20° GUATEMALA
27/06/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Negligencia de la CC

Ramon Parellada
15 de febrero, 2018

Cuando una persona no hace lo que le corresponde o lo hace mal sabiendo cómo debe hacerlo se dice que es negligente.  La negligencia es grave por sus consecuencias.  Un piloto que maneja en estado de ebriedad es negligente porque sabe que no puede manejar así y si causa un accidente puede causar muertes a otras personas.  Un operario que no sigue un procedimiento de seguridad puede causarse un accidente a el mismo o a los demás compañeros de trabajo.  Sea como sea, la negligencia es muy costosa y afecta a los demás.

La CC (Corte de Constitucionalidad) es negligente o, mejor dicho, los magistrados de esta Corte son negligentes en el caso de la suspensión parcial de las operaciones de la Minera San Rafael.  ¿Por qué?  Es cierto que la CSJ (Corte Suprema de Justicia) metió las paras al suspender la licencia de la Minera en julio de 2017 por lo que también son negligentes por esta decisión.  Pero la CC es negligente por no cumplir con sus obligaciones en el tiempo que deben hacerlo, es decir, se están “haciendo los locos” con este caso (debían resolver los recursos que se le presentaron contra este fallo y no lo han hecho) y por las nefastas consecuencias para trabajadores, proveedores, inversionistas y en general para los guatemaltecos que la suspensión arbitraria, politizada y a todas luces inmoral ha causado hasta el momento.

Los magistrados son negligentes porque:

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

-. Jamás debieron suspender las operaciones de la Minera San Rafael.

-. Debieron haber resuelto en 5 días según la Ley de Amparo, la vista pública efectuada hace 118 días.

-. Han causado pérdidas a la empresa por todo este tiempo (más de 200 días sin operar).  Las pérdidas se deben a que no hay ingresos, pero continúan muchos gastos como mano de obra, deterioro de maquinaria, intereses, etc…

-. Han causado pérdidas a aquellos que dependen la de Minera por ser proveedores de servicios o materiales.

-. Se han dejado de percibir, como bien lo explican los miembros de la Cámara de Industria de Guatemala, más de Q.1,000 millones por concepto entre impuestos que se dejan de generar, regalías, producción, empleo y actividades económicas.

-. Provocaron el despido de 250 personas que tenían un trabajo estable y ahora están desempleadas.

-. Porque mientras más se tarden más caro le costará esta negligencia al Estado de Guatemala, es decir, al tributario que tendrá que pagar las metidas de pata de la CSJ y la CC.  De por sí, la Minera se reserva el derecho de demandar al país por esta resolución.  Y si al final no se resuelve favorablemente, la demanda será muy dura y la ganarán ya que no hay sustento alguno para que la Minera siga suspendida.

Me pregunto si ¿la negligencia de la CC puede considerarse como corrupción?  Al fin y al cabo, estas personas deben hacer bien su trabajo y conociéndolo a fondo no lo hacen como debe ser causando una serie de problemas y costos al país y a muchas personas.  Después nos preguntamos ¿por qué hay tanta economía informal, por qué no vienen más inversiones extranjeras, por qué las locales se están marchando a otros países y por qué los guatemaltecos siguen emigrando hacia Estados Unidos de América?

República es ajena a la opinión expresada en este artículo

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER