18° GUATEMALA
24/06/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Alianzas incomprensibles: Gutiérrez con Mack.

Redacción
26 de febrero, 2018

Mis colegas columnistas liberales y su servidor hemos venido tratando amplia y profundamente hasta el cansancio, desde hace al menos tres años, el tema del secuestro del Estado de Guatemala por parte de la extrema izquierda internacional y nacional. Ongs de DDHH, ambientalistas, indigenistas, antiempresa, antipropiedad privada, de lobby lgbt, abortistas, etc, con recursos que parecen ilimitados para desarrollar sus delictivas actividades y diseminar su propaganda con total libertad y sin control alguno, comprando a la prensa escrita, la radio, la televisión y netcenters por internet; más la incrustación de sus peones y alfiles en prácticamente los tres organismos republicanos, el MP, la PDH y la CC, aupados por la que considero la organización burocrático-terrorista más perversa y grande del mundo: LA ONU, con sus tentáculos de acero blindado en nuestro país: la CICIG.

Por otro lado, en medios internacionales y locales ha trascendido la existencia de un personaje que pareciera a simple vista ser antagónico a estos movimientos, un archimillonario “capitalista” llamado George Soros, pero que es de hecho quien auspicia y financia económicamente a muchas de las ONGs antes mencionadas y quién está detrás de revueltas, revoluciones y desmadres contra muchísimos gobiernos democráticamente electos y contra el sector privado (que compita contra sus intereses) alrededor del mundo, pretendiendo abanderar la “lucha por causas nobles”, como lo es “la lucha contra la corrupción”.

Cuesta entenderlo, pero no todos los magnates multimillonarios son defensores del capitalismo y del libre mercado, de las ideas del liberalismo clásico, de la escuela austriaca de economía, de la vida, de la libertad ni de la propiedad privada (bueno, solo de la de ellos mismos).

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Investigando un poco, nos damos cuenta que este tal Soros provoca crisis económicas, políticas y sociales por todos lados, para luego aprovechar comprar a precio de saldo, compañías que él mismo ha llevado a la ruina, o bien, para ingresar a mercados dejados por empresas que él sacó del ring con la ayuda de sus jornaleros y tontos útiles izquierdistas que siempre están dispuestos a hacer destrozos por doquier. Quita y pone gobernantes en países débiles, ocasiona golpes de estados blandos y tantas otras crisis. Desde luego que no es el único magnate de su tipo que está en la jugada, el “nuevo orden mundial” obedece más bien a un grupo de tipos y corporaciones similares que lo que menos quieren para el ciudadano común es que sea libre y sea pensante.

En nuestro país, es obvio que una conspiración de ese tipo se abalanza sobre sectores como la minería y las hidroeléctricas, o sobre la producción de palma africana, por ejemplo. ¿Se ha puesto a pensar usted que competidor internacional está atrás de boicotear a las empresas que fueron legalmente concesionadas en Guatemala para extraer minerales y/o explotar recursos hídricos para generar electricidad? ¿De dónde tienen tanto poder y dinero estas ONGs para comprar voluntades judiciales, comprar e influir en los medios de comunicación y la opinión pública y traerse al piso industrias enteras?

Cuando pienso en la ONU, el Foro de Sao Paulo, la Internacional Socialista y demás ratoneras similares, hoy más que nunca estoy convencido de que todos estos bandidos socialistas tienen socios “capitalistas” que desean el poder absoluto. Estas organizaciones, como dije, están forradas de dinero. De algún lado “legítimo” deben salir tan ilimitados recursos.

Circunscribiéndonos específicamente a la Patria, me he llevado tremendísima sorpresa cuando me entero del  “II Encuentro Ciudadano “Guatemala: ¿Estado Democrático o Estado Capturado?” a realizarse el miércoles 7 de marzo en el Centro de Convenciones del Hotel Camino Real. Un evento que Fundación Libertad y Desarrollo organiza junto con Helen Mack de la Fundación Myrna Mack. Sí Helen Mack, la tía de la ex ministro de Salud, Lucrecia Hernández Mack, ahora denunciada por serios actos de corrupción.

¿Cómo así que un ícono del sector empresarial organizado ahora venga a aliarse con una persona que se ha dedicado por décadas a succionar y chupar la sangre de la nación por medio de hacerse pagos de resarcimientos ilegales, poniendo muy mal el nombre de Guatemala por el mundo, que encarna la sucia agenda de destrucción y de revanchismo contra el Ejército y los oficiales que impidieron que Guatemala cayera en el comunismo? ¿Por qué invitar como entrevistados al simpatizante número uno de las FARC, el comisionado Velásquez y la más que cuestionada Fiscal Aldana -sí, esa que compró un edificio en la zona 5 por Q35 millones-, cuando ambos han tratado insistentemente de botar al Presidente, al Alcalde de Guatemala y al Congreso de la República, más el grupito de comentaristas de la izquierda pink que se autodenomina la sociedad civil? ¿Pero qué diablos es esa alianza? Ojo que el anfitrión del evento dijo hoy en la radio que no invitó a propósito al Presidente Jimmy Morales para “no hacerlo sentir mal”.

Definitivamente la Fundación Libertad y Desarrollo y su presidente no representan al sector privado de Guatemala. Los miembros del sector privado comprometidos con la libertad jamás pactamos con terroristas ni tratamos de congraciarnos con ellos. Jamás permitimos que estos se encaramen en las instituciones públicas. Sinceramente ¡Qué decepción!

¿Cuántas colas machucadas hay por allí, cuantos chantajes? O ¿es una alianza para tomar el poder total del país por un grupito pequeño y perverso, tipo Castro o Chávez, pero con socios muy ricos? Lo que menos parece es una alianza para la libertada económica, eliminación de privilegios y la completa apertura de mercados.

¿Tenemos uno o unos George Soros locales? parece que sí.

Pd. En días anteriores circuló en redes una versión de este artículo en las que se mencionaba a CACIF/FUNDESA en vez de la Fundación organizadora del evento en cuestión. Hacer caso omiso. En dichas organizaciones existen empresarios comprometidos con la vida, la libertad y la propiedad privada.

República es ajena a la opinión expresada en este artículo

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER