Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Urge la continuación de la lucha contra la corrupción

Antonio Melgar
11 de diciembre, 2019

La corrupción en Guatemala se considera como un mal que niega oportunidades de desarrollo y generación de espacios para que todas las personas tengan acceso a una vida digna y por eso es imprescindible que se haga un llamado a la reflexión para la erradicación de este mal.

El primer pensamiento que se me viene a la cabeza cuando se habla de corrupción, son los movimientos sociales de2015, en los que la ciudadanía en una manifestación de hartazgo por lo descarado del gobierno de ese entonces, se enriquecía con los impuestos que con el trabajo de todos el gobierno se capitaliza.

Aunque se puede decir, con lo que hemos visto ventilado en investigaciones, que este mal no está para nada cerca de terminar. 

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Los recursos económicos que provienen de los impuestos que la corrupción acapara, son para garantizar la educación, salud y seguridad para todos con el fin de establecer bienestar.

La corrupción lo que provoca es que no existan recursos económicos para brindarle a usted lo que necesita para satisfacer sus necesidades básicas y, que den equidad para los niños que viven en lo más remoto de nuestra nación.

Ese dinero que se va para la corrupción es el que mismo que serviría para que el sistema de salud de este país tengacondiciones adecuadas y que enfermarse no signifique un sinónimo de muerte, ya que no contamos con las condiciones mínimas para que el sistema de salud nos pueda curar.

Esos recursos que son destinados a la corrupción son los mismos que se utilizarían para garantizar la seguridad en todos los estratos sociales, es decir para que usted cuente con policías especializados y bien remunerados, que puedan luchar contra el crimen y no cedan ante los sobornos que el crimen organizado les garantiza con tal de estar al margen de la ley.

De igual forma todo ese dinero que se le da a los corruptos serviría para que existieran instituciones de justicia sólidas y, de esa manera no estaríamos en una realidad en donde la justicia es tardada y ciega sino al contrario, con la balanza justa.

Es una pena decir que la corrupción parece haberse vuelto algo propio de la sociedad y eso es algo que debemos cambiar, y es por eso que debemos decir que la lucha contra este flagelo debe continuar. 

Recordemos que la corrupción nos quita la oportunidad de dar comida a nuestros niños y educación, nos quita la posibilidad de vivir en este país, porque al final expulsa a las personas y las expone a los peligros de la migración. 

Por eso, el llamado es a luchar contra este mal y hacer sentir la necesidad que como ciudadanos necesitamos, para hacer patente nuestra exigencia para erradicar este terrible mal.

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR