20° GUATEMALA
18/05/2022
Política
Política
Economía
Economía
Finanzas
Finanzas
Emprendimiento
Emprendimiento
Premium
Premium
Vive
Vive
Guatemala
Guatemala
Migrantes Chapines
Migrantes Chapines
Inmobiliaria
Inmobiliaria

Legalizar inmigrantes sería rentable para EEUU

Melanie Müllers
07 de julio, 2021

Incluso antes de que llegara el COVID-19, los empleadores agrícolas enfrentaban una grave escasez de mano de obra además de un sistema de visas temporales en la agricultura H-2A inviable. Los trabajadores agrícolas con visas H-2A no pueden escoger al empleador pero pueden regresar a los EE.UU. temporada tras temporada, pero sin oportunidad para quedarse de forma permanente. 

Más de un tercio de los trabajadores agrícolas en los EE.UU. son indocumentados y carecen de protección,  a medida que el COVID-19 ejerce una mayor presión sobre la cadena de suministro de alimentos de los EE.UU. es más importante tener un sistema de visa H-2A viable y establecer una vía para que los trabajadores agrícolas eventualmente obtengan la ciudadanía en los EE.UU. 

En 2021, el Congreso debería tomar medidas rápidas para reformar el sistema de visas H-2A, hacer que las visas sean más flexibles y crear un camino hacia la legalización para los trabajadores agrícolas.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

*Más de un tercio (36,1%) de todos los trabajadores agrícolas son indocumentados 

*En algunos estados, la proporción de trabajadores agrícolas nacidos en el extranjero supera el 75%: en Florida, el 77,4% de los trabajadores agrícolas son nacidos en el extranjero, en Arizona, el 80,4% 

Hay muchas razones de peso por las que tener una gran población indocumentada es un problema para la sociedad, porque socava la ley y el orden, permite una economía sumergida que es más difícil de regular. Sin embargo, aunque la población indocumentada con frecuencia es objeto de duras críticas, los datos muestran que una gran cantidad de los casi 12 millones de inmigrantes indocumentados están trabajando, pagando impuestos e incluso comenzando sus propios negocios. También desempeñan un papel integral en la economía, a menudo ocupando puestos de trabajo en la agricultura, la construcción y la hostelería que de otro modo quedarían vacantes.

La mayoría de los inmigrantes indocumentados llegan a los Estados Unidos debido a oportunidades laborales. Tienen muchas más probabilidades que el resto de la población de estar en el mejor momento de sus años laborales, con edades comprendidas entre los 25 y los 64 años. Los estudios también indican que los inmigrantes indocumentados no están desplazando a los trabajadores nacidos en Estados Unidos, más bien, están ocupando puestos que pocos estadounidenses están interesados ​​en realizar.  Contrariamente a la retórica popular, la inmigración indocumentada no está relacionada con un aumento en las tasas de criminalidad en Estados Unidos. Entre 1990 y 2013, un período en el que el número de inmigrantes indocumentados se triplicó, la tasa de delitos violentos en los EE.UU. se redujo en un 48%.  La gran mayoría de los inmigrantes indocumentados están trabajando y pagando impuestos, pero no son elegibles para la mayoría de los beneficios federales, son contribuyentes netos a los programas de Medicare y Seguro Social. En Florida y Arizona, estados con grandes poblaciones indocumentadas, los inmigrantes pagan más en impuestos estatales y locales de lo que obtienen en recursos públicos para la educación cada año.

Si el Congreso proporciona un camino hacia la legalización para los millones de inmigrantes indocumentados que ya están en EE.UU., los beneficios económicos serían considerables. Si bien el estatus legal aumentaría el acceso a una variedad de programas de beneficios públicos, también permitiría a los inmigrantes recién legalizados buscar nuevas oportunidades laborales, aumentando la productividad y los ingresos. El aumento correspondiente en el gasto de los consumidores y los ingresos fiscales ayudaría a los gobiernos locales, estatales y federales a compensar los costos asociados y  si adicionalmente se requiriera a los inmigrantes indocumentados en vías a legalizarse, que paguen impuestos atrasados, los ingresos fiscales de EE.UU. verían un aumento adicional. ¿Qué esperan?

SÍGUENOS EN
SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER