19° GUATEMALA
26/09/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Entre luces y sombras

María Dolores Arias
21 de agosto, 2019

Entre luces y sombras finaliza el periodo de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, CICIG, muchos evaluaran sólo los beneficios de la comisión, otros se enfocarán en los perjuicios que ocasionó y algunos más buscaran evaluarla de manera objetiva para identificar las lecciones que deja un experimento como la CICIG.

La reciente actividad que organizó, dicha Comisión, para difundir lo que consideran su legado fue interrumpida por familiares y amigos de aquéllos que sufrieron el abuso de poder de la CICIG y del Ministerio Público, MP.  Esto generó la reacción en redes sociales que sólo muestra la polarización de la población en cuanto a la permanencia de la Comisión.

Como mencioné al inicio, las luces y las sombras de la CICIG después de doce años de funciones deben ser evaluadas y reevaluadas conforme pase el tiempo. El maniqueísmo de los obcicignados redujo la discusión a pro-CICIG igual a anti-corrupción y los anti-CICIG igual a pro-corrupción con lo que se perdió la oportunidad de entrar a discutir el tema de fondo,la justicia.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

La principal sombra que identifico es la pérdida del concepto de justicia, durante el periodo de la CICIG, hubo varios señalamientos sobre la presión que ejercieron en contra de los implicados para que testificaran contra los otros señalados, el caso emblemático de los hermanos Valdés Paiz que fueron llevados a juicio por el testimonio de Luis Mario Paz Mejía quién, poco antes de morir, le pidió al juez escuchara su rectificación de testimonio en el cual mencionaba que había sido presionado por investigadores de la CICIG para declarar en contra de los hermanos.

El caso de Juan Carlos Monzón que negoció su libertad a cambio de brindar información de los casos de corrupción del gobierno patriota.

Lo irónico del establecimiento de la CICIG es que se instaló para combatir la impunidad y fortalecer al MP con mejores técnicas de investigación. Sin embargo, son muy pocos los casos ganados por la CICIG y el MP. Esto me lleva a otra de las sombras, el tutelaje hacia el MP que lo ha debilitado más que fortalecido. 

El intento del comisionado Iván Velásquez de pasar las reformas constitucionales en materia de Justicia con el argumento de que oponerse a las misma era estar a favor de la corrupción, polarizó la discusión y se perdió la oportunidad de discutir los cambios fundamentales, de discutir el peligro de crear organismos con amplio poder discrecional y comprender el concepto de Estado de Derecho.

Una de esas luces que es importante reconocer fue el cuestionamiento del paradigma sobre el político corrupto intocable.  Las denuncias de casos como la Línea, sacudieron al tributario resignado a la extorsión y explotación. Indignaron a muchos la corrupción rampante y el descaro de muchos políticos corruptos y otros extorsionistas.

Las luces y sombras de la CICIG ayudaron al debate sobre la lucha contra la corrupción, desde el más simplón resumido en pacto de corruptos hasta aquéllos genuinos en búsqueda de entender su origen.  

Es importante comprender que la lucha contra la corrupción tiene dos componentes. El primero es perseguir, enjuiciar y encarcelar a los políticos corruptos o extorsionistas, así como a sus cómplices.  Esta es una acción reactiva y le corresponde principalmente al MP en la investigación y al Organismo Judicial al emitir sentencias apegadas a Derecho. Este componente es importante y se debe continuar.

El otro componente es preventivo y consiste en limitar el poder de los burócratas, reducir su poder discrecional, eliminar trámites innecesarios, reducir la tramitología y limitar al máximo el criterio de ventanilla.  El Legislativo y Ejecutivo son los principales responsables de combatir la corrupción.  

Las luces y las sombras de la CICIG seguirán siendo un tema de debate, un tema del cual más no vale aprender si queremos convivir pacíficamente.

@Md30

Facebook.com/Mda30


SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER