23° GUATEMALA
23/01/2023
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Elecciones 2023
Elecciones 2023
Vive
Vive
Opinión
Opinión
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria
Deportes
Deportes

¡Sí se puede!

Carlos Díaz-Durán
04 de febrero, 2021

En Guatemala existen muchas oportunidades las cuales frecuentemente no se materializan  por falta de voluntad o por obstáculos burocráticos que vuelven poco eficientes o inoperantes los proyectos. Sin embargo, cuando existe voluntad, se puede. 

Soy firme creyente que uno de los obstáculos más grandes para el verdadero desarrollo de nuestro país es nuestra pobre infraestructura. Carreteras cayéndose a pedazos y calles mal planificadas que hacen que los tiempos de traslado de personas y mercancías sean demasiado largos y costosos. Cuando se trata de mercancías el tiempo de traslado nos resta competitividad; cuando se trata de personas el tiempo que se pierde resta calidad de vida. Nuestra pobre infraestructura se debe en gran medida a la corrupción en la ejecución de fondos públicos y a la falta de mecanismos funcionales que viabilicen la inversión público-privada en infraestructura. 

La semana pasada fue inaugurado un nuevo paso a desnivel en la Ciudad de Guatemala, bautizado por la Municipalidad como Paso a Desnivel Cayalá. El proyecto nace como una iniciativa de vecinos organizados con el fin común de mejorar la calidad de vida tanto de los vecinos del área, como de las miles de personas de las áreas aledañas que transitan en sus vehículos todos los días sobre el Bulevar Rafael Landívar. Este proyecto se presenta como una solución, no solo para los vehículos, sino que también facilita la circulación peatonal en el área, que se hacía muy peligrosa al tratarse de una vía tan transitada en la que no existían pasarelas. 

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Los vecinos tuvieron la visión y se organizaron para ir adelante con el proyecto, para lo cual hicieron aportes económicos y donaron su tiempo para gestionar el proyecto. La obra que hoy es una realidad y que ya mejora la circulación en el área, fue construida principalmente con fondos privados: los aportes voluntarios de los vecinos. Sin embargo, la Municipalidad de Guatemala hizo un importante trabajo viabilizando el proyecto con las autorizaciones correspondientes y con fondos y trabajos complementarios necesarios. 


Tuve el privilegio de apoyar a los vecinos en la estructuración y acompañamiento legal del proyecto. Esta experiencia me hizo ver en primera fila y ser partícipe de que con voluntad y el acompañamiento legal adecuado estas cosas son posibles. Los mecanismos legales existen, solo es necesario encontrarlos y aprovecharlos. No es trabajo fácil. En el caso del nuevo paso a desnivel, requirió de esfuerzo y perseverancia de los vecinos por años, sin embargo, estos esfuerzos ya dieron resultados. 

El Paso a Desnivel Cayalá, es un hito que abre la puerta a más proyectos a través de esfuerzos público-privados. Esperemos que este proyecto sirva de ejemplo a más municipalidades para el desarrollo, no solo de infraestructura vial, sino que de otro tipo de proyectos de interés de los vecinos que se pueden lograr de forma eficiente uniendo esfuerzos entre privados y públicos. 

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER