17° GUATEMALA
15/05/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Las vacunas y sus paradigmas

Salvador Paiz
08 de abril, 2021

Todos los días recibo cadenas que desprestigian las vacunas contra el Covid-19. Es impresionante el nivel de desinformación que circula en redes. Me preocupa que muchos se estén dejando llevar por esta información falsa y actúen en base a ella. 

Cuando un virus, como el Coronavirus, invade un organismo, ataca y se multiplica. A esta invasión se le llama infección y es la que causa la enfermedad. El organismo comienza a tratar de defenderse, sin embargo, puede tardar varios días en vencer a la enfermedad y, en algunos casos, falla. Las vacunas brindan protección ante este tipo de enfermedades.  Cuando una persona se vacuna, su cuerpo produce un tipo de glóbulos blancos (llamados linfocitos T y B) que tienen dos funciones: producir defensas contra el virus (anticuerpos) y convertirse en células “memoria”. Estas “recordarán” cómo combatir el virus cuando el organismo se vea expuesto a él. 

Hasta el momento, la CDC, la OMS y otros organismos internacionales, afirman que las vacunas autorizadas son seguras y efectivas. Sin embargo, estas no implican protección inmediata. Obligan a guardar cuarentena, como precaución, de hasta 28 días. De no tener esos cuidados, la vacuna no nos protegerá como esperamos. Esto no significa que estas no sean efectivas.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

La eficacia de una vacuna se mide a través de ensayos clínicos en el que participan miles de personas. Se divide el grupo en dos, a uno se les inyecta un placebo y al otro se le inyecta la vacuna. La eficacia de la vacuna se determinará al calcular quiénes de los sujetos se infectaron de Covid-19 y el grupo al que pertenecen, y esto se compara. El porcentaje de efectividad indica qué tan probable es que una persona se enferme si se expone al Covid-19 relativo a una persona que no haya recibido la vacuna. 

En la historia de la sociedad moderna, nunca se había logrado una vacuna autorizada y segura en un plazo tan corto. La enfermedad es real. No, no se trató de una conspiración para controlar a la humanidad. Hoy debemos celebrar que el mundo entero se esté vacunando. 

En el caso de Guatemala debemos acelerar el paso. En Estados Unidos hoy se vacuna a casi 1 (0.9) de cada 100 personas por día. En Israel se lograron vacunar a 2.14 personas por cada 100, por día. En Guatemala vamos por el 0.02 por 100 personas al día. Necesitamos movilizar un esfuerzo de una escala muy diferente. Asumiendo que viene la vacuna en 15 días, la duda real es nuestra capacidad logística de vacunación a la escala requerida.

Recordemos que al vacunarnos no solo nos estamos protegiendo a nosotros mismos, también protegemos a los demás. A esto se le conoce como el efecto de inmunidad colectiva o de rebaño. Mientras haya menos personas de alta probabilidad de contagio dentro de la sociedad, hay menos probabilidad de transmisión. 

Esto ya ha sido demostrado en algunos países, como Israel. Hasta el momento, Israel ha logrado vacunar contra Covid-19 a 60 por ciento de su población. Ellos iniciaron con este proceso desde diciembre de 2020. Conforme han ido avanzando, la curva de contagios ha caído dramáticamente. Pasaron de tener 8000 casos de contagios en enero de 2021, a 325 el 6 de abril. 

La realidad es que todas las vacunas autorizadas han demostrado ser altamente efectivas en lo que más importa: prevenir hospitalizaciones y muertes. Por favor, reflexionemos antes de compartir información en redes. Preguntémonos: ¿es esto verdad y verificable? ¿es esto bueno? ¿es esto necesario?. No nos dediquemos a desinformar más. Enfoquémonos en información de valor que sume y ayude. Nuestro futuro depende de ello. 

www.salvadorpaiz.com 

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER