Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

La desnutrición debe y tiene que ser un tema de prioridad

Antonio Melgar
12 de febrero, 2020

La desnutrición es una materia pendiente para Guatemala, no de ahora sino de hace varios gobiernos, y lo grave es que si no se hacen ajustes drásticos al manejo de este problema ahora mismo, las consecuencias serán aún más lamentables. 

Sabemos que como resultado de la inacción, a la niñez se le está afectando doble, principalmente en aquellas regiones del país a donde la educación, el desarrollo y la salud no llegan y si lo hacen no alcanzan para todos, así que no hay duda que los más afectados siempre resultan ser los más vulnerables. 

Así que bajo este panorama, nos encontramos en que si bien es cierto  que existe una política de seguridad alimentaria y nutricional POLSAN, esta cuenta con brechas que no se han llegado a cubrir, dejando a las familias en una condición muy vulnerable. 

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Es por ello, que creo debemos primero tener en concreto una actuación ante un problema tan grave como esto en donde las dimensiones de disponibilidad, acceso, utilización y estabilidad sean consecuentes y se cumplan en una estrategia que sea eficiente y eficaz, capaz de resolver esta problemática de manera urgente. 

La población más vulnerable, en este caso la niñez guatemalteca se encuentra en una problemática verdaderamente seria por no contar con lo mínimo para sobrevivir en un país que es excluyente y que ha estado sumergido en las desigualdades del pasado. 

Es claro que debemos pensar en soluciones no solo temporales o que pretendan disimular,  sino atacar el fondo del problema. Así que el compromiso de gobierno en este tema, debe ser genuino y es necesario que involucre a todos los sectores, incluyendo la ayuda de la comunidad internacional. 

El camino sin lugar a dudas será complicado, y por eso esperamos que los procesos burocráticos no sean pretextos para generar corrupción en la implementación de presupuestos que de seguro se tendrán que dar para solventar tan complicada situación. 

Así que el llamado es a las autoridades, para que al momento de conocer las condiciones y las necesidades dejen de pensar en intereses particulares y generen una inversión estratégica comprometida a acabar con la desnutrición que afecta a miles de niños en Guatemala. 

Y digo lo anterior, porque a mi juicio hay quienes buscan comisiones ilegales y disminuyen la oportunidad de generar seguridad alimentaria y nutricional por el simple hecho de ganar dinero para sus propios bolsillos, no importándole lo que sufre la niñez.

Por eso es que confiamos en los buenos guatemaltecos, para luchar todos por la niñez, para que tengan mejores oportunidades y que al final alcancemos el desarrollo al poner nuestras esperanzas en su futuro. 

El gobierno hace bien al poner en la mesa este tema, ahora corresponde a los involucrados obtener los resultados que todos esperan. 


SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR