Política
Política
Empresa
Empresa
Investigación y Análisis
Investigación y Análisis
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Agenda Empresarial
Agenda Empresarial

Alejandro Giammattei, el presidente electo de Guatemala

Antonio Melgar
14 de agosto, 2019

Alejandro Giammattei iniciará el próximo 14 de enero un nuevo gobierno, porque los guatemaltecos decidieron quien será el encargado del destino de este país y que se enfrentará a graves problemas que deben ser resueltos con inteligencia y prontitud y es por eso un hecho que estas nuevas elecciones dejaron un precedente en la forma de hacer la política en el país.

Un sin número de situaciones rodearon estas elecciones desde la llamada judicialización de la política, porque recordemos que fueron las cortes las que dejaron fuera de participar a personas como Thelma Aldana y Zury Ríos.

Es por estas razones que siempre nos topamos con acciones que hicieron de esta votación una elección muy atípica, diferente a lo que conocíamos, porque la mayoría nos dimos cuenta que estábamos frente a condiciones preocupantes ya que nuestra democracia sin lugar a dudas está en una posición débil.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Es esto una condición que debemos tomar en cuanta y que esta elección sea una lección aprendida para muchos, que posiblemente estamos hablando de nuevas condiciones para las próximas votaciones, pero seguramente serán necesarios acomodamientos si la intención principal es hacer robusto el sistema democrático del país.

Es por ello que cuando estamos frente a este proceso ya culminado, podemos hacer un recuento de los daños y establecer cuales fueron decisiones acertadas y cuales no pero lo claro es que con tropiezos y todo lo demás se realizaron las elección.

Hablando del Congreso, podemos decir que tenemos ahora una bancada dominante con la UNE, pero sin el ejecutivo que quedo en manos de VAMOS, y esperando la elección de magistrados para impartir la justicia en Guatemala por medio de las magistraturas.

Con estas condiciones ya vemos movimientos en las designaciones de futuros ministros de Estado, bastante pronto a decir de algunos que vieron a pocos días de la elección la conformación del Gabinete. 

El llamado se tiene que hacer ahora para dejar atrás sin lugar a dudas, un gobierno que tomó decisiones alejadas del interés de la población. 

El ahora presidente electo, debe también tener claro que si bien obtuvo la mayoría de votos, esto no representó mucha participación y de ahí podemos partir que necesita ganarse la confianza de una ya desconfiada ciudadanía. 





Alejandro Giammattei, el presidente electo de Guatemala

Antonio Melgar
14 de agosto, 2019

Alejandro Giammattei iniciará el próximo 14 de enero un nuevo gobierno, porque los guatemaltecos decidieron quien será el encargado del destino de este país y que se enfrentará a graves problemas que deben ser resueltos con inteligencia y prontitud y es por eso un hecho que estas nuevas elecciones dejaron un precedente en la forma de hacer la política en el país.

Un sin número de situaciones rodearon estas elecciones desde la llamada judicialización de la política, porque recordemos que fueron las cortes las que dejaron fuera de participar a personas como Thelma Aldana y Zury Ríos.

Es por estas razones que siempre nos topamos con acciones que hicieron de esta votación una elección muy atípica, diferente a lo que conocíamos, porque la mayoría nos dimos cuenta que estábamos frente a condiciones preocupantes ya que nuestra democracia sin lugar a dudas está en una posición débil.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Es esto una condición que debemos tomar en cuanta y que esta elección sea una lección aprendida para muchos, que posiblemente estamos hablando de nuevas condiciones para las próximas votaciones, pero seguramente serán necesarios acomodamientos si la intención principal es hacer robusto el sistema democrático del país.

Es por ello que cuando estamos frente a este proceso ya culminado, podemos hacer un recuento de los daños y establecer cuales fueron decisiones acertadas y cuales no pero lo claro es que con tropiezos y todo lo demás se realizaron las elección.

Hablando del Congreso, podemos decir que tenemos ahora una bancada dominante con la UNE, pero sin el ejecutivo que quedo en manos de VAMOS, y esperando la elección de magistrados para impartir la justicia en Guatemala por medio de las magistraturas.

Con estas condiciones ya vemos movimientos en las designaciones de futuros ministros de Estado, bastante pronto a decir de algunos que vieron a pocos días de la elección la conformación del Gabinete. 

El llamado se tiene que hacer ahora para dejar atrás sin lugar a dudas, un gobierno que tomó decisiones alejadas del interés de la población. 

El ahora presidente electo, debe también tener claro que si bien obtuvo la mayoría de votos, esto no representó mucha participación y de ahí podemos partir que necesita ganarse la confianza de una ya desconfiada ciudadanía.