Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

El 2021 en tres puntos

Redacción
23 de diciembre, 2020

1. Elección de Corte de Apelaciones, Corte Suprema de Justicia y Corte de Constitucionalidad: El 2021 será un año importante para la justicia ya que se juntaron las elecciones de las 3 cortes principales del país. La elección de Cortes de Apelaciones y CSJ viene atrasada desde el 2019 y podría ocurrir en simultáneo con la de Corte de Constitucionalidad que será en abril. Sobre estas elecciones hay tres puntos que vale la pena resaltar: 

  • Cumplimiento de plazos: en el 2019 muchos advirtieron del problema que se volvería el hecho que se incumpliera el plazo para nombrar a magistrados de las Cortes de Apelaciones y Corte Suprema de Justicia. En el 2021 el problema podría ser aún mayor si ocurriera un escenario similar con la elección de Corte de Constitucionalidad. Cada vez se pone en mayor riesgo los principios republicanos y democráticos que sostienen el poco andamiaje institucional que tenemos.
  • Amparitis: estas elecciones se podrían ver aún más afectadas si las acciones que tomen los distintos actores involucrados pueden ser detenidas por medio de amparos injustificados. Hemos visto como la Corte de Constitucionalidad ha resuelto asuntos jurídicos de forma política causando más problemas que soluciones.
  • ¿Gloria Porras se reelegirá? Esta es una de las dudas más importantes para el futuro de la Corte de Constitucionalidad. Gloria Porras ha sido probablemente la magistrada que más ha influido en el desempeño de la Corte de Constitucionalidad en los últimos 10 años por lo que su posible salida podría significar un cambio significativo en la forma en la que ha operado la CC.

El asunto se complica ya que la CSJ esta encargada de nombrar a un magistrado titular y uno suplente para la Corte de Constitucionalidad por lo que queda la duda de si será la actual CSJ la que nombre o si se logrará elegir una nueva Corte Suprema de Justicia.

2. COVID-19: El COVID-19 provocó un cambio drástico en todos los países del mundo, poniendo a la luz la capacidad de los gobiernos de responder ante esta crisis sanitaria y posterior crisis económica. Guatemala ha sido uno de los países menos golpeados en ambos criterios a nivel regional, sin embargo, la capacidad del Estado de proveer la vacuna a la población, así como también mantener los casos a la baja supone un reto desgastante. Los tres asuntos principales que giran alrededor del COVID son los siguientes:

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER
  • Llega la vacuna: en el 2021 tendremos las primeras dosis de la vacuna para los guatemaltecos. Se espera que por lo menos 3 millones de personas estén vacunadas para finales del 2021, empezando por el personal de salud y luego las personas con mayor vulnerabilidad. Se estima que para retomar la normalidad se necesita un 75% de personas vacunadas por lo que no veremos la normalidad en un futuro cercano.
  • Segunda ola: el gobierno lleva espantando con el fantasma de la segunda ola poco después de haber finalizado la primera en julio. Se esperaba que la segunda ola llegara en octubre, luego en noviembre, después en diciembre y ahora dicen que será en enero. El gobierno debe estar preparado para una posible ola aún más grande que la primera, aunque puede que no ocurra así.
  • Recuperación económica: tuvimos la suerte o bendición de ser de los países que menor impacto económico tendrán en la región. Sin embargo, el gobierno debe ayudar a que la recuperación económica sea acelerada y permita a los guatemaltecos continuar con su vida. Para ello se necesita que el gobierno brinde flexibilidad a las empresas, estímulos a los individuos y certeza a la sociedad que la recuperación será un compromiso serio.

La COPRECOVID dejará de existir en el 2021 por lo que veremos de qué forma el Ministerio de Salud se hace cargo de las funciones que tenía dicha Comisión. Es importante continuar con las medidas sanitarias existentes, así como también con el semáforo que valdría la pena hacer ciertos cambios.

3. Congreso de la República: el congreso sin duda alguna ha generado polémica en el primer año de la legislatura. La agenda se vio interrumpida por el COVID-19 que terminó siendo el objeto de alrededor de la mitad de la producción legislativa del 2020. La crisis sanitaria, económica y política sirvió de excusa también para no elegir cortes por lo que ese problema será arrastrado hasta el próximo año. El Congreso de la República tiene estos 3 retos para el 2021.

  • Pendiente en agenda: en redacción final y por artículos se han quedado varias iniciativas importantes pendientes como la es la Ley de Interés preferencial, Ley de Leasing y Ley general de Infraestructura Vial. Algunas de estas iniciativas podrían mejorar la recuperación económica que necesitamos en este momento.
  • Reformas LEPP: el Congreso debería comenzar a discutir reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos si queremos que existan cambios importantes. Hacer una reforma con tiempo y bien estudiada permitiría evitar los problemas que tuvimos con la última reforma que no provocó cambios positivos.
  • Evitando mayor desgaste: los diputados deben evitar continuar con el desgaste que han tenido. A pesar de que se renovó una gran parte del Congreso, hemos visto cómo han continuado las mismas malas prácticas de legislaturas anteriores. La alianza oficialista sufrió algunos cambios como la salida del partido TODOS y algunos partidos como la UNE siguen debilitándose. 

El Congreso debe retomar una agenda propositiva con temas de relevancia nacional. Para ello se necesita un buen liderazgo capaz de reconocer las necesidades que tiene la sociedad y también capaz de generar los consensos necesarios para que el legislativo los apruebe.

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR