21° GUATEMALA
17/05/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Con P de pandemia, no de piñata

María Dolores Arias
15 de abril, 2020

La aprobación de deuda y ampliaciones presupuestarias nos demuestra que a los políticos les interesa más hacer “piñata” con los recursos aprobados que utilizarlos en la emergencia que representa la pandemia del Covid19.

En la mayoría de los países, en mayor o menor medida, los políticos están aprovechando esta crisis para conseguir más recursos que puedan despilfarrar, malgastar o malversar, además de adquirir cada vez más poder para intervenir en nuestras vidas, violar nuestros derechos individuales y no conformes con eso, intentan hacernos creer que todo es por nuestro bien.

Los politiqueros en Guatemala no son la excepción o tal vez, son el mejor ejemplo de la desfachatez que abunda entre los de su calaña. Las sesiones en el Congreso de finales de marzo y principios de abril son el mejor ejemplo de la bazofia que puede llegar al poder a través de un sistema electoral que promueve la mediocridad y le quita poder al elector.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Estas sesiones en el Congreso ejemplificaron la casi nula calidad del debate de las iniciativas, con honrosas excepciones, la mayoría hablaba sobre cómo estaban respondiéndole al pueblo, a sus electores al aprobar ampliaciones presupuestarias y préstamos, lo que obviaron decir es que sus allegados se beneficiarán en alguna mediday a los demás nos tocará pagar esos “beneficios”.

Casi Q20 mil millones de ampliación presupuestaria fueron aprobados de emergencia en tan sólo dos semanas, la mayoría de estos recursos serán utilizados para pagar los pactos colectivos firmados irresponsablemente, infraestructura vial, remozamiento de infraestructura, pago del servicio de la deuda contraída y programas forestales de años anteriores, entre otros. Pero ¿entonces cuánto se destina a la emergencia? Muy poco a lo sumo un 10%, eso si obviamos la corrupción del sistema.

El personal de salud de los hospitales públicos se queja de falta de insumos como material para su protección, medicamentos y equipo médico, si nos obligan a pagar impuestos para este servicio y además se aprueban préstamos y ampliaciones con la excusa de la emergencia ¿por qué carecen en los hospitales de estos insumos?

Los empresarios, fundaciones y asociaciones han donado recursos para habilitar y equipar hospitales ¿entonces por que no primero “inventariar” la ayuda antes de solicitar más dinero? 

Para los políticos la pandemia del Covid19 les ha caído como anillo al dedo, entre el miedo de los ciudadanos a contagiarse, la indiferencia o la ignorancia; les ha facilitado el camino para poder aprobar cosas que en otras circunstancias sería inimaginable.

Como tres ampliaciones presupuestarias en menos de 15 días que, sumadas, casi llegan a Q20 mil millones, préstamos por más de USD$800 millones, autorizar al Banco de Guatemala para emitir dinero y prestarle al gobierno, depender del permiso de un burócrata para ganarte la vida y ahora, depender de ese burócrata para que te “ayude” a sobrellevar la crisis económica exacerbada por sus decisiones políticas.

La P de pandemia ha servido para hacer “piñata” el dinero de los tributarios, ¿o es que acaso ya se anunciaron medidas para reducir el poder discrecional de los burócratas que reduzca la corrupción? ¿Acaso ya se anunciaron la reducción de trámites para operar las empresas o negocios? ¿Realmente piensa que esta crisis sanitaria ha convertido a los políticos y burócratas en ángeles celosos del buen uso del dinero del tributario?

En lugar de reducir el malgasto público, identificar las plazas fantasmas, la infraestructura fantasma, los pactos colectivos leoninos entre otras, la P de pandemia ha servido, como lo han demostrados otros estados de calamidad, para hacer “piñata” el dinero de los tributarios.

@Md30

Facebook.com/Mda30

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER