18° GUATEMALA
24/01/2023
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Elecciones Guatemala 2023
Elecciones Guatemala 2023
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Deportes
Deportes

El Arzobispo Oscar Julio Vian y su legado en Guatemala

Antonio Melgar
26 de febrero, 2018

La muerte del  Arzobispo Metropolitano Oscar Julio Vian Morales, deja en la sociedad guatemalteca un luto que sin lugar a dudas todos los sectores sienten, y como evidencia de todo esto la gran cantidad  de mensajes de pesar de diferentes, instituciones, organizaciones y funcionarios públicos que se divulgaron en cuando se dio a conocer el deceso de Monseñor la madrugada del sábado pasado.

El aprecio que desde entonces se ha evidenciado de parte de la sociedad guatemalteca, a mi juicio porque el Arzobispo Vian fue un personaje importante dentro de la sociedad, ya que por un lado al ser jerarca de la iglesia católica ocupo un estatus de líder de los feligreses católicos, y también fue alguien que dijo lo que creía seria lo correcto, y sin titubear los domingos en Catedral siempre daba su postura.

Al pertenecer al G4 también se manifestó critico ante los grandes desaciertos que cometieron las autoridades de turno, su mensaje siempre fue alentador y sobre todo de lucha contra la corrupción y que por supuesto no causo simpatía ni cayo en gracia por aquellos que pertenecen al sistema corrupto.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Es evidente que sus palabras en algún momento molestaron a más de algún funcionario o el ser crítico del sistema político cooptado pudo ser de alguna manera que causara comezón con algunos, es por ello que frases como; “hay un montón de gente inepta en buenos puestos, nuestros gobiernos no se preocupan por la familia. Donde están las viviendas de estas familias, dónde está la salud, dónde está la educación, qué está pasando en nuestra Guatemala”, no quedaran en el olvido.

Otra de sus frases fueron en muchas veces contundentes; “todo corrupto debe ser castigado”, “dejamos mucho tiempo ese congreso que caminara por su cuenta, y se fue formando ahí una especie de nido de ratas, que ahora nos está haciendo daño, pero hay que purificarlo”.

Creo que esas palabras fueron sus características, y se convirtió en la voz de los que no podían hablar, su fortaleza, sin lugar a duda tiene que ver con la lucha contra la impunidad y que todos los guatemaltecos deseamos que desaparezca y permita oportunidades para todos.

Pero las frases que son esperanzadoras para muchos, también deben ser recordadas y llevadas a la vida, “el punto clave está en la familia” y que hace un llamado a la reflexión de todos para pensar en la parte individual que estamos haciendo nosotros en nuestros entornos para cambiar ese mal que tanto daño le ha hecho a este país, el compromiso debe ser de cada uno de nosotros en la formación de valores sociales.

A mí parecer el Arzobispo además de ser un claro líder de la sociedad guatemalteca y de feligresía católica también un duro crítico de los males que afectan a la población y desde su espacio lucho por una mejor Guatemala, así que lo mejor es rememorar y entender que el futuro recae en la juventud y sus palabras: “Animo Jóvenes”.

Aunque haya fallecido, esto no significa que olvidemos todo lo que nos dejó, más bien imitemos su actuar y seamos entes de cambio, dispuestos a hablar por quienes no pueden hacerlo.

República es ajena a la opinión expresada en este artículo

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER