Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Internacional
Internacional
Opinión
Opinión
Inmobiliaria
Inmobiliaria

La minería como estrategia nacional de desarrollo

Nicholas Virzi
09 de noviembre, 2021

¿A quién le interesa la minería? A todos. Numerosas industrias en todo el mundo dependen del suministro de materias primas minerales subterráneas. En particular, la dependencia de varias industrias de alta tecnología de las tierras raras es bien conocido. 

En 2015, Stephen Hume escribió un artículo que tiene más relevancia hoy que nunca, “La minería hace la vida posible”. Hume escribió como incluso las personas que usan bicicletas para reducir la huella de carbano usan productos que se fabrican en su totalidad con materiales obtenidos de la minería: acero procesado quemando carbón metalúrgico, algunas conmetales especializados como el titanio; caucho plástico y sintético obtenido a partir de productos petrolíferos.

Las computadoras y teléfonos inteligentes, señaló Hume, contienen hierro, titanio, aluminio, cobre, zinc, níquel, oro, plata, entre muchos otros productos de la minería. Los plásticos resistentes al calor están compuestos de butadieno, estireno y carbono. En fin, las emisiones totales de gases de efecto invernadero asociadas con una MacBook se calcularon en aproximadamente 460 kilogramos de dióxido de carbono. Incluso, un correo electrónico largo se estimóequivaler unos 50 gramos de C02. ¡El Internet resultaba tener una huella de carbono arriba de 300 millones de toneladas al año!

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

El sector minero es clave para la economía mundial. Según Statista, los ingresos de las 40 principales empresas mineras mundiales ascendieron en 2020 a unos $656 millardos, a pesar que el margen de beneficio neto de la industria minera se ha cortado por más de la mitad en la última década, del 25% en 2010 al 11% en 2020.

Un informe del 2015 del Consejo Internacional de Minería y Metales (ICMM, por sus siglas en inglés) explica la importancia de la minería para las economías del mundo. En particular, la industria de la minería y los metales hace una mayor contribución en las regiones más empobrecidas del mundo. Los canales más importantes son la inversión extranjera directa cuando empresas extranjeras invierten en operaciones de minería y metales; y exportaciones de productos mineros. De los 35 países que más dependían de la minería, la mayoría eran países en desarrollo. De los 70 principales, 63 eran países de bajos ingresos. El estudio concluyó que el impacto positivo es mayor cuando las empresas pueden trabajar junto con los gobiernos y las comunidades, basando las decisiones estratégicas en la sostenibilidad a largo plazo y los efectos multiplicadores que la minería puede tener en toda la economía.

Un estudio del Banco Mundial también revela como muchos países ricos en minerales de ingresos bajos y medianos habían logrado un fuerte crecimiento durante una década o más, impulsados ​​por una rápida expansión de sus exportaciones de minerales y un aumento de los precios de estos productos básicos. Este desempeño económico sostenido desmintió, según los autores, que el sector minero contribuye poco al crecimiento económico y desarrollo humano. El estudio mostró como países ricos en minerales distintos al petróleo habían experimentado mejoras significativas en sus notas del Índice de Desarrollo Humano (IDH), mayores que las mejoras reportadas por países sin minerales. Los beneficios provinieron de la inversión extranjera directa (IED), los ingresos por exportaciones y los ingresos fiscales. Asimismo, el impacto positivo del sector minero fue mucho más fuerte se complementaba con infraestructura y fuertes vínculos con otras industrias. El empleo relacionado con el sector minero fue más alto en países donde los vínculos eran fuertes, por lo que recomendaron una cooperación más fuerte entre los sectores público y privado para aumentar esos vínculos.

En Guatemala, el tema de la minería se ha vuelto cada vez más polémico. Sin embargo, las rentas de los minerales representan apenas un 0.316% del PIB,según los últimos datos disponibles del Banco Mundial, que son para el año 2019. Este dato representa un 67% del promedio reportado para la región Latinoamérica y Caribe. Las rentas totales de los recursos naturales representaron un poco más del 1.22% del PIB para el mismo año, lo que equivale a un 45% del promedio reportado para la región Latinoamérica y Caribe. En el caso de las rentas minerales, su valor en Guatemala ha caído más del 70% desde su nivel más alto reportado en 2011. En el caso de las rentas totales de los recursos naturales, su valor ha caído casi el 59% desde su nivel más alto reportado en 2014. En vez de incorporar al sector minero en una estrategia nacional de industrialización y desarrollo, Guatemala ahuyenta la inversión que podría contribuir a la explotación racional de sus recursos naturales. 

Mientras tanto, el país pierde oportunidades que otros países aprovechan. China, Indonesia, Brasil, Perú son países en desarrollo que figuran entre los primeros diez países mineros en el mundo. India sigue en la posición 11. De los países desarrollados, Estados Unidos, Australia y Canadá también están entre los primeros diez países mineros a nivel global. Los países desarrollados aprovecharon sus industrias mineras para enriquecerse, por lo que no deberían de oponerse al aprovechamiento que les pudiera sacar un país como Guatemala. 

En el caso de las rentas minerales, representaban para Canadá un porcentaje de su PIB en 1970 más del 400% más que lo que representaban como porcentaje del PIB para Guatemala en 2019. En el caso del total de recursos naturales, representaban para Canadá casi el doble en 1970 de lo que representaba para Guatemala en 2019. Si se toma en cuenta la diferencia enorme entre el PIB de los dos países, las rentas derivadas del total de recursos naturales en dólares corrientes para Canadá son 35 veces el valor que representan para Guatemala. En el caso de rentas minerales, son 7 veces más.  

Guatemala tiene el derecho de sacarle provecho a sus recursos naturales de la mejor forma, así como lo hicieron los países que hoy son ricos, y los países que van en camino a ser ricos, como lo es el caso de China.  

Guatemala es un país en desarrollo que requiere de un incremento exponencial en su proceso de industrialización para lograr el nivel de crecimiento económico que mitigue la pobreza y reduzca la migración. Su aprovechamiento minero debería de forma parte integral de su estrategia de desarrollo. 

SÍGUENOS EN
TE PUEDE INTERESAR