Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

La suerte está echada

Carolina Castellanos
19 de noviembre, 2021

El “tema del momento” sigue siendo el presupuesto de ingresos y gastos del gobierno para el año 2,022. Sé que a usted y a mí pareciera que no nos afecta de forma directa por lo que, generalmente, no le ponemos atención.  Al fin y al cabo, la historia se repite una y otra vez. Todo se reduce a componendas, transas, negociaciones oscuras y favores políticos. Cada año este bolsón de pisto crece enormemente pues, lejos de ahorrar como hacemos los que trabajamos y producimos todo ese dinero, los burócratas lo gastarán en un montón de cosas que no terminaremos de entender jamás.

Reitero, no le ponemos atención pues hay muchísimas cosas más que debemos atender en el día a día. Sin embargo, parte del problema ha sido que, como ciudadanos, no nos involucramos. Es tan grande y tan complejo de entender, que mejor ni le hacemos caso pues nos sentimos impotentes.

La suerte está echada, pero no para nosotros sino para tanto burócrata. Habrá cualquier cantidad de nuevas contrataciones a lo largo y ancho del aparato estatal. Para estos nuevos “servidores públicos” la suerte les llegó con moña y todo. El mismo Congreso se recetó un incremento de Q67 millones en su presupuesto, destinando una buena parte de esto a contrataciones de personal. ¡Suertudos los beneficiados con semejante gasto!

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

La palabra clave en todo esto es “gasto”. Resulta que hay una disminución de más del 17% en el monto de inversión que destina el gobierno en diferentes rubros, como infraestructura, por ejemplo. Su especialidad es hacer las cosas exactamente al revés de como deberían ser pues la inversión genera empleos formales y éstos, ¡más impuestos! 

Si hubiera una mejoría en la calidad de servicios que recibimos de tanta entidad pública, nos quejaríamos menos. El Ministerio de Salud, por ejemplo, tiene una larga trayectoria de robos sumado a un pésimo servicio. Se trata de vidas de personas como usted y como que son tratadas con el mayor desprecio (con las excepciones, que sí las hay, aunque pocas). El Ministerio de Educación, el otro que se lleva gran parte del presupuesto total, es el responsable de la deficiente calidad educativa que hay en nuestro país y que impide que salgamos del subdesarrollo al no contar con recurso humano capacitado para ejercer cualquier profesión con el nivel requerido en este siglo 21.

Los burócratas “chispudos” armaron pactos colectivos que impiden el despido del personal. La suerte está echada en ellos también pues pueden faltar a su trabajo, robar a manos llenas y ser mediocres sin correr el riesgo de ser despedidos. 

Demasiado dinero, muy mal gastado y robado a manos llenas, es el resultado de esta danza de millones, de favores y de acuerdos oscuros bajo la mesa. Se requiere un cambio total de sistema, como he escrito ya innumerables veces, empezando por reducir el tamaño del gobierno. Menos burocracia requeriría menos recursos.

Usted y yo haríamos una gran contribución si nos involucramos más en estos temas. Tenemos las redes sociales para exigir, denunciar, reclamar y señalar todo aquello que esté mal. “La unión hace la fuerza”, reza el viejo refrán. 

Nos toca seguir trabajando, produciendo, ayudando a quienes están a nuestro alrededor y mejorando nuestro metro cuadrado, siempre con la esperanza de vivir mejor, con dignidad y tomando mejores decisiones al momento de elegir a los futuros gobernantes.La suerte está echada

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR