Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Todos hablan de corrupción (pero nadie la estudia)

Redacción
05 de enero, 2021

Hace unas semanas una persona cercana a mí me preguntaba que a quiénes consideraba expertos en la problemática de la corrupción en Guatemala. Tras varios minutos de darle vueltas a mi cabeza no se me ocurría prácticamente ningún nombre salvo uno que otro analista que opina constantemente sobre el tema en redes sociales. Pareciera que todo el mundo tiene en la boca el asunto de la corrupción, pero muy pocos se han dado la tarea de leer, investigar o indagar de forma más profunda sobre este mal.

Algunos argumentan que el problema de la corrupción en Guatemala esta sobre diagnosticado, o por lo menos, que este fenómeno es tan evidente ante los ojos de las personas que no requiere mayor profundidad. Yo pienso que eso no podría estar más equivocado. La corrupción puede ser vista desde muchas perspectivas, explicada desde varias teorías y abordada desde muchos enfoques. Aportar conocimiento sobre este tema debería ser una prioridad para todos aquellos que se dicen o quieren ser referentes en las discusiones.

¿A que voy con esto? Que explicar la corrupción en nuestro país debe ir más allá de explicaciones simples o de narrativas que aportan muy poco a la comprensión efectiva de la corrupción y por lo tanto de las posibles soluciones a este flagelo. Muchos analistas han caído en ese problema, dejaron la investigación y el análisis de un lado y han tomado banderas para convertirse en porristas de una causa u otra. Necesitamos más y mejores argumentos y no mayores consignas, ataques y falacias.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

He de admitir que uno también cae a veces en explicaciones sencillas a fenómenos complejos. Al final, las personas siempre estamos buscando cómo simplificar de forma sencilla una realidad compleja. También he de reconocer que el fenómeno de la corrupción dentro del Estado o los gobiernos es una temática que se estudia poco a nivel académico, por lo menos en nuestro país. Incluso el enfoque de corrupción como un impedimento al desarrollo de países tercermundistas es un área que hasta hace no muchas décadas ha tomado relevancia a nivel regional y mundial.

Es por esto por lo que es necesario reconocer primero que este problema está lejos de ser diagnosticado en nuestro país, para luego comenzar a generar conocimiento que nos permita atacar la corrupción de mejor forma. Después, es necesario que aquellos interesados en el tema lean. Existe literatura interesante que permite tener una visión más amplia del problema, desde los incentivos que generan la corrupción hasta otro tipo de explicaciones como factores culturales y políticos. 

Atacar la corrupción también se puede hacer de muchas maneras como la eliminación de programas, privatización, reformar programas, reformas administrativas, leyes anticorrupción o sistemas de adquisiciones. Cada una de estas formas debe ser analizada y aplicada a nuestro contexto, para evitar que las soluciones traigan mayores problemas como ha ocurrido en algunas ocasiones. Para ello, es necesario que después de leer se investigue cómo opera la corrupción en el gobierno y el Estado, reconociendo que la corrupción no es un fenómeno uniforme en las instituciones, sino que pueden existir distintas formas de corrupción.

En fin, este es solo un primer acercamiento a la complejidad del fenómeno de la corrupción y de la necesidad de que aquellos que tienen un interés en el tema puedan contribuir de mejor forma a disminuirla. Formar expertos sobre la disminución de la corrupción, que tengan amplio conocimiento y experiencia en este tema nos podría encaminar hacia la elaboración de políticas específicas que combatan de forma efectiva y a largo plazo este problema.

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR