la competencia? El proceso educativo requiero de una planificación en varios niveles, micro y macro, siendo la meta final, el dominio de una competencia para continuar con otras. Al planificar una asignatura, una actividad, una clase, el docente debe tener desde allí, la visión de cómo va a comprobar si el alumno adquirió la competencia requerida para resolver los problemas que se le presenten.  El fin no es otorgar una calificación de cien porque el resultado de 2+2=4 es correcto, el fin es otorgar el cien porque sí comprendió el alumno el porqué del resultado, sus procedimiento y su lógica, y es competente de explicarlo,  repetir el proceso, y presentarlo ante el docente y sus pares. Si se puede explicar un proceso, se domina tal, y es competente en ello.

¿Por qué la base del aprendizaje es el error? Sufrir un error es asunto de contemplación, observación, reflexión y sinceridad. ¿Se comprendió el enunciado original? ¿Está bien redactado el enunciado? ¿Está claro cuál es el resultado deseado? ¿Y cómo se llega a ello? La educación tiene que guiar el proceso a cómo llegar al fin, conociendo e enfatizando que el camino es lo que se tiene afianzar para poder repetir el proceso sólo o en grupo.

La vida es una serie de pruebas, algunas que se cumplen con éxito, otras que enseñan que hay carencias. La evaluación, construida con la mística de la observación del proceso, no solo puede demostrar  un error en procedimiento, puede demostrar que la persona pueda tener una parte de su  estructura cognoscitiva, con alguna debilidad. Y lo mas importante es reconocer esa debilidad,  la aceptación de la misma, la tolerancia al error propio, y el deseo de rectificarlo.

Dr. Pimienta comparte series de pasos para la resolución exitosa de problemas matemáticas, dentro los cuales se encuentran el: plantear problemas, fomentar preguntas, hacer conjeturas, comprobar y resolver el problema, representar relaciones, y luego llegar a replantear el problema; todo esto con una tolerancia al error. Se pregunta, ¿solo en las matemáticas son aplicables estos pasos? O en todo el proceso educativo. O en toda la vida?

La educación actual se enfoca en los aprendizajes dentro de las competencias, las cuales que tienen como meta el dominio de un proceso para su exitosa aplicación y continuación.

Una educación basada en competencias es reflejo del proceso vital, una estructura de constante construcción, y reconocimiento positivo de error, reajuste de procesos, un continuo que no cesa.  Se desarrolla el discernimiento, el análisis, la integración de los aprendizajes, lógica, poder trabajar primero solo, luego de manera colaborativo;  se descubren las relevancias entre una competencia y otra, se observa que el proceso es integral.  El error puede reencausar los procesos de pensamiento, estimula un aprendizaje  más allá de lo mecánico; induce un aprendizaje real, que forma la vida del alumno; se vuelve competente a los retos de la realidad. Educación.

República es ajena a la opinión expresada en este artículo

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR