Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Lecciones aprendidas

Carlos Díaz-Durán
24 de diciembre, 2020

La adversidad nos hace más fuertes. Este año en mayor o en menor medida, el año fue adverso para todos. Las circunstancias adversas son parte de la vida y aunque sea difícil afrontarlas, siempre tienen un lado positivo: nos dan mucho para aprender y nos hacen más fuertes. Las lecciones que deja el año son diferentes para cada uno, pero es importante que nos detengamos y pensemos qué aprendimos. 

Como individuos, el aprendizaje puede estar en valorar a nuestros seres queridos, en ser más previsores para estar listos para tiempos difíciles, en ser más agradecidos o en cualquier otra cosa que nos haya dejado una lección y nos haya hecho más fuertes. 

Como país, el año también nos deja muchas lecciones. Tenemos que reconstruir nuestras instituciones, limitar el poder y seguir más de cerca el trabajo de nuestros gobernantes. La arbitrariedad y autoritarismo de nuestras autoridades, en los tres organismos del estado, son cada vez mayores y no podemos permitir que sea así. 

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Por otro lado, una vez más, este año nos ha permitido ver la resiliencia del país y lo solidarios que podemos ser los guatemaltecos. Golpe tras golpe y catástrofe tras catástrofe vimos a un gran numero de personas ayudando. Por otro lado, en la calle vemos que es posible actuar con responsabilidad para prevenir más tragedias. Las personas y las empresas se han adaptado para poder seguir adelante con sus actividades tomando las medidas de prevención correspondientes. 

Aprendimos mucho. Ahora nos toca poner en práctica las lecciones aprendidas para que estas valgan la pena. Quedémonos con todo lo bueno que nos deja este año y desechemos cualquier cosa negativa que nos pueda haber dejado. Las circunstancias siguen siendo adversas y muy probablemente lo seguirán siendo el próximo año. No pretendamos que el año nuevo borre mágicamente las dificultades que nos ha presentado este año. Lo que sí podemos hacer es enfrentar las dificultades más fuertes, con las nuevas herramientas que nos ha dado este año. 

Esta época es de celebrar, de compartir y de estar con las personas que queremos. Recordemos que las circunstancias este año son especiales. Estemos con los nuestros, celebremos y disfrutemos, pero con precaución y responsabilidad. Tomemos todas las medidas de prevención que sean necesarias para protegernos y proteger a las personas que nos rodean. ¡Felices fiestas!

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR