Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Migración, ¿hasta cuándo?

Salvador Paiz
21 de enero, 2021

Las duras imágenes de las últimas caravanas migrantes provenientes de Honduras nos han estremecido a muchos. Es imposible dejar pasar por alto el dolor y desesperación de esas miles de personas. ¿Hasta cuándo será la migración masiva parte de nuestra historia? 

Para miles de miles de centroamericanos, migrar a Estados Unidos es una decisión desesperada para salir adelante. Prefieren enfrentar un largo y peligroso camino hacia el norte, en un viaje de más de 2 mil 500 km, que seguir sumidos en pobreza. El caso de Guatemala no es la excepción. Es más, Guatemala es el tercer país con más población viviendo en Estados Unidos, después de México y El Salvador. 

Cerca de 15 por ciento de la población guatemalteca está en Estados Unidos y vive el “sueño americano”para dar sustento a su familia allá y en Guatemala a través de las remesas. Hoy, todos ellos, generan el 12.6 por ciento del Ingreso Nacional Bruto (PIB másremesas). Como nación, no hemos hecho nuestra tarea. No hemos logrado generar las condiciones necesarias para generar empleo localmente, para que todos los guatemaltecos (sin excepción) puedan encontrar una vida mejor en la nación que los vio nacer.   

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Hoy vemos una resurgimiento de la migración derivado de: (1) La presa acumulada que dejó de migrar por el cierre brusco de fronteras y movilidad a causa de la pandemia de Covid-19, (2) el nuevo desempleo generado por la contracción económica derivada de la pandemia de Covid-19 (vale la pena mencionar que, en Guatemala, nos ha ido mejor que el resto de Latinoamérica pero la afectación de sectores específicos ha dejado a muchos sin empleo), y (3) los mensajes confusos provenientes de Washington. Lanueva administración en Estados Unidos ha comunicado con claridad que los cambios de políticas migratorias no son como un “switch” que se pueda encender o apagar. Sin embargo, se aprovechan los mensajes confusos para vender falsas promesas y falsas esperanzas sobre las políticas migratorias. Susan Rice, asesora para el gobierno entrante del presidente Joe Biden, advirtió que los “Migrantes y solicitantes de asilo no deben creer a aquellos que en la región andan vendiendo la idea que la frontera estará totalmente abierta para procesar a todos desde el Día 1. No lo estará.”. 

No olvidemos que este resurgimiento de caravanas es distinto a las del pasado, ya que ahora suceden en plena pandemia. En un sondeo publicado, 21% de los migrantes dieron positivo a la prueba de Covid. Las condiciones de hacinamiento en las que viajan y la virulencia de esta enfermedad, representan un grave riesgo para Guatemala.

Tenemos una tarea urgente que hacer. No podemos seguir exponiendo a compatriotas a los riesgos que implica esta migración irregular. Existen varias acciones que podríamos llevar a cabo para contrarrestar esta situación. Por ahora, se me ocurren cuatro: (1) cambiar la lógica de la contratación para construcción de infraestructura, construyendo más kilómetros de carreteras con menos corrupción, (2)invertir más en el Organismo Judicial, pues es allí donde se encuentra el cuello de botella y dónde se estancan los casos de corrupción, (3) apostarle a planes como “Guatemala No Se Detiene”, con el fin deatraer inversión extranjera y así generar empleos a la escala necesaria, y (4) promover esquemas de educación dual o vocacional que otorguen competencias para plazas que hoy existen, pero se quedan vacantes.

Estoy seguro que todos los guatemaltecos queremos vivir en una nación próspera y en paz. Todos queremos que nuestros hijos crezcan en la tierra que nos vio nacer, y lleguen a ser ciudadanos de bien. Pero necesitamos encontrarle soluciones de fondo a esta tarea inconclusa. Urge definir soluciones prácticas para atender los detonantes de la migración. ¿Cómo generamos suficientes oportunidades laborales y que permitan optar por una vida digna sin necesidad de migrar? ¿Qué tenemos que hacer para que Guatemala sea un país próspero para todos? Ojalá logremos encontrar las respuestas a estas interrogantes, y así construir el país que tanto soñamos. 

www.salvadorpaiz.com

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR